El incendio arrasa más de 300 hectáreas

El Cabildo de Tenerife ha informado este martes que aún continúan los trabajos para tratar de controlar el incendio en Chasna y siguen en las labores de extinción 34 efectivos de la Corporación insular, 43 de la Unidad Militar de Emergencia (UME), 11 del Cabildo de Gran canaria y ya son helicópteros, dejando 330 hectáreas, con la zona más activa es la parte noreste.

Los expertos del Cabildo de Tenerife apuntan a que ha podido ser provocado de forma intencionada o por una negligencia, ya que no se ha dado ningún fenómeno natural capaz de encenderlo

Este lunes, en rueda de prensa, el consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, ha explicado que la zona afectada por el fuego se ha extendido desde las 100 hectáreas que se medían por la mañana hasta las 220 de la tarde y que ya superan las 300.

Valbuena descartó que el incendio pueda afectar a ningún núcleo de población de la isla, puesto que el más próximo, el de Vilaflor, se encuentra a cinco kilómetros de distancia y "no es previsible" que el fuego afecte a los caseríos de la zona.

"La única ventaja de que sea una zona de difícil acceso es que no hay cerca ningún núcleo de población o cultivo que pueda provocar daños personales o económicos", indicó el consejero.

Las llamas han afectado a zonas altas de los municipios de Vilaflor y Granadilla de Abona, en el entorno del paraje conocido como Paisaje Lunar, por encima de la pista de Madre del Agua y por debajo de Montaña de la Arena.

El consejero de Medio Ambiente de Tenerife también subrayó que el trabajo realizado por los efectivos movilizados contra este incendio forestal ha sido "muy intenso", especialmente en la noche del domingo, que fue "complicada", debido a que no era fácil trabajar en el terreno sin conocer "la configuración del fuego".

Valbuena hizo hincapié en que, a diferencia de un incendio en verano, es positivo que no haya condiciones extremas en cuanto a temperatura, pero ha comentado que el viento en este caso "no ha jugado a favor".

El consejero también informó de que esperan que este martes lleguasen a Tenerife los dos hidroaviones que han solicitado al Gobierno central y ha explicado que no se han pedido porque los helicópteros "no sean suficientes", sino porque el incendio ha ido "ganando cota".

A la altitud a la que se encuentra el fuego, los helicópteros tienen menos operatividad, mientras que los aviones forestales tiene "más posibilidades de actuación".

Unos 120 efectivos trabajan desde el domingo en la zona afectada y es en el frente oriental del incendio donde existe actualmente mayor dificultad, ya que afecta de una zona de difícil acceso, según ha informado José María Sánchez, miembro de Brigada Forestal (Brifor) del Cabildo y director del dispositivo.

Sánchez apuntó que el aviso de incendio se recibió en la noche del domingo, a las 21.50 horas, cuando un senderista que caminaba por el Paisaje Lunar llamó para alertar de la emergencia.

El director del dispositivo señaló que, en la zona de inicio del fuego, este "corre ladera hacia abajo con pendiente en contra y pendiente a favor", lo que provoca una extensión rápida.

José María Sánchez también resaltó la dificultad de acceso, puesto que solo se puede llegar a ese lugar a pie y "hay que caminar mucho con pendientes medias que van desde el 40 por ciento hasta el 100".

Según este experto del Cabildo, se ha podido evitar que el fuego llegase a la zona del Campamento del Agua, uno de los objetivos "primordiales" que habían marcado las Brigadas Forestales.

El miembro del mando técnico de Brifor afirmó que las labores de liquidación de las llamas continuarán este martes con herramientas "manuales" principalmente y ha recordado que ha habido cuatro helicópteros del Gobierno de Canarias que se han alternado "para que no se agoten los recursos" a la espera de que este martes lleguasen los aviones anfibios.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, resumió la situación y destacó la colaboración de todas las administraciones que han prestado ayuda en la extinción del incendio y ha dicho que "es bueno contar con todo tipo de recursos".

"Se ha reforzado el trabajo con medios aéreos que no tenemos disponibles al estar fuera de la campaña de incendios, por lo que me gustaría agradecer su ayuda tanto al Cabildo de Gran Canaria, que desplazará una unidad de refresco, como al Gobierno de Canarias y al Gobierno central", señaló Alonso, quien agregó que las condiciones climáticas son "peculiares" porque hay buenos niveles de humedad, pero el viento "a veces ayuda y a veces no" mientras intentan atacar al frente más activo, el del este.