Detenido en Tenerife por intentar matar un hombre que le recriminó que fumase

La Policía Nacional ha detenido en Santa Cruz de Tenerife a un hombre de 69 años que presuntamente intentó matar con una botella de cristal rota a otro que le recriminó que fumase en una terraza de un bar.

Los hechos se produjeron después de que la víctima, que estaba sentado en la terraza de un local sito en las inmediaciones de la calle Fernández Navarro, discutiera con otro debido al comportamiento que tenía con la camarera que atendía las mesas y a que, según manifestó a los policías nacionales, pretendiese fumar, al parecer un porro, a su lado.

A los pocos minutos de marcharse, la persona que pretendía fumar regresó con una botella de cristal en la mano con la que, tras romperla, intentó apuñalar en el pecho al hombre, que seguía sentado en la terraza,  según indica la Policía Nacional en un comunicado.

La rápida reacción de la víctima, que se protegió con una silla e interpuso el brazo entre la botella y su pecho, así como el auxilio de un ciudadano que inmovilizó momentáneamente al agresor, le impidió a este que alcanzase el objetivo que, al parecer, perseguía.

Inmediatamente después, esta persona huyó a la carrera del lugar, por las calles adyacentes del establecimiento.

Los agentes de la Policía Nacional desplazados al lugar de los hechos hallaron a la víctima consciente, aunque con un sangrado importante en sus heridas, localizadas principalmente en el antebrazo.

Tras solicitar asistencia sanitaria urgente, recabaron los primeros datos sobre la descripción fisíca del agresor, que fueron transmitidos al resto de patrullas de la Policía Nacional.

Instantes después, otra patrulla de la Policía Nacional localizó a un hombre, que coincidía con las características físicas facilitadas, en la zona del Mercado de África.

Los agentes pudieron observar que esta persona, además, llevaba la ropa manchada de sangre.

Ante los indicios existentes, los policías nacionales procedieron a su detención.

La víctima, por su parte, fue trasladada con carácter urgente por parte de los servicios sanitarios al centro hospitalario, habida cuenta de las lesiones que presentaba.

El detenido ha sido puesto, junto al atestado realizado al efecto, a disposición de la autoridad judicial competente, que ordenó su ingreso en prisión.