El efecto de Filomena en el deporte: Lo que no te cuentan

Tuvigú

Los amantes de los deportes de invierno están pendientes a las previsiones meteorológicas para conocer cuándo caen las primeras nevadas, sacar la ropa de abrigo y material específico del trastero e irse a la montaña para deslizarse sobre sus esquíes o snowboard. Sin embargo, 2021 se ha iniciado dándoles un auténtico regalo en forma de una histórica nevada que ha puesto el manto blanco sobre muchas ciudades españolas.

Las emblemáticas calles de Madrid, donde la borrasca Filomena ha querido dejar su huella cubriendo de nieve todos los rincones de la capital española, han cambiado por unos días a centeneras de runners, acostumbrados a madrugar para hacer deporte antes de ir al trabajo, por amantes del frío y la alta montaña. Trineos, esquíes y snowboard se han visto deslizarse ante la atenta mirada de Neptuno, Cibeles o la mítica Puerta de Alcalá. Y es que, con este fenómeno histórico se ha desconfinado todo el material deportivo de nieve y alta montaña para disfrutarlo en el corazón de Madrid, sin necesidad de informarse cómo está la sierra.

Año de nieves, año de bienes dice el refranero español; y al menos, así será si se mantienen las previsiones y temperaturas para las pistas de esquíes repartidas por la geografía nacional y, que, en los últimos años, se habían visto castigadas por la escasa presencia de nieve, retrasando sus aperturas, manteniéndolas clausuradas toda la temporada o, simplemente, conformándose con los mecanismos para producir nieve artificial.

Si bien es cierto que Europa se congela, resulta anecdótico como hay escenarios idílicos en España para practicar deporte al aire libre todo el año. Las Islas Canarias acogen en la temporada de invierno a deportistas de élite que encuentran las condiciones climáticas ideales para poder preparar la temporada sin que las inclemencias meteorológicas sean un impedimento. Equipos, clubes y selecciones de diversas disciplinas deportivas se dan cita desde finales de otoño, en las montañas, playas e instalaciones deportivas descubiertas, del Archipiélago canario.

El ciclismo nunca falla a la cita y aprovechan la posibilidad de trayectos desde la playa hasta el pico más alto de España para mejorar la capacidad física enfrentándose a un desnivel de 0 a casi 4000 metros. Amantes de los deportes náuticos deslizan sus tablas dominando las olas bajo un cielo abierto y soleado, frente a la nubosidad y oscuridad del resto del continente. Corredores, nadadores y atletas también responsabilizan a Canarias de sus éxitos deportivos.

Sin embargo, los amantes de la nieve, deberán seguir por las pistas habilitadas en las alpinas montañas europeas, o por sus calles como este invierno; ya que la orografía de las islas impide la práctica deportiva de nieve, incluso cuando el Teide se viste de gala con su traje más blanco y pulcro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre