Colegios cerrados, niños conectados; sobre todo a 'TikTok'

Cerrados los colegios, el consumo de pantallas entre los niños se ha disparado durante el confinamiento y la aplicación 'TikTok' ha pasado a liderar ese mercado y ha logrado el "sorpaso" sobre la plataforma hasta ahora líder entre los más pequeños, Youtube.

De hecho, muchos youtubers e influencers cuyos contenidos estaban orientados a un público infantil han abandonado durante los últimos meses esa plataforma (Youtube) para dirigir sus mensajes y sus vídeos a través de la nueva, empujados también por las nuevas legislaciones que han aprobado algunos países para aumentar y mejorar la protección de los menores en las redes.

Los datos los han dado a conocer este miércoles durante una rueda de prensa virtual los responsables de la plataforma Qustodio, especializada en seguridad y bienestar digital en el entorno familiar, con cerca de dos millones de usuarios y presencia en 180 países. En la rueda de prensa han comparecido el responsable y cofundador de la plataforma, Eduardo Cruz, y el responsable de producto, Manuel Bruscas, quienes han presentado un estudio sobre la "nueva normalidad" y el uso de internet y las nuevas aplicaciones entre los "nativos digitales".

Durante la presentación, los responsables de esta empresa han incidido en que ser "nativo digital" no implica ni significa ser "experto digital" y en que los menores necesitan siempre la gestión, educación y supervisión de los padres o tutores para manejarse en ese entorno. También en que las pantallas son ya necesarias e imprescindibles, en que éstas han pasado a ser un elemento más en el ecosistema de los niños y en que muchas aplicaciones y plataformas van a consolidarse como un recurso educativo más durante los próximos meses y años.

TikTok ha desbancado a Youtube y a Instagram como redes de referencia de los niños, y que una aplicación educativa, Google Classroom, ha pasado a encabezar durante el confinamiento el ránking de las más usadas por colegios e institutos

Sus datos revelan que TikTok ha desbancado a Youtube y a Instagram como redes de referencia de los niños, y que una aplicación educativa, Google Classroom, ha pasado a encabezar durante el confinamiento el ránking de las más usadas por colegios e institutos para continuar el curso a distancia.

El aumento del uso de las redes sociales por parte de los niños durante el confinamiento ha sido exponencial, con incrementos de hasta el 180 por ciento entre los chicos con edades entre 4 y 15 años, según los datos del estudio, que revela una vez más el desinterés de los menores por Facebook; el podio lo ocupan ahora, por ese orden, TikTok, Instagram y Snapchat.

Riesgos del uso de internet por los niños

Manuel Bruscas ha subrayado durante la rueda de prensa los principales riesgos asociados al uso abusivo y descontrolado de internet, y ha citado que los videojuegos pueden ser :

  • El punto de partida de algunas ludopatías
  • La puerta de entrada a «depredadores sexuales» que se infiltran en las conversaciones que acompañan esos juegos
  • Perjudiciales por el contenido altamente violento de algunos juegos

Ha destacado la relevancia y el crecimiento de las plataformas y aplicaciones educativas – sobre todo Google Classroom, pero también otras como Duolingo para el aprendizaje de idiomas-, y ha augurado que muchas de estas aplicaciones han llegado ya para quedarse y su uso se va a consolidar durante los próximos meses.

De cara a ese futuro inmediato, el estudio de esta plataforma apunta, además de al crecimiento de las aplicaciones educativas, un crecimiento entre los niños "muy relevante" del uso de TikTok, el declive de Facebook (que perciben como una red «de gente mayor» o «de mis padres») y un consumo de videojuegos similar al actual.

Los responsables de esta empresa han incidido en la importancia y la necesidad del control parental, de compartir juegos con los hijos en ese entorno, de cesar su uso al menos una hora antes de irse a la cama, de establecer descansos para interrumpir su utilización y evitar las adiciones, de dejar los dispositivos en las zonas comunes del hogar durante las horas de sueño, y de estimular el ejercicio físico de los niños.