El Herbalife Gran Canaria continúa invicto en su feudo

Image

El Herbalife Gran Canaria se impuso en un emocionante encuentro a Movistar Estudiantes (99-95), con lo que los jugadores de Luis Casimiro continúan invictos en su feudo, con un concurso de los veteranos Oliver y Báez en el tramo final, que fue básico para lograr la victoria ante un durísimo rival.

El conjunto de Luis Casimiro creyó en ganar hasta el final

 
El inicio del encuentro fue toda una declaración de intenciones de Estudiantes, cuyo último triunfo en la isla databa de la campaña 2005-06, con dos triples consecutivos de un Edgar Vicedo que parecía querer demostrar su convocatoria en la selección española. 

Ambos conjuntos dejaron en un segundo plano el apartado defensivo y realizaron un juego atacante y vistoso de cara al disfrute de los aficionados, que además vaticinaba un marcador con elevados guarismos al final del choque, como así ocurriría. 

Gran Canaria resistió en el primer cuarto los reiterados aciertos desde la línea de tres de Estudiantes, y finalizó ese parcial solo cuatro abajo (26-30), algo que neutralizó nada más comenzar el segundo, con canastas de Seeley y Balvin (30-30). 

Los de Casimiro llegaron incluso a ponerse por delante en el marcador con un triple de Rabaseda (43-40), a falta de 4.36 para el descanso, pero la tercera falta personal del pívot local Luke Fischer -hasta entonces uno de los destacados del partido-, con 47-46 en el electrónico, la aprovecharon los de Salva Maldonado para llegar al ecuador con 51-58. 

Tras el periodo de descanso, Estudiantes, bien dirigido por Omar Cook, comenzaba a creerse que podría vencer en el Gran Canaria Arena al establecer diferencias de hasta once puntos, ante un conjunto local que se veía incapaz de frenar el vendaval ofensivo de los madrileños. 

Pese a ello, en el último cuarto del tercer parcial seis puntos consecutivos de los isleños estrecharon la ventaja y aumentaron la emoción (72-76), a falta de tan solo los últimos diez minutos del choque. 

El veterano base Albert Oliver encendía los ánimos de los aficionados locales tras dos canastas consecutivas (la segunda de ellas de tres puntos), que metía plenamente al Gran Canaria en el encuentro (81-82), y a continuación Seeley desataba la euforia (83-82).

Sin embargo, a Estudiantes no le tembló el pulso, y con sendos triples de Brizuela, y el finísimo Landesberg, volvía a distanciarse 83-88, con 6.08 aún por jugarse, y elevaba la distancia a siete puntos poco después, con otro acierto del propio Landesberg (83-90).

El capitán Eulis Báez -veterano capitán del Herbalife- conseguía poner a los suyos un punto abajo (90-91) con un acierto triple, con lo que los tres últimos minutos presagiaban emociones fuertes. 

Dos tiros libres de Brown posibilitaron que Estudiantes entrase en el último minuto con uno arriba (94-95), aunque un triple de Báez daba la vuelta al electrónico (97-95) con solo 49 segundos por disputarse. 

Un triple errado del propio Brown provocó la fiesta en las gradas, y dos tiros libres anotados por Seleey certificaron el triunfo de Gran Canaria.

HERBALIFE GRAN CANARIA 99 MOVISTAR ESTUDIANTES 95

HERBALIFE GRAN CANARIA (26+25+21+27) Oliver (11), McKissic (4), Paulí (8), Báez (12) y Fischer (12) -cinco inicial-, Mekel (9), Seeley (20), Balvin (10), Pasecniks (10) y Rabaseda (3).

MOVISTAR ESTUDIANTES (30+28+18+19) Cook (7), Peña (7), Vicedo (15), Suton (11) y Brown (18) -cinco inicial-, Hakanson (6), Brizuela (11), Landesberg (13), Caner-Medley (0) y Savané (7).

ÁRBITROS Martín Bertrán, Rial y Serrano. No hubo eliminados por faltas personales.

INCIDENCIAS Encuentro disputado en el Gran Canaria Arena, ante 6.219 espectadores.