La Graduación del Coronavirus en 2020, de nota final: "10"

La Covid-19 y el coronavirus siguen entre nosotros. Aún no nos hemos habituado a convivir con él. Pero hay situaciones de aquella vida normal, no de esta nueva normalidad, que están pasando a nuestro lado y no encontramos la mejor manera de acogerlas, de dar el agradecimiento debido. Con total seguridad, no es el mejor momento para pararnos a pensar en asuntos, aparentemente banales, porque la crisis del coronavirus ha destruido innumerables vidas, y lo sigue haciendo. Miles de familias están en el umbral de la pobreza más severa. Cierto, todo es cierto, pero también lo es que millones de alumnos de todo el mundo, de los cinco continentes, a pesar de su situación, muchas veces calamitosa, han superado un Curso indescriptible y han visto de cerca, dentro de sus casas –algunas de menos de 50 m²–, cómo la Covid-19 nos dominaba. Pero, aunque en España estamos en la nueva normalidad, muchos no hemos podido felicitar y premiar de la manera debida, a los nuevos graduados, en Infantil, Primaria, en 4º de ESO, en Bachillerato, o en cientos de Grados. Por eso, he querido dedicar este EduKando a ellos, a los estudiantes que yo les doy un "10" en lo académico, pero, sobre todo, en su mayor calificación en la vida, "la de ser persona", esa preciosa expresión que tantas veces he escuchado y he aprendido de un gran maestro y compañero de viaje estos años en la Educación, don Manuel Chinea, Presidente y Fundador del Colegio Virgen del Mar.

Recogiendo material y bibliografía para hacer esta información, con muchos aportes de opinión, me he encontrado esta aportación que hacen desde "Mi Maestra Virtual", y sirva como primera felicitación en reflexión para ellos, esos grandes estudiantes hoy "Graduados".

"Esfuerzo y estudio, piensa, lo lograste"

Ese sumario, en naranja, que ven arriba, es el resumen del trabajo no de más de 90 días en confinamiento, sino de todo un Curso de trabajo. Parte de la nota que han obtenido, yo diría que el mayor peso, es de esos al menos 90 días, pero la carga mayor se aprecia en lo que el estudiante ha hecho durante los nueve meses. Pero también uno a esto, lo que me comentaba una madre el pasado jueves 25 de junio, sobre las notas de su hijo, un chico excelente, y me decía que "la nota de mi hijo cierto que él se la merece, pero en ellas está puesto el gran trabajo que han hecho ustedes, los profesores". Eso también lo quería compartir hoy aquí en mi "Edukando". Sí, con "esfuerzo y estudio, piensa, lo lograste". Sí, amigo o compañero, maestro o maestra, profesor o profesora, tú también lo lograste. ¿Quién lo logró?, ¿te lo sigues preguntando? Han sido, como siempre, la maravilla de siempre, los nueve meses del curso; sin embargo, más de 90 días ofreciendo lo que mejor sabemos hacer, educación, y haciéndolo desde nuestras casas. Aprendiendo también de nuestros alumnos y compartiendo con las familias de nuestros educandos, el día a día, aprendizaje a aprendizaje, para al final llegar a junio, y reflexionar sobre qué grande es lo que hemos hecho todos juntos: alumnos, familias y profesores. Qué grande: hemos conseguido que nuestros chicos y chicas no pierdan un Curso, y que sigan construyendo su vida con conocimiento.
Siempre estamos aprendiendo.

"Siempre estamos aprendiendo"

La Covid-19 también nos ha hecho aprender cuestiones nuevas. "Siempre estamos aprendiendo". Yo he aprendido, dentro y fuera de aquellas áreas a las que me dedico y siempre mirando a la mejor asignatura de todas, la de la vida. Comparto con ustedes algunos temas relevantes, antes de cerrar este "Edukando":
No hay prisa: si no aprendemos, o no se logra enseñar un concepto, un tema, durante una hora, durante un día, contamos con otras sesiones para seguirlo trabajando con el alumno. El exceso de contenidos obliga a la superficialidad y, en educación, es mejor profundizar en dos contenidos que “superficializar” todos los que aparezcan. Lo profundo y sencillo permanece. Lo que se enseña deprisa a veces no perdura, o casi nunca se queda, no es significativo. Más de una vez, se nos olvida lo relevante, enseñar a vivir. Dar valor a que, a pesar del coronavirus, seguimos vivos. Tampoco hay prisa para formar en ser buena persona. Enseñar a ser buena persona se aprende desde que uno es pequeño. Por eso son tan importantes los valores. Deberíamos seguir reflexionando en encontrar un hueco en el sistema educativo para la religión, la ética y la filosofía. Un espacio educativo enorme, en el que estas tres asignaturas, si no están, quepan de una vez. 

"Todos somos necesarios y también necesitamos un planeta"

Todos somos necesarios y también necesitamos un planeta.
El coronavirus a mí, por lo menos, imagino que a todos ustedes también, me ha hecho mirar hacia esa Formación Profesional, que en más de un momento parece denostada, y se hace enormemente necesaria en nuestra sociedad. Por eso, ha llegado la hora de mirar a países como Alemania, que cuidan la FP. En esta crisis sanitaria, creo que hemos visto cómo es imposible, o casi lo es, vivir sin un mecánico, fontanero, electricista, butanero, gasolinero, taxista, etcétera. Profesiones, que obtenidas o no con una formación académica, son parte de la vida diaria de cualquier persona. Por lo tanto, no podemos dejar de enseñar que todos somos necesarios.
Y no olvidarnos de que vivimos en un planeta, pero además de recordarlo seguir enseñándolo. Recordar a nuestros alumnos, que después de su Graduación, siguen formándose. Hablarles de que nosotros seguimos aprendiendo, continuamos en un proceso de aprendizaje que dura toda la vida. Una vida que se hace y construye dentro de un planeta al que tenemos apartado y abandonado como a La Cenicienta en el cuento. Nos hallamos ante el momento de convertir a La Cenicienta en Princesa, porque si no es así se nuestra Tierra seguirá oscurecida o inmersa en un oscuro sótano, que no se merece.
Nuestros alumnos de este Curso 2019-2020 se han graduado. Ellos ahora continúan su vida, una vida, por ahora, en torno al coronavirus, pero sigue siendo una vida. Quizás, deberíamos recordarles que no olviden nunca este aprendizaje que nos ha dado el confinamiento y esta crisis sanitaria. No somos imprescindibles, ni eternos, por eso la vida es tan importante, y junto a esa vida, la familia y quienes nos rodean. Esta promoción se va y nosotros seguimos "EduKando".