Cómo hacer frente a la falta de energía en esta época del año

Durante la primavera es común tener sensación de decaimiento, falta de energía o cansancio, tanto físico como mental, lo que nos dificulta llevar a cabo las tareas diarias con normalidad. A esto se le conoce comúnmente como astenia primaveral

Para intentar hacerle frente a esta situación, la responsable de nutrición y salud de Nestlé, Laura González, nos asegura que es crucial seguir una dieta equilibrada y que nos aporte los nutrientes y la energía suficiente. Asimismo, otros factores como el descanso y el ejercicio, resultan fundamentales. 
Entre sus principales recomendaciones se encuentran las que se mencionan a continuación: 
  • Realizar entre 4 y 5 comidas al día: tomar un buen desayuno para afrontar la jornada, un tentempié a media mañana, una comida equilibrada, un tentempié a media tarde y una cena ligera. Esto nos ayudará a evitar acumular cansancio durante el día, así como a mantener los niveles de energía altos. 
  • En nuestra dieta debemos incluir los siguientes alimentos indispensables: cereales integrales, legumbres, frutas, verduras, frutos secos y algas, entre otros. 
  • Es importante descansar, respetando las horas de sueño. En general se deben realizar cenas ligeras, ya que favorecen un mejor descanso, de la misma manera que es recomendable evitar el uso de aparatos electrónicos unas dos horas antes de dormirnos para ir preparando la mente para el descanso.
  • Tener una vida activa y realizar ejercicio moderado con regularidad, pues nos ayuda a liberar tensiones y predispone al cuerpo para el descanso nocturno.

REMEDIOS NATURALES PARA MEJORAR LA ASTENIA PRIMAVERAL

Dentro de las plantas que podrían aliviar los síntomas de la astenia primaveral, la nutricionista recomienda las que se mencionan a continuación. No obstante, es preciso tener en cuenta que todas ellas están contraindicadas en niños menores de 12 años, en el embarazo y la lactancia y en pacientes con arritmia cardíaca o hipertensión.
  • La jalea real: ayuda al organismo a gestionar de la mejor manera posible los cambios estacionales. Actúa como estimulante biológico y ayuda a equilibrar el sistema nervioso.
  • El ginseng: es una de las plantas más utilizadas para disminuir la fatiga y el estrés. Concretamente, se le atribuye la propiedad de incrementar la vitalidad y la capacidad de concentración, gracias a sus compuestos fitoquímicos estimulantes, tal y como asegura la nutricionista. 
  • El eleuterococo: tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso central, y normalmente se usa para combatir el agotamiento físico, mental y la astenia primaveral. 
  • La nuez de cola: tiene entre sus componentes la cafeína, teofilina y teobromina, que ejercen un efecto estimulante sobre el sistema nervioso central. Al igual que en los casos anteriores, es comúnmente empleada para el agotamiento físico, mental y la astenia. 
“El consumo de complementos naturales como la jalea real para combatir la astenia primaveral no causa daño al organismo, pero no se han demostrado las propiedades atribuidas a su consumo, como el refuerzo del sistema inmunitario o la vitalidad física e intelectual”, subraya la experta.
No obstante, la nutricionista asegura que, aunque persistan los síntomas y queramos solventarlos rápidamente, no existe ningún producto o remedio natural milagroso y no debemos abusar de estas sustancias.