Martí: "Siento una impotencia y una rabia tremenda"

José Luis Martí, entrenador del Club Deportivo Tenerife, dijo sentir "impotencia y una rabia tremenda" después de perder el último partido de la promoción de ascenso a Primera con el Getafe, y declaró que "la vida ha sido injusta" con su equipo de "manera fea".

El Getafe ganó 3-1 en el Coliseum Alfonso Pérez en la vuelta de la segunda eliminatoria de promoción de ascenso a Primera. En la ida, el Tenerife venció 1-0.
"Siento una impotencia y una rabia tremenda porque creo que la vida ha sido muy injusta con este grupo de jugadores y esta afición. La vida ha sido muy cruel con nosotros porque después del esfuerzo nos merecíamos este premio. Siento impotencia y rabia, pero estoy orgulloso de estos jugadores que se dejan la piel", dijo Martí, en rueda de prensa.
El técnico del Tenerife dijo que su equipo "salió muy bien, pero en la primera aproximación" les hicieron un gol.
"Es un golpe duro, no nos supimos rehacer y nos costó porque nos encontraban arriba. En la segunda mitad si hubiéramos metido una de esas ocasiones estaríamos en otra situación", declaró Martí, que aseguró que ahora "hay que levantarse porque a partir de aquí nos hará más fuertes para volver a pelear como si fuera la vida en ello".
Día duro
"Hoy va a ser un día duro. La vida ha sido injusta con nosotros de manera fea en la segunda parte porque creo que no se ha jugado ni un solo minuto. He recibido muchos golpes en la vida y en el fútbol y solo queda levantarse y seguir peleando", señaló.
Por último, Martí mostró su enfado al declarar que le ha parecido "una vergüenza el comportamiento general de lo que puede ser el anti-fútbol".
"Aún así, eso también es fútbol. El rival puede hacer lo que corresponda y el arbitro tiene que tomar medidas. Si dan una patada por encima de las rodillas es roja. Pero no quiero hablar de los árbitros. Lo único que quiero es cambiar es el estado anímico de los jugadores", concluyó.