DecorAcuarium: el edén de las mascotas

No recuerdo que día era, ni siquiera el mes; solo recuerdo que era una tarde gélida de 2005 en la que no paraba de mirar el reloj esperando que mis padres me fuesen a buscar al colegio para conocer a la nueva integrante de la familia. Siempre había querido tener una mascota, pero en la vida todo son etapas. Seguramente, para un niño de 11 años quizás sería la primera gran responsabilidad de mi vida. Quizás no era consciente, o quizás sí, pero la ilusión hacía que ninguna barrera fuese suficiente para derribar esa inmensa alegría de recibir a una nueva compañera.
Mis padres lo tenían claro; mi hermana y yo también. Queríamos que nuestra mascota fuese noble, que le gustase estar con los niños, hogareña, y por eso no teníamos duda sobre adónde acudir. Allí donde siempre resolvían todas las cuestiones de mis amigos, expertos en mascotas y amantes de los animales, que lo llevaban demostrando, día a día, desde 1992. Salí del colegio, olvidándome hasta los deberes, cogí la mochila y me subí en el coche corriendo, directo a DecorAcuarium. 
DECORACUARIUM
Decoracuarium | Imagen: CEDIDA.
En el corazón del mítico barrio de La Salud me esperaba "Golosina". Así se llamaba la Golden retriever que dejaría huella en mi vida. Con unos cuidados exquisitos, junto a "Croqueta", "Cotufa" y muchas otras mascotas, rodeadas de todo lo necesario para su alimentación y cuidados. Lo nuestro fue un flechazo. Como ese amor de verano que solo existe en las películas. Un amor irracional, inexplicable pero real. No sé si a "Golosina" le gustaría el nombre que le pusieron en DecorAcuarium, pero en la familia queríamos ponerle un nombre que significase mucho en nuestras vidas. Algo que tuviésemos en común y que nos esbozase un recuerdo y una sonrisa al oír su nombre, como conseguía esa linda perrita incluso cuando hacía sus mayores travesuras. Después de mirar muchas opciones, todos los planetas se alinearon y casi al unísono coincidimos en que se llamaría "Abril". No estábamos en primavera, pero ese mes es especial en mi familia. Mi hermana melliza y yo nacimos el 14 de abril. Mis padres se casaron el 20 de abril y otras muchas citas relevantes en nuestras vidas transcurrieron en el cuarto mes del calendario.
Así comenzó nuestra historia con Abril. Y su recuerdo siempre permanecerá en nuestros corazones, sabedores, además, de que si algún día vuelvo a DecorAcuarium se acordarán de Abril, o de Golosina, como yo; y es que siempre tuve claro que allí me proporcionarían lo mejor para su bienestar y salud.