Conoce tus derechos sobre los gastos de constitución de hipotecas

"Realmente a quién le interesa hacer valer el derecho de la hipoteca es el banco, por lo tanto el banco debería asumir esos gastos o al menos compartir esos gastos"

La sentencia de diciembre de 2015 en la que Tribunal Supremo estimaba nula una cláusula que obliga al cliente a cargar con todos los gastos asociados a la constitución del crédito hipotecario ha abierto la veda. Pues bien, es la oportunidad de los ciudadanos para reclamar sus derechos.
Acudimos a la Asociación de Impositores y Usuarios de Bancos y Cajas de Ahorros (ADICAE) de Canarias que a diario atiende a ciudadanos interesados por este asunto. Preguntamos al coordinador territorial, Manuel Fajardo sobre lo que está ocurriendo en las islas.
"Aquí en la oficina de Adicae Canarias estamos recibiendo a ciudadanos afectados todos los días y, desde Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y el resto de las islas. Hay gente que en su momento o bien tuvo cláusula suelo o no tiene cláusula suelo, pero sí pago sus gastos hipotecarios. Vienen a informarse sobre qué pasos pueden seguir y cómo pueden incorporarse a Adicae o cómo se puede formalizar la reclamación a su banco a través de Adicae", informa Fajardo.
Desde esta plataforma nacional con sede tanto en la capital tinerfeña como en Gran Canaria barajan una cifra de 50 y 60 mil los afectados. "Y lo que pueden hacer es reclamar a su banco la deducción de esas cantidades. Tenemos ya una sentencia del Tribunal Supremo que declara abusiva la cláusula de las hipotecas que obliga al cliente a cargar con la totalidad los gastos asociados a la constitución del crédito (gastos de notaría, gastos de registro y los derivados de Hacienda)", incide Fajardo. 

Aseguran que realmente a quién le interesa hacer valer el derecho de la hipoteca es el banco, por lo tanto el banco debería asumir esos gastos o al menos compartir esos gastos con el cliente y no repercutir el cien por cien al cliente. "Por eso, el Tribunal Supremo ha considerado nula esta cláusula, nula, y por lo tanto se tiene que devolver”, ratifica.
 

"Vamos a insistir en la vía extrajudicial, eso es lo que vamos a insistir primero. Ir a los bancos y tratar de llegar a un acuerdo sin necesidad de acudir a los Tribunales de Justicia".

Los pasos a seguir
"Vamos a insistir en la vía extrajudicial, eso es lo que vamos a insistir primero. Ir a los bancos y tratar de llegar a un acuerdo sin necesidad de acudir a los Tribunales de Justicia. Y si por aquí no conseguimos que a los afectados se les devuelva el dinero iremos a la vía judicial, por medio de una demanda colectiva. Un poco como lo que se hizo con la cláusula suelo. En el 2010 fuimos capaces de aglutinar unos 15.000 afectados a nivel nacional. Y a partir de ese paso demandamos a toda la banca española. Pues ahora con el asunto de los gastos hipotecarios pretendemos hacer algo parecido", recalca Fajardo.

Lo cierto es que cualquier afectado canario está legimitido para reclamar a su banco el dinero. "Si se acude a través de Adicae sólo conlleva el coste va a ser mínimo en comparación de acudir a un abogado particular, las tasas del procurador, etc., o cualquier asociación de consumidores que lo único que quiere es cubrir gastos", añade el coordinador territorial de ADICAE Canarias.

Respuesta negativa del Banco
Ante la pregunta sobre qué respuesta reciben de los bancos cuando se les reclama los citados gastos, Manuel Fajardo es tajante. "La respuesta, en general, es negativa. Salvo el BBVA que, de momento, está haciendo ofertas de devolución de los afectados, aunque muy por debajo de lo que realmente corresponde. Estamos hablando de 500 euros cuando realmente corresponden unos 3.500, 4.000 ó 5.000 euros, que es, por tanto, una oferta irrisoria. Para una hipoteca media de 120.000 euros a 30 años, los gastos sí pueden andar por ahí: 4.000 ó 5.000 euros" comparte Manuel al periódico digital 

AtlánticoHoy. 

Audio de Manuel Fajardo

Llevan desde las Islas Canarias un año o año y medio tramitando reclamaciones desde que salió esa sentencia del Tribunal Supremo. Aquí en Canarias andarán sobre unas mil, o incluso más.