Juan Carlos Arricivita: "No será previsible una recuperación antes de dos años"

Continuamos con el serial de entrevistas relevantes a personalidades de distintos sectores con el fin de trasladar al lector canario una visión de nuestro presente y futuro próximos, y conocer las claves de la necesaria reactivación del Turismo a través de los principales protagonistas. En este ocasión, hablamos con el presidente la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Canarias, Juan Carlos Arricivita.

Arricivita empezó como presidente de la Asociación Local de Comerciantes e Industriales del Puerto de la Cruz (ALCIPC). También presidente de la Federación de Comercio de Tenerife (FEDECO), vicepresidente de la Federación Empresarial de Ocio y Servicios de Canarias (FECAO) y presidente fundador de la Federación de Areas Urbanas de Canarias (FAUCA). Desde hace varios años, preside la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Canarias. 

El presidente de ATA Canarias es coordinador del área de turismo de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos desde 2009.
La Asociación de empresarios y trabajadores autónomos (ATA) en Canarias se integró el año pasado como miembro de pleno derecho en la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), la patronal que representa a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en la provincia de Las Palmas. ATA asimismo es miembro de la CEOE desde septiembre 2019. 
Sin duda, Juan Carlos Arricivita es una voz más que autorizada y hoy tenemos el privilegio de conocer sus impresiones en el periódico digital de Canarias, AtlánticoHoy, acerca de la situación del colectivo al que defiende.
1. Una reciente encuesta preveía una bajada de entre un 20% y un 30% en número de turistas a nivel mundial. Desde ATA, ¿en cuánto estiman el impacto en Canarias motivado por la COVID-19?

Es impredecible conocer el impacto. No conocemos cuándo se abrirá el espacio aéreo; tampoco cómo se van a comportar nuestros mercados emisores principales, Reino Unido y Alemania. A tenor de las últimas noticias se me antoja complicado que de aquí a final de año tengamos turismo. La bajada va a ser mayor de ese 20% o 30% esperado. En el mejor de los casos no será hasta noviembre cuando empecemos a recibir turistas y, por supuesto, siempre y cuando no haya un rebrote de esta pandemia. Lo que es seguro es que el impacto va a ser muy grande y más del que esperábamos.

2. ¿Cuáles son los sectores y actividades más afectados y en qué medida?

Canarias vive del turismo y, por tanto, todos los sectores dependen en mayor o menor medida de él. Tenemos una economía circular; en el momento que no haya turismo todos los sectores se verán afectados. Si no hay turistas la producción del sector primario se verá afectada al no poder situar en el mercado sus productos al precio que tenían antes de la crisis. El ciudadano no tendrá poder adquisitivo; en definitiva, todos los sectores y actividades se verán afectados.
Actualmente los únicos que no han notado la caída son parte del sector de transporte y sanitario, principalmente las farmacias; también las cadenas de supermercados; no así las pymes de alimentación, que sí se están viendo afectadas. 

"Si no hay turistas la producción del sector primario se verá afectada al no poder situar en el mercado sus productos al precio que tenían antes de la crisis. El ciudadano no tendrá poder adquisitivo"

3. En su opinión, ¿cuentan los autónomos con suficientes ayudas para aguantar esta situación?

Son insuficientes en este momento. Hay que pensar que solo el 28% de los autónomos canarios se han podido beneficiar de la ayuda por el cese de actividad. Todos sabemos que el porcentaje de autónomos sin actividad es mucho mayor que ese porcentaje. De los 129.127 autónomos que había en febrero solo han podido acceder a esta ayuda por cese de actividad 39.500 aproximadamente. Uno de los requisitos para estas ayudas es que las ventas caigan un 75%; por tanto, a medida que el confinamiento se alargue habrá más autónomos que accedan a la ayuda. Sectores como el del taxi, guías turísticos, inmobiliario, tendrán con certeza una bajada importante que les permita acogerse a esta ayuda. A nivel local, la única ayuda que ha sacado el Gobierno es complementar la ayuda por cese de actividad (70% de la base de cotización). El resto de administraciones están reaccionando de forma lenta. Los cabildos y ayuntamientos no están ofreciendo ayudas. Cuando lleguen esas ayudas será tarde. Las líneas de ayuda del Gobierno central son insuficientes. Sentimos envidia por países como Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Dinamarca... que han ofrecido ayudas protegiendo así su tejido productivo, mientras que en España lo único que ha hecho es flexibilizar el paro del autónomo, un derecho adquirido hace tiempo.

4. ¿En qué periodo estiman que se empiece a notar la reactivación turística?

Es la gran incertidumbre. Si nos atenemos a las últimas noticias, como mínimo hasta invierno. Alemania y Reino Unido ha recomendado a sus ciudadanos no viajar y eso nos deja en una situación complicada. También veremos cómo se adaptan y reaccionan las aerolíneas y cómo queda el sector para poder estar operativo. Inicialmente pudiera existir una pequeña reactivación en apartamentos y en turismo de alquiler vacacional, pero la oferta hotelera va a sufrir y parece difícil que empecemos a ver complejos funcionando con normalidad y con rentabilidad hasta que no llegue la temporada de invierno, siempre y cuando esta pandemia o esté controlada o el resto de destinos con sus protocolos permitan la salida de sus ciudadanos libremente.

5. ¿Cómo cree que será la recuperación o reactivación del turismo?


A buen seguro va a ser muy lenta. Influye la situación de los mercados emisores, también el hecho de que el Gobierno español no permita la movilidad entre comunidades autónomas hasta previsiblemente junio. Nuestra condición insular hace que dependamos de la conectividad, y las estrategias de las aerolíneas que pervivan será un elemento clave.
No será previsible una recuperación antes de dos años, siempre y cuando consigamos la ansiada vacuna. 

"En favor de Canarias están la seguridad y el clima"


6. ¿Creen que volveremos al volumen de turistas y de ingresos del periodo anterior al COVID-19?
Tardará en ser una realidad, pero creo que volveremos. Calculo que no será antes de dos años.
Se prevén situaciones muy difíciles para muchos turoperadores y aerolíneas; algunas caerán, probablemente de bajo coste. No todas sobrevivirán a esta crisis. Por contra, aparecerán otras que empezarán de cero. Habrá una más que probable renegociación de precios por parte de los turoperadores y otros canales.
En favor de Canarias están la seguridad y el clima. La oportunidad se me antoja en que el cumplimiento de los protocolos nos proporcione una ventaja competitiva en materia sanitaria, sobre todo en invierno, con respecto a destinos como Norte de África, Turquía y Grecia.

7. ¿Qué medidas creen que deben tomarse tanto a nivel gubernamental y ministerial, e insular, como de organismos de promoción hotelera?
Lo primero es definir un protocolo a nivel europeo donde todos los ciudadanos europeos tengamos un código de identificación con un control de trazabilidad. De este modo sabremos la movilidad de cada ciudadano y su estado de forma, y que en el momento en que los espacios aéreos se abran lo hagan de una forma controlada. Hoy por hoy, esto es inviable.
La promoción, ahora, debe ir enfocada a nivel local en primera fase, y al nacional en segunda. Hay que invertir muchos recursos en transmitir y garantizar seguridad como destino, que cuenta y aplica con eficacia los protocolos en caso de enfermedad. En invierno, pocos destinos ofrecen lo que ofrecemos en Canarias. 
8. Desde ATA, ¿cómo valoran las medidas adoptadas hasta la fecha?

Entendemos que las administraciones no han sabido reaccionar. Vemos como el Gobierno central cambia constantemente los criterios; al Gobierno Autonómico de Canarias le cuesta decidir. No sabemos si podremos disponer del superávit de nuestra comunidad; el gobierno autonómico tampoco ha dado un golpe en la mesa para reclamarlo.
La Unión Europea ha sido lenta a la hora de decidir las políticas e inyectar dinero a los estados miembros.
Digamos que la clase política no ha estado a la altura de las circunstancias. 
9. A nivel turístico y ya que usted está especialmente vinculado por su doble función de presidente de ATA Canarias y como miembro de la Secretaría de Turismo de CEOE, ¿cuál estima que será el impacto en el sector y en Canarias, este año 2020, a causa de la situación motivada por el COVID-19?

Es muy complicado aventurarse a dar una respuesta sobre el impacto, tanto en el empleo como en la economía canaria. Debemos conocer previamente cuándo se va a abrir el espacio aéreo; cuándo vamos a tener turismo local, nacional y sobre todo internacional, que es el que más nos da de comer. No vivimos del turismo nacional; nos ayuda en la temporada de verano, pero no para basar el negocio en esos márgenes de rentabilidad. Una vez tengamos en todos los sectores definidos los protocolos, la única fórmula, –y así se lo hemos pedido a la Administración–, es la flexibilidad de los Ertes. De este modo, la vuelta a la normalidad será con criterios de rentabilidad. Creo que va a ser un año casi perdido. Sectores como comercio y restauración, que suponen más del 50% de la economía canaria, van a pasarlo muy mal. Vamos a ver si los ayuntamientos otorgan licencias para proyectos de inversiones turísticas y de obra pública y la construcción puede ayudar, pero va a ser muy complicado. La tasa de desempleo va a ser muy alta. Las personas sometidas a expedientes de regulación temporal de empleo van a contar con un 70% de su salario, mermando su poder adquisitivo para destinarlo a consumo y ocio. No contamos con una bola de cristal para saber qué va a suceder, pero no podemos ser optimistas a corto plazo. 

"Sectores como comercio y restauración, que suponen más del 50% de la economía canaria, van a pasarlo muy mal. Vamos a ver si los ayuntamientos otorgan licencias para proyectos de inversiones turísticas y de obra pública y la construcción puede ayudar"

10. ¿Cuáles son en su opinión las claves de la recuperación? 
La clave definitiva es la existencia y el acceso a una vacuna.
En caso de que la vacuna no sea una realidad, el acceso a equipos de protección individual, Epis, para toda la ciudadanía y para todas las empresas, es esencial. Epis de calidad y en condiciones de mercado, algo que no está sucediendo.
Por último, la creación de unos protocolos consensuados, coordinados y bien definidos. A partir de ahí las directivas europeas deberán definir la apertura del espacio aéreo y el cómo hacerlo. Muchos interrogantes aún por resolver. 
11. ¿Cree que cambiará el perfil del cliente que viaje a Canarias? 
Cambiará algo. La clase media va a tener complicado viajar y de poder hacerlo serán las clases media-alta y alta las que podrán tener recursos para ello. Una situación difícil. 
12. ¿Qué subsectores creen desde ATA que saldrán antes de la crisis? 
Es una pregunta ciertamente difícil. Está claro que los sectores de turismo, ocio y comercio no van a ser. El sector de la construcción podría ser uno de ellos, siempre y cuando empiece a tener facilidades por parte de las administraciones para resolver los expedientes y puedan acceder a la obtención de licencias. El sector industrial y de transporte podría acompañar al primero en dicha salida. El resto de sectores por su dependencia directa del turismo tendrán más dificultades para arrancar con rentabilidad.

13. Esperemos que Canarias, por supuesto, salga lo antes posible de esta situación, pero en su opinión, ¿cree que Canarias se ve especialmente penalizada por la dependencia turística?

Es cierto que podemos ser de las primeras comunidades en salir del confinamiento; pero también lo es que, junto con Baleares, por nuestra dependencia turística, seremos las comunidades que más tarde salgamos de la crisis. Confiemos en que la esperada vacuna llegue lo antes posible, en tres o cuatro meses, y podamos tener acceso a ella; sin embargo, de no ser así, es imposible que el sector turístico arranque. Hay que buscar fórmulas desde la Administración, que no olvidemos es el órgano recaudador de nuestros impuestos. Es el momento para que esa recaudación sea utilizada como inyección a los mercados, dar estabilidad a las empresas y generar consumo interno. 

"Está claro que los sectores de turismo, ocio y comercio no van a ser. El sector de la construcción podría ser uno de ellos, siempre y cuando empiece a tener facilidades por parte de las administraciones para resolver los expedientes, y puedan acceder a la obtención de licencias".

14.¿Qué medidas están adoptando desde ATA en defensa de los autónomos canarios? 
Tanto desde ATA Canarias como a nivel nacional estamos trabajando conjuntamente con las distintas Administraciones; estamos realizando recomendaciones en favor de nuestro colectivo. Adaptamos, y en ocasiones corregimos, las líneas de ayudas de las Administraciones que nos facilitan esa posibilidad. Trabajamos y colaboramos en el diseño de protocolos para el momento de la salida.
Exigimos que haya microcréditos que permitan a las microempresas canarias y autónomos tener acceso. Entendemos que las líneas de crédito ICO son insuficientes.
Solicitamos una flexibilización de los Ertes, medida que entendemos necesaria para afrontar la crisis.
No hay que olvidar la labor informativa y formativa que realizamos desde ATA. A nivel nacional llevamos más de 70.000 consultas atendidas de autónomos que, debido en gran medida a la sobreinformación de los medios, se pierden y necesitan de nuestro asesoramiento.
Hacemos todo lo humanamente posible para ofrecer asesoramiento, no solo a nuestros asociados, sino a aquel autónomo y pequeña empresa que necesite ser orientada. 
15. ¿Qué aspecto o aspectos cree que serán claves para recobrar la confianza hacia el producto ‘Canarias’? 
Nos hace falta que llegue la vacuna, que se abran los espacios aéreos; al mismo tiempo debemos recuperar, a través de campañas de sensibilización y motivación, esa fidelidad de nuestros destinos emisores que tradicionalmente hemos tenido. Gracias a Dios no ha habido ningún problema; incluso el Hotel H10 Costa Adeje, que fue el primer complejo, creo a nivel mundial, que tuvo que cerrar por coronavirus, trató con suma sutileza. Los propios clientes felicitaron al complejo por el trato recibido y recomendaron ampliamente el destino. Creo, ante todo, que hay que recuperar la confianza de los propios mercados emisores, que tengan poder adquisitivo para viajar; que la touroperación y las aerolíneas puede retomar operaciones; de este modo, Canarias será un destino sin competencia por nuestro clima y por la seguridad que a buen seguro vamos a ofrecer. 

"Entendemos que las líneas de crédito ICO son insuficientes. Solicitamos una flexibilización de los Ertes, medida que entendemos necesaria para afrontar la crisis"

16. El señor Marichal, Presidente de la patronal hotelera Ashotel y Presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), en una entrevista publicada el pasado 20 de abril en eldiario.es, abogaba por una coordinación total entre empresarios, turoperadores, aerolíneas y la Administración para garantizar ese corredor sanitario que no persigue otra cosa que garantizar la seguridad. ¿Qué piensa usted en este sentido?

Estoy de acuerdo, pero debe ser la Unión Europea quien lo lidere para que el protocolo sea común a todos los países miembros y que el Reino Unido se adhiera. Lo que está claro es que Canarias necesita recursos para ofrecer garantías. Actualmente Tenerife no tiene capacidad para realizar sino 2.000 test diarios por ejemplo. En condiciones normales la capacidad debería ser de unos 20.000-30.000 test diarios.
Entiendo que debe haber una coordinación de todos los agentes implicados, desde empresarios, turoperadores, aerolíneas, Administración y todos los sectores, no solo los turísticos. 
17. ¿En qué medida cree que el factor tecnológico es importante en los tiempos de la reactivación turística?

Los factores tecnológicos van a ser fundamentales. Está claro que el país que te ofrezca seguridad a la hora de moverte será un plus. Estamos viendo lo que está sucediendo en Corea, Japón y en otros países, que han implantado un sistema eficaz de trazabilidad donde se sabe en cada comento qué ciudadanos están o no infectados. Vamos a necesitar que la tecnología se aplique en muchas empresas. Todo lo que ayude a evitar el contacto va a significar el posicionarte como empresa o destino seguro. Hay mucho trabajo por hacer; entiendo que este destino debía haber apostado antes por la tecnología; antes incluso de la crisis. Sin duda, el que mejor se posicione tecnológicamente tendrá una ventaja a la hora de captar clientes.

18. Desde ATA, ¿en qué medida consideran que la calidad marcará el ritmo de la recuperación?
Canarias se ha diferenciado por la calidad como destino. Sus instalaciones, su oferta complementaria, de nuestra hostelería, de nuestra gastronomía, y, por supuesto, basado en nuestro sector primario, agricultura, ganadería y pesca. Nuestros quesos y vinos han ayudado también a distinguir a Canarias por su calidad sobre otros destinos.
Habrá que ver la estrategia a corto plazo de turoperadores y líneas aéreas, sobre todo, las de bajo coste. Veremos si apuestan también por la calidad o por la ocupación a bajo precio. Veremos cómo evoluciona el mercado; lo que es seguro es que irá despacio. 
19. ¿Puede por último lanzar un mensaje positivo a los 128.828 trabajadores por cuenta propia de Canarias, la gran mayoría afectados por esta situación? 
Desde mi responsabilidad en ATA pero también desde mi condición de empresario y de trabajador, manifiesto que saldremos de esta; no será fácil, eso sí.
Prevemos que aproximadamente un 20% o 25% del tejido empresarial no resista y caiga. Se darán también otras iniciativas empresariales tras la crisis.
Pongamos en valor a Canarias. Es la comunidad que más ha crecido porcentualmente, en los últimos tres años, en emprendedores y autónomos. Esa misma inercia de crecimiento era la que teníamos hasta la llegada de esta pandemia. Esperemos que cuando recuperemos velocidad de crucero continuemos con ese crecimiento.
A medio plazo soy optimista, pero hasta que ese momento llegue, como decía Winston Churchill ante la casa de los comunes, vamos a pasar "sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor". Nadie nos regalará nada; las ayudas en su mayoría deberán ser devueltas. Los créditos ICO habrá que pagarlos con intereses y, por tanto, el trabajo será duro y arduo.
La única clave para salir de esta situación es la unión y la apuesta por lo nuestro, que es Canarias. 
Juan Ramón Sánchez-Harguindey Pardo de Vera
Juan Ramón Sánchez-Harguindey Pardo de Vera Consultor en gestión y procesos en los sectores turístico y agroalimentario con amplia experiencia. Asimismo, realiza consultoría y formación enfocada a la mejora de resultados a través del desarrollo de procesos según la metodología Kaizen, cambios hacia la mejora continua con orientación a resultados. BA Hons of Arts in International Business Administration (European Business School), Londres. 
Licenciado en ADE por la Universidad Antonio de Nebrija, Madrid, Máster Gestión de Empresas Turísticas (Universidad de La Laguna) y Executive MBA (Escuela Europea de Negocios) Ha desarrollado su experiencia profesional en diversos países como Colombia, Cuba, España, México y Cabo Verde, que ha centrado en el sector hotelero, en empresas como Meliá y Vincci, así como catering aeroportuario (Newrest y Gategourmet) y de ocio Aspro Parks (Aqualand), en posiciones gerenciales y de dirección económica.