Costaleras por vocación y fervor

La Semana Santa ya está aquí y, con ella, la multitud de procesiones que día tras día llenan las calles y los templos del Cristianismo. Los fieles podrán vivir su pasión un año más y, los que no, también podrán disfrutar de la solemnidad, emoción y espectacularidad de los ritos religiosos.

Santa Cruz de Tenerife volverá a ser una de las localizaciones importantes de la sagrada semana con más de 40 procesiones en sus días señalados. Una de ellas será la Procesión de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Esperanza Macarena, el Jueves Santo, día 29, protagonizada por la cofradía de La Macarena de Tenerife, donde uno de los pasos (Jesús Cautivo), un año más, será cargado solo por mujeres.

Image

El paso dirigiéndose a la Iglesia de la Concepción en el ensayo | AH

AtlánticoHoy.com pudo compartir con la hermandad el último ensayo antes del día más importante del año para ellas. Son meses de espera que entran en su recta final una vez acaban los carnavales, para echar el resto de su pasión, fe y fidelidad a su Esperanza Macarena.

La cofradía es mixta, con 35 costaleros y 32 costaleras, pioneras en el Archipiélago. “No sé si habrá más costaleras en Canarias, pero sí hay portadoras, que es distinto”, señala María del Carmen Llarena Suárez, Hermana Mayor de la cofradía y que cumple su segundo mandato al frente, en dos etapas diferentes. “Yo ingresé en la hermandad en el año 2000”.

Junto a ella, en un rincón de la sede localizada en la calle Ni fu Ni Fa, se sienta Margarita Alcover, la más veterana de la cofradía y que desborda pasión y tranquilidad en cada una de sus palabras. “Una hermandad religiosa. Una hermandad de hermanos, que procuramos la unión, la paz y el hermanamiento, y lo estamos logrando”, afirma.

Image

Margarita Alcover y María del Carmen Llarena | AH

“La cofradía la formaron unos señores andaluces, junto a unos canarios y ahora prácticamente la llevamos solo canarios”, explica Margarita. Concretamente, la aparición de La Macarena en Tenerife se debe al capitán de infantería José Rubio Gallardo, que encabezó un pequeño grupo de andaluces radicados en Santa Cruz y que fundó la hermandad el 27 de marzo de 1959, motivados por la devoción que profesaban a María Santísima de la Esperanza Macarena. “Somos una sede de Sevilla, de la Esperanza Macarena”, añade Mari Carmen.

Con la llegada del "momento más especial del año", la cofradía sacará a sus 300 componentes entre hermanos cofrades, costaleros, costaleras, niños o  mantillas, entre otros. "En la calle
normalmente nos esperan más de 30.000 personas, ya que es la procesión que lleva más gente por las calles de Santa Cruz. No es que los llamemos, es que quieren venir", resalta Margarita.

Image

Un momento del ensayo en la calle de La Noria | AH

Y es por esa pasión en crecimiento que vale la pena todo el esfuerzo desconocido que hay detrás durante meses. "Desde octubre ya empezamos", confiesa la Hermana Mayor de la hermandad. "Y desde que termina el Domingo de Piñata, al día siguiente ya se empiezan a formar los pasos con los ensayos".

Por su parte, Margarita quiere incidir en el esfuerzo y la unión de la cofradía para poder vibrar cada Semana Santa. "Estamos haciendo un
esfuerzo sobrehumano para sacar las procesiones. Con el hermanamiento y la responsabilidad de todos, la vamos a sacar" explica antes de reconocer que la cofradía necesita más economía. "Esta hermandad económicamente no tiene entradas y estamos arrimando todos el hombro un poquito. Nos han ayudado también. Estamos pasándolo un poquito apretados, pero ahí vamos. Con fe, valentía y humildad la estamos sacando", señala.

Inexplicable con palabras
Mari va cumplir su décimo noveno año como costalera de La Macarena de Tenerife, y en cada uno de ellos, sin falta, ha participado en la procesión sin calzado. "Muchas vamos descalzas, como yo, que los 19 años he ido descalza", comenta.

Con el orgullo de ser "las primeras de Canarias", la costalera no encuentra en sus palabras la sensación de cargar cada año el paso. "No te puedo explicar lo que se siente. Es como un fervor… Es increíble lo que se siente debajo", indica Mari pocos minutos antes del último ensayo del que reconoce, a pesar de que no se carga la imagen hasta el día de la procesión, que "pesa un poco más". "Cuando estás debajo del paso en la procesión no te pesa nada de nada. Hay que vivirlo, cargarlo y saberlo", explica.

Image

Las costaleras preparadas para el ensayo. Mari, la tercera por a derecha en a fila superior | FACEBOOK LA COFRADÍA DE LA MACARENA DE TENERIFE

Y ahora, el callejón de La Casa del Miedo de Los Mamelucos se llena de silencio para escuchar al capataz Leo, camino de la Iglesia de la Concepción. 

"¡Al cielo con ella!"

Conoce la historia de la Cofradía de La Macarena de Tenerife

La historia de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Esperanza comenzó el 27 de marzo de 1959, cuando fue fundada por un pequeño grupo de andaluces radicados en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, encabezados por el capitán de infantería José Rubio Gallardo. La fundación estuvo motivada por la devoción que profesaban a María Santísima de la Esperanza Macarena, siendo su primitiva denominación la de Venerable Archicofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de la Esperanza Macarena, y su sede canónica la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, en el barrio de la Victoria. Desde sus inicios fue conocida popularmente como la “Cofradía de los Andaluces”.

En su primera junta general concedió el título de hermano mayor de honor al Regimiento de Infantería Ligera (Tenerife 49), cuya banda de guerra nos acompaña todos los años en nuestra salida procesional, el de mayordomo mayor de honor al Tercio Don Juan de Austria (3º de la Legión Española) y el de camarero perpetuo de honor al Capitán general de Canarias. 

Posteriormente trasladó su sede a la Iglesia de San Alfonso María de Ligorio, en el barrio de Los Gladiolos, y finalmente a su parroquia actual, la Iglesia Matriz de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife. La cofradía modificó su advocación, adquiriendo la de Nuestro Padre Jesús Cautivo en memoria de la imagen homónima, que venera la Cofradía del Cautivo de Málaga.

Así pues, en el año 2009 la hermandad celebró las bodas de oro de la constitución de su cofradía, para lo cual se realizó una procesión extraordinaria en el mes de octubre con nuestras imágenes titulares.