El muelle de Arguineguín albergó hasta 80 positivos con covid sin condiciones

Tubigú

El campamento de primera acogida para inmigrantes operativo entre agosto y noviembre de 2020 en el muelle de Arguineguín, en el sur de Gran Canaria, llegó a albergar a la vez hasta 80 personas con PCR positivas, a las que no se aisló en las condiciones que fija la autoridad sanitaria.

Es lo que pone de manifiesto el Defensor del Pueblo en el informe elaborado tras la visita no anunciada que realizaron el pasado 16 de noviembre a ese campamento cuatro de sus técnicos junto a tres intérpretes, en el que insta a una mayor "coordinación entre administraciones para aplicar en Canarias las medidas de aislamiento necesarias a inmigrantes" cuyas PCR den positivo, y de cuyo contenido dio parte al Ministerio del Interior.

"El médico de Atención Primaria asistía con urgencia y efectividad a todos los enfermos que apremiaban atención. Sin embargo, la situación de hacinamiento y la carencia de condiciones mínimas de habitabilidad del recinto imposibilita el seguimiento de los pacientes, una vez abandonan la tienda habilitada para la atención sanitaria."

Asimismo, matizan que no hay ventilación periódica de instalaciones, "de hecho, no hay ventilación alguna en las tiendas en las que pernoctan parte de las personas que se encuentran en el recinto", dice el Defensor sobre el campamento de Arguineguín, ya cerrado.

Aislamiento obligatorio

Cinco días después de la visita del personal del Defensor del Pueblo al campamento de Arguineguín, al que varias ONG bautizaron como "el muelle de la vergüenza", debido a sus precarias condiciones, entró en vigor una orden de la Consejería de Sanidad de Canarias que dispuso "el aislamiento obligatorio" de los inmigrantes llegados en patera "que resulten positivos confirmados de covid-19 y no requieran de hospitalización".

Sin embargo, algunos colectivos de atención a los inmigrantes sostienen que se vuelve a incumplir en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, abierto desde el cierre de Arguineguín.

Fernández Marugán alude también a "la falta de respuesta" que ha tenido, por parte de la Consejería de Sanidad la recomendación que hizo el pasado mes de noviembre a las instituciones canarias y al Ministerio de Migraciones para que establecieran "los cauces de coordinación necesarios, identificando en su caso los recursos residenciales específicos" para hacer efectivo el aislamiento obligatorio de los inmigrantes con PCR positiva.

En la actualidad, se gestionan en Canarias tres de los diez centros de gestión compartida (CGC) que existen en España para la atención humanitaria a personas llegadas en patera que deben permanecer aisladas por ser covid positivas o contacto estrecho.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...