"El Real Decreto lo tenían que tener previsto en cuatro meses"

Víctor Morín, miembro del comité de empresas de estibadores portuarios, es una de las cabezas visibles del sector en Santa Cruz de Tenerife. Por su experiencia, conocimientos y trabajo a lo largo de los años, Mórin se ha convertido en una pieza fundamental en el engranaje de los estibadores, tanto en lo laboral como en la comunicación.

Este miércoles y jueves (8 y 9 de noviembre) se celebra el Congreso Nacional de los estibadores en la ciudad de Sevilla, donde se analizará la situación actual del sector después de un 2017 algo convulso y con unas elecciones a la coordinadora estatal que no son tal por la ausencia de aspirantes ante la labor al mando del canario Antolín Goya.

Sobre el congreso de la coordinadora y la actualidad de los puertos canarios hablamos con Morín.

Image

Víctor Morín | ATLÁNTICOHOY

Tras los meses de conflicto en la pasada primavera que llevó al sector a la huelga por el desencuentro con el Decreto Ley del ministro de Fomento Iñigo de la Serna, ¿en qué punto se encuentran las negociaciones?
En Madrid se sigue negociando el acuerdo final con las empresas, la Patronal Anesco y los estibadores. El Real Decreto que cuelga del Decreto Ley con el que se está trabajando está pendiente porque todos los funcionarios se encuentran pendientes de Cataluña y aún no ha habido avances, aunque lo tenían que tener previsto en cuatro meses. Estamos pendientes, pero va caminando y esperemos que se acabe recogiendo los frutos.

¿Las condiciones que se pedían marzo, a día de hoy, son las mismas sobre las que se están trabajando?
La subrogación que era la principal demanda ya está cerrada, pero nosotros habíamos ofrecido una rebaja salarial del 10% y es la que están valorando, entre comillas, y se sigue trabajando.

¿Se mantiene la fuerza y unión de la estiba a nivel nacional o con la pérdida del seguimiento mediático se ha podido diluir?
Seguimos fuertes. Esta semana tenemos un congreso de la coordinadora estatal de trabajadores del mar, que es nuestro sindicato propio. Eso hace que estemos más unidos que nunca. Los congresos se hacen cada cuatro años y encima este año la unión es mucho mayor, porque no solo están los estibadores, sino también los prácticos, remolcadores, gente de empresas de las estibadoras consignatarias, de las autoridades portuarias… Y eso va a confluir en el congreso de Sevilla. Se va a demostrar la unidad que hemos demostrado durante todo este periodo de tiempo.

El congreso es cada cuatro años, por lo que su importancia es trascendente, ¿cuáles son los temas principales que se van a tratar y cuáles los objetivos que se buscan conseguir?
El principal tema, sin restar importancia a los demás, es la reelección. No hay más candidaturas que la de nuestro coordinador general, que es Antolín Goya, pero también es el apoyo hacia todos los pasos que se han dado meses atrás. El congreso lo respaldará, o no, si lo estima oportuno, pero creemos que el respaldo va a ser mayoritario sobre toda las negociaciones. De aquí para adelante, lo que esperamos es la estabilidad en el sector, que es fundamental y lo que seguimos reivindicando, porque la realidad es que durante todo este proceso hay empresas que se han desestabilizado y lo que pretendemos es que no haya ningún medio externo a la desestabilización propiamente de la estiba en general. El sector sigue en crecimiento, que es muy importante, así como que esa estabilidad se termine de producir y que sigan creciendo los puertos como venían haciendo desde antes del conflicto.

La compra de la empresa Boluda de la terminal Capsa del puerto de Santa Cruz de Tenerife va a propiciar que se desvíe tráfico y carga que antes iba al puerto de La Luz de Las Palmas. ¿Se puede generar conflicto y desestabilizar la unión de la estiba en el Archipiélago?
El trafico ya existía antes en la terminal, pero ahora lo más lógico era que lo compraran definitivamente y lo hicieran en Santa Cruz. Es un tema completamente empresarial en el que no entramos. Por supuesto que nos alegra que el tráfico venga al puerto de Santa Cruz, pero no ha sido decisión de los estibadores ni de ninguno de los puertos, sino que ha sido una decisión puramente empresarial. Nos alegra porque es más trabajo para el puerto.

¿Se va a intentar que la mayor naviera del mundo, la danesa Maersk, tenga líne regular con Canarias?
En eso está la empresa TST y la autoridad portuaria, que lo están haciendo bien tratando de captar ese tráfico. En el mes de septiembre hemos subido un 1075% con respecto a septiembre de 2016, con lo cual, te puedes imaginar lo contento que estamos por ese lado. Maersk es la primera naviera del mundo e intentando mimarla en todo lo que nos solicita y los estibadores creemos que hemos estado a la altura de las circunstancias, respondiendo perfectamente a las demandas. Eso es un dato positivo para ellos y la naviera está contenta con la gestión que han hecho los estibadores portuarios, después de toda esa problemática que tenían con sus buques por el ataque informático. La empresa está intentando en este caso captar y creemos que va en buena línea ya que hay escalas confirmadas para este mes de trasbordo. Eso posibilita que se pueda seguir trabajando y que puedan venir mas barcos de trasbordo que mantengan una línea regular en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. No es solo bueno para Tenerife, sino para toda Canarias, como lo hizo MSC en el puerto de La Luz de Las Palmas, que ya ha sido comprada al 100%. Se crea empleo y crean líneas de trasbordo. 

Si conseguimos barcos que vengan aquí de otros países y se afinquen, va a ser positivos para todos los canarios, porque quiere decir que estamos creando conexiones de líneas con puertos que antes no teníamos, por lo que la mercancía puede venir directamente. Es empleo directo en todas las islas, sin intermediarios: suministros de víveres, suministro de fuel, reparaciones navales si los necesitara, contrata prácticos, amarradores, remolcadores, estibadores y un largo sin fin de gente que pueda trabajar alrededor de una actividad segura, que le damos seguridad jurídica aquí y que de momento solo tiene cosas positivas.n eso está la empresa TST y la autoridad portuaria, que lo están haciendo bien tratando de catar ese tráfico. En el mes de septiembre hemos subido un 1075% con respecto a septiembre de 2016, con lo cual te puedes imaginar lo contento que estamos por ese lado. Maersk es la primera naviera del mundo y estamos intentando por supuesto mimarla en todo lo que nos solicita y los estibadores creemos que hemos estado a la altura de la circunstancia y el colectivo ha respondido perfectamente a las demandas. 

Hay escalas confirmadas para este mes y eso posibilita que se pueda seguir trabajando y que puedan venir mas barcos de trasbordo que mantengan una línea regular en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, que no es solo bueno para Tenerife, sino para toda Canarias, como lo hizo MSC en el puerto de La Luz de Las Palmas, que ya ha sido comprada al 100%, que es un dato positivo para toda Canarias, porque crea empleo y crean líneas de trasbordo. El buque hace muchas más cosas en el puerto: suministros, suministros de víveres, suministro de fuel, reparaciones navales si los necesitara, contrata prácticos, amarradores, remolcadores, estibadores y un largo sin fin de gente que pueda trabajar alrededor de una actividad segura, que le damos seguridad jurídica aquí y que de momento solo tiene cosas positivas.

Image

Un buque de la naviera Maersk en el puero de Santa Cruz de Tenerife | @TFESHIPYARDS

¿Cómo viene la cantera de jóvenes que quieren entrar al sector?El otro día estuve dando una clase a chicos que se van a dedicar a las aduanas y consignatarias. Tienen un 'desconocimiento' del sector total, pero porque están empezando. Son una cantera de unos 25 o 30 alumnos que está generándose y yo creo que poco a poco van a entrar con fuerza.


¿Cómo se ve en el gremio la compra de Trasmediterránea por la Naviera Armas?
Primero que nada, que un empresario canario haga una acción como ésta me parece loable y arriesgado. Ahora, diversificando, hay que ver qué va a hacer con la Naviera, si la va a mantener como tal cambiarle el nombre, o no, porque el nombre de Trasmediterránea tiene un valor histórico, y cumplen 100 años este mes. Ha tenido mucha importancia y sobre todo con el transporte a nivel de Península para las Islas Canarias. Antonio Armas tendrá que saber cómo va a decir la directriz de la empresa, pero yo creo que será positiva.