Más de 500 llamadas diarias al teléfono de emergencias sociales en Santa Cruz

El Ayuntamiento de Santa Cruz ha reforzado el teléfono de atención de las emergencias sociales ante el incremento de la demanda de los últimos días, pues en menos de una semana se han recibido más de 500 llamadas diarias.

Por ello el Instituto Municipal de Atención Social ha incorporado a más trabajadores sociales y teleoperadores, además de incrementar el horario de atención al público, para que ninguna persona se quede sin ser atendida, afirma el Ayuntamiento en un comunicado.

El consistorio, ante la situación de emergencia originada por la propagación del Covid-19, ha intensificado la red de recursos sociales con la ampliación del servicio de atención telefónica de cita previa, que ampliará su horario para atender a las personas que lo necesiten a través del número gratuito 900 111 333 desde las 8 hasta las 15 horas, de lunes a viernes.


Trabajando sin descanso para facilitar alimentos
 

El objetivo es poder seguir dando cobertura en el menor tiempo posible a las personas que acceden a los servicios sociales del Ayuntamiento y, en especial, a quienes solicitan la ayuda de alimentos.

La ampliación del servicio de atención social del Ayuntamiento se hará efectiva a partir de este martes debido al gran volumen de llamadas recibidas en la última semana tras el estado de alarma dictado por el Gobierno de España.

La concejala de Atención Social y Viviendas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Marta Arocha, explica que desde el IMAS se trabajando sin descanso para poder facilitar alimentos en estos momentos tan complicados a las familias del municipio que lo necesitan.

El suministro de agua y luz queda garantizado 

Arocha detalla que “aunque atravesamos un momento delicado por la pandemia del Covid-19, continuaremos trabajando para seguir atendiendo telefónicamente y con garantías a todos los usuarios que lo requieran”.

Asimismo, se recuerda a la ciudadanía que es responsabilidad de todos y todas realizar un uso responsable del servicio telefónico, ya que es prioritariamente para urgencias sociales relacionadas con la alimentación.

De acuerdo al decreto municipal firmado por la alcaldesa, Patricia Hernández, y en referencia al punto 2 de las medidas sociales, el Ayuntamiento “garantiza el suministro de agua y luz a los hogares de Santa Cruz”, por lo que las familias más vulnerables no deben preocuparse por el desabastecimiento de estos bienes.