El gran club del Archipiélago

El Tenerife CajaCanarias atesora una marca única en Canarias. No hay otra entidad deportiva en el Archipiélago que matricule a sus dos equipos, masculino y femenino, en la máxima categoría del deporte nacional. Ahí están los dos representantes del atletismo tinerfeño, compitiendo y haciendo historia campaña tras campaña en la División de Honor española. 

La nueva temporada va entrando poco a poco en fases decisivas. En el calendario ya asoman citas tan importantes como la disputa de la Copa del Rey o el Campeonato de España Absoluto de Invierno, entre otros muchos frentes. Y el gran bloque blanquiazul, con más de 80 deportistas en su cartera, vuelve a fijarse objetivos de conquista.

Desde arriba, en una organización en la que los técnicos, en complicidad con sus atletas, juegan un papel muy importante, prevalece la visión global de su entrenador, Héctor González, que además ejerce de entrenador y con participación también como preparador en el cuadro técnico de la Selección Española. De primeras, González no aplaca las ansias de crecimiento de su club: “No hemos tocado techo deportivo ni podemos pensarlo, siguen quedando muchas cosas por hacer y trataremos cada año de mejorar para acercarnos a esos logros. Por ejemplo, la plantilla femenina nunca ha disputado la Copa S. M. La Reina en Pista Cubierta, y queremos que lo hagan; debemos trabajar para que lleguen a una final por el título de División de Honor. Los chicos, por su parte, deben de tratar de mejorar el quinto puesto en Liga, que ha sido su mejor resultado”.

En el mismo sentido, además de estos trazos generales, el dirigente blanquiazul tiene claro qué es lo que su club y sus deportistas persiguen en esta temporada 2017/2018: “Lo más importante son las ligas nacionales de División de Honor masculina y femenina, donde esperamos que los chicos, lleguen a la final por la disputa del título y que las chicas mantengan la categoría sin apuros. También está en nuestro recorrido que los deportistas cosechen la mayor cantidad posible de éxitos en los campeonatos nacionales que disputen. Como colofón, esperamos tener a muchos de ellos presentes con las diferentes selecciones nacionales en las competiciones de este año que serán muchas”. 

Este logro, el de incluir atletas en las distintas pruebas y categorías del combinado nacional es una conquista habitual en el día a día del Tenerife CajaCanarias. Nombres como el Yanira Soro, Jonay Jordán, Nana Jacob, Paola Sarabia y muchos más son habituales en las concentraciones y los frentes competitivos de la Real Federación Española de Atletismo.

En su vida de élite, el Tenerife CajaCanarias tiene que lider con grandes clubes como el FC Barcelona o el AD Marathon

Y todo este intenso frente competitivo, con logros que quedan fuera del alcance de la amplia mayoría de clubes canarios de cualquier deporte, con la dificultad extra añadida de competir desde Canarias con una filosofía de alinear sólo a deportistas con ficha federativa regional. Esta forma de nutrirse de deportistas, distinta al resto de clubes nacionales, merece una explicación detallada: “Armar un equipo de élite desde Canarias en el atletismo quizás no tiene dificultades extras, me explico. En este deporte, por sus peculiaridades, tú puedes tener en tu plantilla deportistas de cualquier comunidad autónoma y especialidad deportiva y que residan, entrenen y compitan en su comunidad autónoma natal, convocándoles sólo cuando hay jornadas de clubes. Confluyen todos en la ciudad de disputa del encuentro y al finalizar, cada uno a su casa. Para que lo entendamos, se puede militar en un club tinerfeño sin pisar la isla para nada”.

“Otra cosa –continúa Héctor González-, es que lo quieras armar con deportistas canarios, que residan, estudien y/o trabajen en el Archipiélago, como es nuestro caso, con las salvedades de aquellos que siendo canarios, por motivos laborales, académicos o de rendimiento deportivo estén residiendo fuera de las Islas. Entonces sabes que si quieres estar en la élite, tienes que buscar en casa lo que necesitas y ser paciente para que los resultados lleguen. Amén de esto, estamos a dos horas en avión del territorio peninsular y tenemos que contar siempre, siempre, con al menos el correspondiente viaje en avión y al menos dos noches de estancia en Península para competir. Todo esto se agrava cuando todos los campeonatos nacionales de invierno, marcha, ruta, cross, pista cubierta, aire libre y jornadas de liga nacional de clubes, siempre tienen lugar en territorio peninsular. Suponen en torno a los 350 desplazamientos a la península por temporada, cifra a la que hay que añadir los vuelos los interinsulares”.

“Y ya no sólo es el coste económico, sino el hecho de que esos desplazamientos influyen en el rendimiento de los deportistas que a veces no tienen tiempo de descansar y comer de la forma correcta para afrontar competiciones del nivel de las que estamos hablando”.

Pese a todo, ahí sigue el Tenerife CajaCanarias haciendo grandes registros y muchas veces tuteando a instituciones de un potencial abrumador, como pueden ser los ejemplos del FC Barcelona y el AD Marathon: “Cada uno tiene el presupuesto que tiene y con eso se debe jugar. Además estos equipos de los que estamos hablando son ejemplos de financiaciones diferentes; el primero es sección de uno de los clubes de futbol más grandes e importantes del mundo y el otro se financia casi en exclusividad realizando actividad deportiva en la comunidad de Madrid”.

“Nosotros –continúa González- tenemos la gran suerte de ser el proyecto deportivo de la Fundación CajaCanarias, sin ellos, hace tiempo que esto no sería viable. Luego recibimos subvenciones públicas del Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife, derivadas de nuestra participación en ligas nacionales y concurrimos en concurso con todos los equipos deportivos del Archipiélago o la Isla que en sus deportes estén participando en liga nacional. Recibimos también de estas entidades las subvenciones destinadas a cubrir una parte de los gastos originados por los desplazamientos a competiciones nacionales o regionales y otra por parte del Consejo Superior de Deportes, también para desplazamientos. He de decir que estas subvenciones de desplazamientos se reciben a posteriori, es decir, una vez realizado el viaje, abonado y justificado por parte del club. Además, tenemos contratos de Patrocinio con Turismo del Gobierno de Canarias, para promocionar la marca ‘Islas Canarias Latitud de Vida’ y de Turismo de Tenerife, para hacer lo mismo con la marca ‘Tenerife 100% vida’. Amén de los recursos propios que podamos generar con nuestra escuela de base, organizando eventos deportivos, campus de verano, etc… Y en ocasiones contamos con alguna pymes que nos apoyan y ayudan bien económicamente o prestando servicios a nuestros deportistas”.

Image

Atletas del Tenerife CajaCanarias | IMAGEN CEDIDA

Además de una generosa participación en las competiciones de élite, el Tenerife CajaCanarias se ha embarcado también desde hace años en un ambicioso e ilusionante proyecto de cantera. Poco a poco, el trabajo con niños se ha convertido en pilar fundamental dentro de su estructura. Un programa educativo que además poco a poco va ofreciendo réditos deportivos: “Nuestra Escuela de Base ha ido creciendo en los últimos tiempos y es junto con el trabajo encomiable que hacen nuestros clubes asociados (entidades filiales mediante convenio), el vivero del que se nutrirán nuestras plantillas absolutas en el futuro. De hecho, ya hemos empezado a tener deportistas formados en nuestra escuela que han participado en campeonatos nacionales con los mejores del país en sus categorías. Además, tenemos en nuestra escuela atletas que compiten con y para esos clubes asociados que nos dan soporte, lo que supone una simbiosis de futuro.

¿Y cuál es el tránsito por el que debe pasar un atleta para convertirse en profesional? ¿Cuáles son las opciones reales de los deportistas españoles en este sentido? “En nuestro país las opciones son muy pocas y según de qué especialidades en concreto casi nulas. Son muy pocos los afortunados que pueden decir que viven del atletismo. Además, las marcas comerciales buscan un perfil determinado de deportistas, normalmente el corredor de fondo y medio fondo que además se prodiguen en pruebas de ruta, populares, millas, etc… son a los que usan como escaparate de su marca y dado el auge del running, a los que los usuarios, digamos de a pie, siguen. Un especialista puro de pista, saltador, lanzador o especialista de pruebas combinadas no puede salir a la calle a realizar su actividad deportiva, con lo cual no suele ser interesante para las marcas”.

Y todo, dentro de una disciplina deportiva en la que debe prevalecer la disciplina y la constancia: “Una atleta no debe tener ninguna aptitud específica en particular. Hay especialidades que se pueden adaptar a casi cada individuo, pero sí que debe ser trabajador, luchador, paciente, constante, disciplinado… valores que intentamos además reforzar y transmitirles y que luego le valdrán de mucho en el día a día dentro y fuera del ámbito deportivo. El atletismo es un deporte muy duro de resultados tardíos y a largo plazo, por lo general. Se tarda al menos 10 años en formar a un deportista para una especialidad en concreto si hablamos de tener rendimiento deportivo destacado a nivel nacional e internacional como es el caso de algunos de nuestros estandartes.

La creciente presencia de lo canario en ámbito nacional

Desde Canarias, conquistando espacios en campeonatos de índole nacional e internacional. Después de muchos años de trabajo y gracias al progresivo perfeccionamiento de su estructura y la trabajo de cualificación de sus entrenadores, el atletismo canario asoma con en muchas ocasiones en grandes competiciones: “De unos años a esta parte, hay más presencia a nivel nacional e internacional de deportistas canarios en campeonatos nacionales, selecciones nacionales, etc. Además, hay entrenadores que se han incorporado al staff técnico de la Federación Española. Todo esto es el reflejo y resultado de un trabajo de años, bien hecho, es la punta del iceberg. 

Recuerdo épocas donde conseguir una medalla nacional estaba limitado a 4 o 5 deportistas canarios de muchísimo nivel y el resto iba a participar, normalmente quedando fuera de la lucha por las finales a la primera de cambio. Eso sí que ha cambiado y digamos que la zona media ha mejorado y de esa mejora han surgido muchísimos más medallistas en diferentes disciplinas, saltos, lanzamientos, carreras, pruebas combinadas. Ese creo, es el camino a seguir”.