La segunda generación del Insignia impresiona por sus asombrosas líneas

El nuevo Opel Insignia Sports Tourer está en forma. Ofrece las líneas deportivas de un coupé grande, una amplitud sin compromisos y los elementos de seguridad que todo modelo tope de gama debe tener. La segunda generación del Insignia impresiona por sus asombrosas líneas, un volumen de maletero que se ha ampliado hasta los 1.640 litros de capacidad – lo que supone 100 litros más que el modelo anterior – y las soluciones de alta tecnología que van desde el innovador sistema de iluminación matricial IntelliLux LED® y los modernos sistemas de asistencia al conductor, hasta la novedosa pantalla de información HUD (head-up display).

Conectado: sistemas multimedia IntelliLink y Opel OnStar con reservas en hoteles y búsqueda de parking.

Además, el Insignia llega con la conectividad de primera clase típica de Opel, que ofrece la integración de los smartphones y nuevas funcionalidades de Opel OnStar – el asistente personal que permite a los ocupantes del Insignia realizar una reserva de hotel y buscar aparcamiento a través de los asesores de OnStar. El nuevo buque insignia de Opel es, además, el primer modelo fabricado en la planta de Rüsselsheim que incorpora una caja de cambios de ocho velocidades, cámara de visión 360º y tracción total inteligente con reparto vectorial del par motor. El nuevo Opel Insignia Sports Tourer será presentado mundialmente en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra y, en España, se podrá pedir a partir de finales de febrero.
Image
Espacioso: 100 litros más de capacidad de maletero que el modelo anterior, un movimiento del pie abre el portón trasero | OPEL