La cuarentena, el rival inesperado de la contaminación en Canarias

El doctor y catedrático en Ingeniería Mecánica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Roque Calero, estima que las restricciones que afectan a la movilidad por el estado de alarma decretado ante la propagación del Covid-10 evitarán la emisión de 90.000 toneladas de CO2 a la atmósfera en Canarias.

Calero ha ofrecido a Efe este cálculo, para el que ha tenido en cuenta la merma del tráfico y la flota de vehículos de las islas, además del tiempo, 14 días, durante el que, inicialmente, estará vigente este estado de alarma.

A su juicio, el confinamiento decretado como medida de contención al Covid-19 reducirá notablemente la presencia de partículas de óxido de nitrógeno y óxido de azufre en el aire del archipiélago.

El catedrático, especialista en optimización de sistemas energéticos en desalación y movilidad eléctrica, entre otras áreas, ha estimado que en estos 14 días de cuarentena obligatoria circulará en torno al 25 % de la flota de vehículos habitual en las islas.

Mejora de la calidad del aire

Según esta estimación, y usando los datos estadísticos disponibles, “en números redondos se dejarían de emitir unas 180.000 toneladas de CO2 cada mes”, ha referido.

Además, pese a que no se dispongan de los datos suficientes para hacer un cálculo, afirma que la reducción del número de barcos y aviones también tendrá una repercusión en la mejora de la calidad del aire y el agua en las islas.

Roque Calero ha destacado que estas restricciones a la movilidad “se dan en una situación extraordinaria de parón de la actividad económica” motivada por la crisis sanitaria desatada por la pandemia del Covid-19.