El Glassydur Icodense mantiene la primera plaza en Los Cuartos

El Glassydur Icodense conserva el liderato de la categoría con su ajustado triunfo frente a un Orotava, en el que debutó como entrenador David Rodríguez. Por su parte, El Atlético Tacoronte salió victorioso del duelo más destacado de esta duodécima jornada de la Preferente tinerfeña. El conjunto de Rayco García venció por la mínima al Cruz Santa en un encuentro marcado por el golpe que recibió el delantero tacorontero Gabi. Por la zona baja, el Santiago del Teide logró su primera victoria del curso.

El Atlético Tacoronte se lleva el partido de la jornada frente al Cruz Santa

 
El conjunto de David Alonso mantiene el liderato de la Preferente tinerfeña con su trabajada victoria en Los Cuartos. El Icodense encadenó su séptimo triunfo consecutivo merced a un solitario tanto de Yeray, durante el transcurso del segundo período. Tras la reanudación, la intensidad impuesta por ambas escuadras terminó con un expulsado en el bando orotavense y dos en las filas de la entidad de la ciudad del Drago.
El partido de la jornada en la Preferente medía en la mañana del domingo a Atlético Tacoronte y Cruz Santa, segundo contra tercero. Los puntos se quedaron en el Barranco Las Lajas gracias al tanto de Juanito al borde del descanso. En el minuto 71 de partido Gabi sufrió un fuerte golpe en el cuello, quedado tendido sobre el césped. Se precisó la presencia de una ambulancia. El futbolista fue trasladado a un centro hospitalario. El encuentro estuvo parado más de 30 minutos por este motivo.
A la duodécima jornada llegó la vencida. El Santiago del Teide estrenó su casillero de victorias frente al Portezuelo Tegueste, en un encuentro no exento de polémica. El tanto del primer triunfo del curso del cuadro de Eduardo Calderón llegó en las postrimerías del juego, con una pena máxima cometida por el cancerbero teguestero Mario, quien golpeó en un saque de puerta al delantero sureño Javi. El penalti se encargó de transformarlo Juan Carlos. Los jugadores de David Torres disfrutaron de claras ocasiones para no irse de vacío de Tamaimo.