meridiano

Cosa de locos...

HOSPITEN

Restricciones y más restricciones, y en Tenerife no damos con la clave. Día tras día llueven contagios (por encima del medio centenar largo), y fallecidos, en una isla instalada en el semáforo rojo, sin esperanza de verde. Casi 3 de cada 4 contagiados en Canarias son tinerfeños.

Y lo increíble es que la mayoría (quitando unos cuantos descerebrados) pensamos igual. Todos nos llenamos la boca con que hay que cumplir las normas y ser responsables, pero lo que no parecemos tener tan claro es cómo cumplir con esa responsabilidad. Hacemos de policía de barrio con los demás, para luego besarnos y abrazarnos hasta con el vecino.

Al final, según los psicólogos, todo es un asunto de conducta. Me llamó poderosamente la atención la reflexión de la Decana del Colegio Oficial de Psicología de Tenerife, Carmen Linares, insistiendo en algo que llevamos oyendo hace tiempo y que, me temo, nos hemos tomado a broma.

Y es el hecho de que los incumplimientos, muchísimas veces, tienen que ver más con la fatiga pandémica y con las contradicciones de las propias normas, que con el hecho en sí de negarse a acatarlas. No sabes qué hacer, te hartas de hoy por aquí, mañana por allí y al final sale el animal que vive dentro y grita aquello de “al carajo con todo...no puedo vivir así”.

Confinados a las 23.00, y el resto del día de tienda en tienda, de bar en bar, y abarrotando los Centros Comerciales, como si el mundo se fuera a acabar. Las imágenes de este Puente han resultado tremendas. Uno de los días, la cola para acceder al parking de un conocido Centro Comercial de Santa Cruz era tal, que llegaba hasta la autopista, que se colapsó en minutos.

Se pide a la población que haga sus compras navideñas de manera escalonada y llega un puente, en el que la ciudadanía sale a comprar, pero les caen encima porque una gran mayoría acude en masa a los Centros comerciales. El ministro de Sanidad aconseja no salir de casa y nos bombardean a publicidad para que vayamos a comprar. Con razón, desgraciadamente, las consultas de psiquiatras y psicólogos están a reventar. Nunca peor dicho: “esto es cosa de locos...”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre