El CD Tenerife gana fuera de casa y alimenta la ilusión para lograr su sueño: la Primera División

El Tenerife aprovechó las carencias defensivas del Alcorcón para, con goles del hondureño 'Choco' Lozano, el japonés Shibasaki y el canario Tyronne Del Pino, sumar un importante triunfo que prácticamente le asegura jugar la promoción y mete a su rival en muchos apuros por la permanencia.

El conjunto canario, conocedor de la derrota del Getafe, vio en su partido frente al Alcorcón una oportunidad de oro para acercarse a la tercera plaza y asegurar prácticamente el play-off a falta de dos jornadas.
Con ese objetivo, y una marcha más que su rival, el Tenerife saltó al césped de Santo Domingo y a los nueve minutos ya dominaba el marcador con un gol de cabeza del hondureño 'Choco' Lozano, tras una asistencia de Aaron Ñiguez, que tuvo en sus botas poco después el segundo tanto con un remate a bocajarro dentro del área que se fue por encima del travesaño.
El Alcorcón, que volvió a repetir por cuarto partido consecutivo con una defensa de cinco, pasó muchos apuros para frenar los ataques del conjunto canario, que se repitieron una y otra vez hasta el punto de convertir al portero Dmitrovic en el mejor jugador del equipo local por sus paradas en la primera mitad.
El técnico del Alcorcón, Julio Velázquez, no vio nada claro el juego de su equipo desde la banda y a los 25 minutos realizó su primer cambio con la entrada del extremo Iván Alejo por el centrocampista Tropi.
Con Alejo, el Alcorcón mejoró su juego ofensivo, aunque fue de nuevo el Tenerife el que golpeó con otro tanto, esta vez del japonés Shibasaki, que lanzó un disparo al palo izquierdo tras una asistencia de Tyronne Del Pino.
Antes del descanso, el conjunto madrileño pudo reducir la distancia con un cabezazo de Owona que sacó en línea de gol Dani Hernández con una parada tremenda.
La ofensiva
La inercia ofensiva le valió al Alcorcón para empezar la segunda parte mejor que su rival y Oscar Plano, que apenas llevaba tres minutos sobre el césped, metió el miedo en el cuerpo al Tenerife.
Aún así, el balón parado volvió a destapar las carencias ofensivas del Alcorcón, puesto que de un córner nació el tercer tanto del Tenerife, obra de Tyronne, que aprovechó un fallo defensivo para recoger un balón en el área solo y fusilar a Dmitrovic.
El conjunto madrileño no renunció a la machada y tuvo sus oportunidades, sobre todo raíz de la entrada de David Rodríguez, pero de nuevo sufrió defensivamente debido a los fallos que cometió y que permitieron al Tenerife acercarse a su área.
A falta de diez minutos para el final, el Tenerife se quedó con uno menos por la expulsión de Camille, aunque eso no influyó en el marcador debido a la ansiedad que demostró el Alcorcón por trenzar jugadas ofensivas que casi siempre terminaron en malos centros o disparos sin peligro.