La Cámara reclama un "potente" plan de inversiones para reactivar la economía

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife ha reclamado un “potente” plan de inversiones y una urgente simplificación de los procedimientos administrativos para reactivar la economía canaria tras el choque que ha supuesto la epidemia de Covid y las medidas para frenar su expansión.

El Boletín de Situación Económica (Botse) del segundo trimestre del año, elaborado por la entidad cameral con el patrocinio de Caixabank, corrobora que el cierre de diversos sectores a causa de la crisis sanitaria ha desencadenado una contracción brusca y profunda de la actividad, la demanda y el empleo, agravada por la caída de la confianza. Ello se ha traducido en un desplome del 36,2% en el producto interior bruto (PIB) respecto al mismo periodo de 2019, una caída superior en 14 puntos a la que presenta la media del país, indica la entidad cameral en el Botse.

La Cámara advierte de que las perspectivas a medio plazo están condicionadas aún por un elevado grado de incertidumbre, una situación que se mantendrá en tanto no exista vacuna contra el virus o un remedio médico efectivo para la enfermedad.

Hasta que llegue ese remedio, sostiene el presidente de la entidad, Santiago Sesé, será preciso trabajar para recuperar la conectividad aérea, de la que en gran medida depende la economía canaria, pero también poner el acento sobre las actividades menos vinculadas con la demanda externa.

#ECONOMÍA| El Barómetro también revela revela que el 79,5 % de los #autónomos ha visto caer su #facturación respecto al año anteriorhttps://t.co/NbHgo43cD4

De ahí, apunta Sesé, la necesidad de desarrollar un ambicioso programa de inversiones “que active y dinamice diferentes planes que están ya en ejecución o pendientes de iniciarse y que generarían efectos multiplicadores en la economía y contribuirían a resolver algunos de nuestros problemas como sociedad y a elevar la competitividad de nuestra economía”.

El sector más potente y con mayores efectos de arrastre en la economía y el empleo en estos momentos es la construcción y su reactivación impulsaría, entre otras, a la industria de bienes intermedios, a una parte del comercio mayorista y minorista y a profesionales de la arquitectura o la ingeniería, además de ser un sector muy intensivo en mano de obra, detalla el presidente cameral.

Para que estas inversiones causen el efecto deseado es “imprescindible” que la Administración acompañe facilitando y agilizando trámites, añade Sesé. El decreto de simplificación administrativa que prepara el Gobierno regional “debe ser una oportunidad para dar un salto cualitativo en la tramitación de expedientes de inversión tanto pública como privada”, insiste.

#ECONOMÍA | El sector de la hostelería vive el que ya es el peor verano de su historia reciente por la pandemia y la patronal augura un otoño "negro" con más cierres.#Covid19 #Canarias #hosteleriahttps://t.co/UJm2MEO8lO

Las propuestas de la Cámara para afrontar la necesaria reactivación de la economía del Archipiélago incluyen también aprovechar el Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias para estudiar una bonificación transitoria a las cotizaciones sociales de los trabajadores en las islas, “una medida de impacto, de carácter integral y directa que favorecería la contratación en todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño”, argumenta Santiago Sesé.

En el ámbito de la conectividad aérea, recalca la importancia de negociar con AENA y con el Estado para propiciar una rebaja temporal de tasas aeroportuarias para estimular los viajes a Canarias a precios asequibles.

Por su parte, el director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, señala que la inversión "crece con fuerza en empresas, por encima del 6% en el primer semestre, fruto de las acciones para blindar la liquidez del sector empresarial con el apoyo de CaixaBank, con el objetivo de mantener, con el rigor necesario, las empresas operativas y ayudar al tejido productivo de Canarias a superar los estragos de la pandemia.

En el Boletín se indica que el "shock" que ha representado la epidemia de Covid-19 para el mercado laboral no tiene precedentes en Canarias y adquiere una intensidad muy superior a la de la crisis anterior.