El Tenerife B se consolida en lo más alto de Tercera

La vigésimo cuarta jornada de la Tercera División deja a un claro vencedor. Hablamos del Tenerife B, equipo que vuelve a vencer y mantiene el liderato de la categoría, aventajando al Mensajero (rival más directo hasta la fecha) en seis puntos. Los palmeros se dejan puntos por el camino por segunda semana consecutiva y caen a la tercera plaza, Mientras que en la zona baja, el Estrella venció en su duelo directo ante Los Llanos, gracias al tanto de Raúl Also, y se coloca cerca de la permanencia. 

Las Palmas C goleó al Yaiza (0-3) y se sitúa en la segunda posición

El Virgen de Las Nieves recibía al líder de la categoría. En una plaza difícil, el conjunto dirigido por Leandro Cabrera 'Mazinho' salió victorioso y dando una buena imagen. Los blanquiazules se adelantarían pronto en el marcador, gracias a un gol de Josué en el minuto 9, lo que permitía a los visitantes el jugar con menos presión. Todavía en el primer acto, el Tenerife B anotaría el segundo gol para sentenciar el partido. 
El Mensajero prolonga su mala racha sin conocer la victoria y se aleja de la cabeza de la tabla clasificatoria. El conjunto de Mingo Oramas se dejó dos puntos en su visita a Tasagaya frente a un combatiente Unión Güímar, que vuelve a sumar en su lucha por alejarse de los puestos de descenso. El güimarero Kevin, con su gol en la segunda parte, igualó el tanto inicial de rojinegro Chema. 
Las Palmas C retomó la senda del triunfo al doblegar, en Montaña la Cinta, al Unión Sur Yaiza. El cuadro de Ángel Sánchez le arrebata la segunda plaza del grupo canario de la Tercera División a un Mensajero, que tan solo pudo empate en su visita a Tasagaya. El segundo filial amarillo venció sin excesivos apuros al conjunto de Juan Antonio Machín, merced a los tantos de Kirian, en la primera parte, y de Siverio y Benji, tras el paso por vestuarios. 
El Estrella logró este domingo, ante un rival directo como Los Llanos, un vital triunfo. Todo ello gracias a un solitario gol de Raúl Also, con el que se acerca a la superficie de la zona roja que marca el descenso.