La dificultad para encontrar piso en las capitales canarias

La vivienda libre se encareció en Canarias durante el segundo trimestre del año el 3,5 %, cuando en el conjunto de España lo hizo un 1,6 % respecto al mismo periodo de 2016, según los datos del Ministerio de Fomento. La subida es aún mayor en algunas zonas del Archipiélago, concretamente en los cascos capitalinos y la zona sur de ambas capitales canarias, donde ahora mismo no hay pisos disponibles para residentes y los que quedan tienen unos precios desorbitados. 

Los precios han subido un 15 o, incluso, un 20  por ciento, según expone el presidente de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (ACEGI) en Tenerife, Plácido González. El experto mantiene que la dificultad creciente para encontrar piso de alquiler en ambas capitales canarias se debe al alquiler vacacional y a que los ciudadanos "han buscado rentabilidad por otros caminos debido a que durante años bajaron los precios del alquiler y era un ainversión que no se recuperaba". 

Ahora que la opción de pisos en alquiler ha disminuido, "los precios se han recuperado", asegura González. De hecho, afirma que hay sitios en que los alquileres han subido hasta un 20 por ciento, como sucede en Arrecife, (Lanzarote)

Sin embargo, considera que, en contra de todos los mitos, la gente joven sí desea comprar casa. "España sigue siendo un país de compradores, que quiere propiedad, y toda la vivienda que ha ido saliendo con los bancos, con buenos precios, se ha ido vendiendo. De ahí la gran demanda de alquiler, porque hay muy poca oferta y el precio sube", expone el presidente.

"En ningún sitio existe ningún activo que supere esta rentabilidad, ningún tipo de producto que el banco te pueda ofrecer que vaya a dar la rentabilidad de los alquileres, por ello se da el alquiler vacacional y, como consecuencia, para alquiler residencial hay menos opciones, y el que existe está más caro"

González explica que los inversores "compran para alquilar" y suben los precios porque la rentabilidad en la vivienda "vuelve a estar por encima del seis o el ocho por ciento". En este momento, subraya que "en ningún sitio existe ningún otro activo que supere esta rentabilidad, ni tipo de producto que el banco te pueda ofrecer que te vaya a dar la rentabilidad de los alquileres, por lo que se centran en el alquiler vacacional y, como consecuencia, para alquiler residencial hay menos, y el que existe está más caro", concluye. 

Cambios normativos 
La nueva normativa relativa al cambio del contrato de alquiler, que ahora se puede realizar año a año, también provoca, en su opinión,  que "algunos propietarios hayan subido las rentas, pero luego no consiguen alquilarlo y lo que han hecho es venderlo", aclara González, quien matiza que "todo ha ido cambiando mucho, pues ha habido una mejora del empleo, pero por el contrario, el poder adquisitivo ha disminuido, con lo cual no lo entendemos". 

Por otro lado, el presidente de la asociación en Tenerife explica que hay personas que quieren ofrecer la vivienda vacacional como una explotación hotelera, que tiene unos servicios, pero la misma "no puede ser una explotación hotelera encubierta, por lo que es necesario regularlo". "Solo tienes que ver lo que está pasando. Si el mensaje político es que la legalidad no sirve para nada, pues la gente pensará lo mismo", advierte.

Para Plácido González, "los ciudadanos se arriesgan a la sanción porque piensan más en ir sacando rentabilidad, e incñuso com sanción les merece la pena", lamenta el experto, quien considera que también es necesario regular este asunto desde el punto de vista de las comunidades de vecinos, otras de las damnificadas por estas actividades."Si soy residente, quiero descansar, y poner un alquiler vacacional implica entradas y salidas constantes”, matiza. 

En la actualidad, algunos ayuntamientos han llegado a estabelcer multas de hasta 40.000 euros por incumplir la normativa contraria al alquiler vacacional. 

"Hay personas que quieren ofrecer la vivienda vacacional como una explotación hotelera, que tiene unos servicios, pero la misma no puede ser una explotación hotelera encubierta, por lo que es necesario regularlo"

En esta línea opina también el consultor inmobiliario y responsable comercial de la consultoría inmobiliaria Eqinm, Gorka López, coincide con el presidente de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (ACEGI) en que el alquiler vacacional "no es el único factor, pero tiene un peso muy importante en el aumento de precios del alquiler residencial en Canarias". 

Asimismo, percibe "un pequeño cambio de costumbres, por así decirlo, además de la dificultad para acceder a la compra de una vivienda en los últimos años". Opina que se debe al aumento de la demanda, que hace que los precios suban, además de la escasez de vivienda pues "ya se venden más" y, con un mayor peso, ese "tirón del alquiler vacacional". "Todo eso sumado hace que haya incrementos de precios significativos en algunas zonas y tipologías", asegura.

La vivienda se encarece en Canarias el 3,5 % en el segundo trimestre de 2016

El precio de la vivienda en el conjunto de España subió hasta los 1.530 euros por metro cuadrado, con lo que este indicador encadenó nueve trimestres consecutivos al alza, conforme a los datos del Ministerio de Fomento. 

  • Respecto al primer trimestre, el incremento fue del 0,3 %, según la misma fuente, que apunta que descontada la inflación el precio de la vivienda libre cayó el 0,4 % en tasas interanuales 
  • En el caso de las casas de hasta cinco años de antigüedad, el precio por metro cuadrado subió el 2,8 % (1.795,4 euros por metro cuadrado. 
  • Las viviendas más antiguas se revalorizaron el 1,4 %, hasta los 1.521,5 euros por metro cuadrado. 
  • Entre mayo y junio, la vivienda se encareció en Ceuta y Melilla (7,1 %), Cataluña (4,3 %), Madrid (3,5 %), Canarias (3,5 %), Baleares (3,3 %) y Navarra (1,1 %). 
  • Por contra, los precios descendieron en once comunidades autónomas, encabezadas por Aragón (3 %), Extremadura (2 %), Castilla y León (1,7 %) y Cantabria (1,3 %). 

En los municipios de más de 25.000 habitantes, los precios más elevados se registraron en San Sebastián (3.436,3 euros/m2), Sant Cugat del Vallès (2.877,3 euros/m2), Ibiza (2.875,8 euros/m2), , Barcelona (2.836,0 euros/m2), Pozuelo de Alarcón (2.775,0 euros/m2), Santa Eulalia del Río (2.690,2 euros/m2), Madrid (2.677,0 euros/m2) y Getxo, 2.658,0 euros/m2. 

El otro lado de la tabla lo lideraron Elda (510,9 euros/m2), Ontinyent (551,5 euros/m2), Villena (584,0 euros/m2), Alcoy (584,4 euros/m2), Villarrobledo (588,0 euros/m2) y Xirivella (598,8 euros/m2). 

Según los datos de Fomento, en el caso de la vivienda protegida, el precio por metro cuadrado se situó en el segundo trimestre en 1.134,2 euros, el 2,4 % más que en el mismo periodo del año pasado y el 0,1 % más que en el primer trimestre. 

Según la serie histórica, los precios de la vivienda libre comenzaron a remontar en el segundo trimestre de 2015, después de sumar 26 trimestres consecutivos de caídas. 

El precio medio registrado en el segundo trimestre es inferior en el 27,2 % al máximo alcanzado durante la burbuja inmobiliaria, que se registró a principios de 2008 y se ha recuperado en un 5,1 % respecto al mínimo que marcó en el tercer trimestre de 2014.