"Creo fielmente que la salud está vinculada con la producción ecológica"

Con una amplia sonrisa y con una mirada llena de aire fresco, propio de quienes están rodeados de la energía de la naturaleza y alejados de lo tóxico que mueve lo urbano, llegó a nuestra redacción con dos cajas de moras y frambuesas. Algo que no dudamos de probar con ella tras finalizar la entrevista en nuestro set de grabación de AtlánticoHoy. 

Nuestra invitada nos explica los motivos esenciales para consumir productos locales ecológicos y nos comparte cómo surgió la idea de crear Aires del Apartadero. Hoy es tendencia consumir productos de proximidad y sostenibles. 
En estos momentos, según los últimos datos facilitados por la Fundación Comercio para el Desarrollo (COPADE) el 54 % de las mujeres que deciden  emprender en España en el mundo rural son mujeres, la mayoría son autónomas. El sector agroalimentario, el ecoturismo y agroturismo representan una oportunidad en el mercado laboral.
Conocemos a continuación la historia de Lydia Domínguez.

Vídeoentrevista Lydia Domínguez | ATLÁNTICOHOY

¿Qué es lo que te motivó a dedicarte a la agricultura ecológica y convertirte en una emprendedora del sector?

Trabajé durante diez años en una bodega y sentía que estaba encerrada en cuatro paredes e iba totalmente en contra de mi naturaleza. Y una vez que salí de la bodega se me desarrolló una sensibilidad por el mundo rural, por la agricultura, algo que no tenía anteriormente. Soy consumidora de productos ecológicos desde hace muchos años y creo fielmente que salud está vinculada con la producción ecológica y, sobretodo, por poner un granito de arena hacia un camino más sostenible y positivo para todos. 

"Apartadero significa para mí como un lugar que está apartado de aquello que nos intoxica, fuera de toda distracción que nos produce las grandes ciudades que son necesarias también".


Aires del Apartadero ¿Por qué este nombre?
Aires porque azota mucho el viento en la finca y apartadero porque la calle se llama así. Pero para mí tiene un significado mucho más profundo. Apartadero significa para mí como un lugar que está apartado de aquello que nos intoxica, fuera de toda distracción que nos produce las grandes ciudades, que son necesarias también. Pero es verdad que nuestra finca está apartada, pero que quiere conectar con esa parte de la sociedad que está "apartada" del mundo rural.Y es necesario a veces conectarse. Aire para mí es sinónimo de libertad y de fluir hacia el camino que yo quiero seguir de mi vida.

¿Por qué moras y frambuesas, algo tan especializado? ¿Qué servicios ofreces?
Empecé este proyecto con otro compañero, que estuvimos unos seis meses juntos, y luego lo he continuado sola . Desde el principio nos dimos cuenta que toda la frambuesa y moras que llegaba a Canarias procedía de la península, con ello estaba generando una huella de carbono. Entonces comenzamos por el arándano, pero no se dio. Y al probar con las moras y frambuesas se nos dio más o menos bien.
t
Detalle del envase libre de plástico | ATLÁNTICOHOY
"Cada vez estamos más encaminados a conocer el agricultor que nos surte la fruta y la verdura que comemos diariamente y se valora mucho más a quienes ponemos cara"

De la opinión de tus clientes que te reflejan en las redes y en el cara a cara ¿Con qué te quedas sobre tu labor?

Valoran mucho que no tiene nada con las que ellos han probado y que viene de la península que la tienen que recolectar verde, una fruta que es tan delicada, y que a los cinco o seis días ya está estropeada. La ventaja que tengo yo aquí es que la recolecto justo en su punto de maduración, y eso quiere decir que está más madura y en su punto de azúcares porque hay que tener en cuenta que no coge azúcares una vez está recolectada. Ese es el valor principal que está súper dulce. 

Hoy en día la relación de proximidad y la confianza que se transmite
es un valor preciado por el consumidor ecológico ¿Qué crees de esto? Compártenos tu experiencia. 
Cada vez estamos más encaminados a conocer el agricultor que nos surte la fruta y la verdura que comemos diariamente y se valora mucho más a quienes ponemos cara. Para mi un valor principal, si yo soy una ‘pequeñita’ empresa, pues vender a otras ’pequeñitas’ empresas para así generar más economía local entre todos. Y ayudarnos.

Fuiste elegida por Fademur (Federación de asociaciones de mujeres en el medio Rural) para acudir al Primer encuentro Estatal de emprendedores Ruraltivity (lanzadera de emprendimiento en el medio Rural) ¿Qué conclusiones sacaste de ese encuentro?
Hay una problemática con el mundo rural porque hay un abandono de las zonas rurales, en toda España, y es algo que está ahí. Entonces bueno es que te nutres en ese tipo de encuentros, porque habitualmente estás aislado en tu trabajo en la zona rural, y te enriqueces de esa conexión que hay con otras personas. Con mujeres que en otros puntos de España pues también están haciendo eso, su labor en el mundo rural y es super bonito esa labor de recuperación del campo.
H
Un instante en que Lydia se le ve trabajando en su finca | FACEBOOK 'AIRES DEL APARTADERO'

¿Hay una oportunidad de empleo en el campo?
Totalmente, la agricultura ha generado mala fama porque cuando le dices a alguien soy agricultora te responden que eso es muy sacrificado. ¿Es sacrificado? sí, pero es que antiguamente cuando no tenías otra cosa te tocada trabajar en la agricultura o porque sus padres vivían de eso y terminaban dedicándose a eso. Ahora mismo la gente que está metida en la agricultura es porque realmente quiere y ama lo que hace. Es tan bonito trabajar con plantas, el entorno, y es tanto lo que te aporta que yo creo que son muchos más los beneficios que los sacrificios.  

¿Qué opinión tienes sobre que la ecología no es un lujo y si un elemento vital para la economía?
A mí que estoy introduciéndome en este mundo, y se sabe que hay muchas hectáreas que jamás y nunca se podrán cultivar por el abuso de químicos, pienso que es el futuro la ecología, en general, hacia la recuperación de la tierra y sobretodo vincularlo con el tema de la salud. Porque está comprobado que cada vez quitan más veneno del mercado, las restricciones en los productos. Luego el producto ecológico no tiene nada que ver en el aroma y el sabor con respecto a otros que no lo son.  No es un lujo lo que se paga. Es más sacrificada la agricultura ecológica ante determinada plagas o hierbas que no puedes usar productos químicos. Es mucho más manual que la agricultura convencional, pero al final lo estás ganando en salud. Es una inversión de salud para ti a largo plazo. Invertimos en otras cosas que no tienen tanta relevancia, ni sentido para nosotros. La alimentación es nuestra base y creo que no es una inversión que deba considerarse como un lujo.