Diez comidas preferidas de personajes y figuras históricas: Ranking

Tuvigú

A quien más, quién menos siempre agradará una especialidad gastronómica u otra y por encima de cualquier otra. La receta favorita, esto es: los que se inclinan por antojos sencillos, caso de hamburguesas o espaguetis, en contraposición a los gustos de los gourmets del tipo ostras y champán o caviar.

En el imaginario de dibujos animados, series, películas o cómics, al igual que en la vida real, personalidades de ficción o de la historia demostraron en algún momento sus preferencias coquinarias. Son muchas las anécdotas incluso manías respecto a ellas pero HuleyMantel ha querido situar algunos ejemplos que han destacado por la simpatía o fuerza de sus protagonistas.

Aquí el listado de diez nombres con sus respectivas comidas preferidas que nunca pasaron inadvertidas.

Obelix y su inseparable jabalí. Uno de los geniales personajes de Albert Uderzo y René Goscinny, tanto plasmado en dibujos como en películas junto a Astérix, apreciaba los cerdos silvestres que, hasta donde se conoce, no eran de la predilección de los antiguos galos, más adeptos de liebres y pequeños ciervos.

Andy Warhol. Supuestamente le gustaba la sopa de tomate que luego inmortalizó en el ámbito artístico de su época. Se sabe más de teorías por las que el publicista de formación convirtió la lata en un elemento cotidiano para desmitificar el arte que si en verdad su contenido le pudiera encantar.

Popeye el marino. El personaje de tiras cómicas y cortometrajes de dibujos animados creado por Elzie Crisler Segar​ en 1929 conseguía una fuerza inusitada cuando ingería su cantidad necesaria de espinacas. Toda una inspiración para los niños de diferentes décadas.

Marilyn Monroe. Al parecer, a la mítica actriz le gustaban mucho los helados de crema, chocolate caliente y frutos secos. Y las alcachofas. Precisamente Andy Warhol ideó para ella la “Sopa Marilyn”. ¿Adivinan uno de los ingredientes? Efectivamente: lata de sopa de tomate Campbell’s.

Leonardo Da Vinci. El pastel de pastor era uno de los platillos que llamaban la atención por su sabor y diferentes formas de prepararlo usando carne de cordero y técnicas de pastelería. Aunque, al parecer, también mostraba gran fidelidad a los vegetales.

El coyote y el gato Silvestre. Claramente, a los forofos de estas caricaturas animadas de los torpones cazadores no se les ocurre otro bocado más exquisito para ambos que el Correcaminos y el canario Piolín, respectivamente.

Luciano Pavarotti. Al tenor se le conocía una gran afición por la gastronomía y no sólo como comensal sino también como cocinero. “Siempre viajaba con treinta maletas que contenían todo su mundo, incluyendo la comida: jamones enteros, tortellini y parmigiano”, desvelaba en un documental su segunda mujer Nicoletta Mantovani.

El Monstruo de las Galletas. Es uno de los títeres del programa educativo infantil Barrio Sésamo y en la coproducción española conocido por Triki. No hace falta estrujarnos la cabeza para saber cuál es su verdadera predilección a la hora de zampar.

Charles Darwin. El teórico de la Evolución era miembro del Club Glutton en sus tiempos de estudiante y con los amigos probaba carnes extrañas. Se le supone experiencias de ingesta de halcón o cocodrilo pero su favorito: ¡el armadillo!  "Sabe a pato solo que mejor”, describió.

Cristiano Ronaldo. Para el célebre futbolista portugués no hay nada mejor que un plato de bacalao a las brasas, uno de los platos típicos de Madeira, su isla natal. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre