Charlas sobre turismo en el Villa Cortés (I): "No debemos pensar en salvar la temporada de verano"

A lo largo de las próximas semanas publicaremos por entregas la charla mantenida con un referente del turismo en el sur de Tenerife. Su nombre no es canario, pero su tradición hotelera y sus hoteles sí.

Aunque no aplique a Canarias precisamente esta frase, y menos al sur de Tenerife, ha llovido ya desde que el 6 de junio de 2002 se inaugurara y previamente levantara el complejo hotelero Europe Villa Cortés. Sustituyó el espacio que ocupaba años atrás el Hotel Europe.

Un lugar privilegiado junto al mar y un concepto innovador de resort más similar a los hoteles caribeños que a las torres hoteleras que inundaban las costas españolas en los años 70. El Europe Villa Cortés fue entonces para el sur de la isla de Tenerife el modelo arquitectónico de la nueva era; un estilo de construcción integrado en el entorno que sacrificaba en su construcción el volumen de habitaciones en beneficio del confort, del lujo y del servicio al cliente más exigente. Además, fue en aquel momento el único hotel 5 estrellas en el municipio que lo albergaba, Arona, siendo así pionero también por su apuesta de calidad.

Su vocación era la de ser un referente de calidad. Y hoy podemos decir que no sólo lo consiguió, sino que viendo su fachada e instalaciones hoy parece imposible que hayan pasado ya dieciocho años desde su inauguración.

Nos recibe en su recepción D. Axel Frj. Gassman, presidente del grupo hotelero Europe Hotels International. Nos abre gentilmente las puertas de su casa y la de muchos turistas, El Europe Villa Cortés, una hacienda con inspiración mexicana de 5 plantas y 151 habitaciones, 26 de ellas suites de hasta 300 metros cuadrados.

El Sr. Gassman es propietario del grupo hotelero Europe Hotels International que cuenta con nueve complejos hoteleros, cuatro de ellos en España (Tenerife y Mallorca) y cinco en Alemania. Sus hoteles en Tenerife, Europe Villa Cortés y Park Club Europe se encuentran cerrados debido a la situación motivada por la pandemia. Aún así y antes de viajar a Alemania a atender sus múltiples ocupaciones, Axel Frj. Gassman nos atiende con su suma hospitalidad y amabilidad.

Como buen emprendedor, toma la iniciativa y también la palabra y tras un previo comienza a analizar la situación actual... 

villa cortes

Sr. Gassman/Respuesta: "Sabemos que hoy en día la aviación está afectada, también, la turoperación. TUI por ejemplo tiene un endeudamiento importante. Han pedido un crédito de 1800 millones al Estado alemán. Estas agencias, no sólo la TUI, sino muchas otras, han vendido mucho paquete para este verano; ahora se encuentran con que el turista no va a viajar, por la pandemia que ha tenido como consecuencia el cierre de los destinos. Los clientes piden la devolución de dinero como es normal y muchísimo dinero ya está en juego. No existe una programación para verano. Ni siquiera los aeropuertos canarios cuentan con un conocimiento claro de los aviones que van a llegar a la isla a partir de julio.

En Alemania han levantado recientemente las restricciones de los viajes. Parece que a partir de mitad de julio se puede viajar sin estar en cuarentena. Hay muchos factores que están pendientes que generan incertidumbre y nosotros, creo, no debemos pensar en salvar la temporada de verano porque no vamos a tener clientes.

El coste de abrir sin clientes es muy elevado y es mejor preparar la plantilla, preparar el hotel, realizar reparaciones e inversiones en el hotel para estar preparado de cara al invierno.

Este invierno no va a ser igual que el año pasado. Yo creo que este invierno, si tenemos suerte y llegamos a un 40 por ciento del año pasado nos podemos dar por satisfechos; debemos enfocarnos sobre todo en recuperar nuestro turismo en la isla, que en mi opinión tardaremos dos años.

Yo tengo cinco hoteles, también en Alemania, de los cuales tres están cerrados. Un 52% de los ciudadanos alemanes no irán de vacaciones este año; lo mismo ocurre con holandeses, belgas y austriacos. Mucha gente en Europa se ha visto afectado por los ERTES y eso ha disminuido su poder adquisitivo, no permitiéndoles salir del país para disfrutar del período vacacional. No hay dinero hoy en día. Hoy en día un 32% de los alemanes harán vacaciones cortas; un 16% optarán por realizar vacaciones a destinos europeos. Con respecto a esa distancia corta Baleares, de los destinos españoles, saldrá beneficiada. A nivel europea, las islas griegas será un destino elegido. Este es un poco el panorama que podremos ver a corto plazo.

La gente se siente insegura. Las familias con niños sienten reticencias a viajar por el posible riesgo con el que se puedan encontrar. Por eso yo creo que el verano para Tenerife y Canarias no es una opción. Yo estoy preparando mis hoteles en Tenerife para finales de octubre, principios de noviembre, abrir los dos hoteles de forma escalonada, con una diferencia de dos semanas. Los hoteles en Palma de Mallorca los dejo cerrados todo el verano".

¿Cuál va a abrir antes de los de Tenerife?
"No lo sé aún, todavía estamos haciendo obras. Yo tenía programado cerrar el Europe Villa Cortés en mayo para acometer un importante proyecto de mejora planificado desde hace 8 meses; importantes obras de mejora, referentes al aire acondicionado, nuevo proyecto para el beach club, mejoras en la piscina, nueva instalación de IPTV con mejora en la oferta de entretenimiento televisivo. Ahora, por esta situación, el ritmo es más lento. Calculo que acabaremos las obras el mes de septiembre. De la misma manera el hotel Park Club Europe tiene una serie de mejoras previstas que estamos ejecutando ahora".

Su grupo empresarial que cuenta en Canarias con dos hoteles de referencia en Tenerife concretamente; en una reciente entrevista, D. Francisco Javier Zamorano, propietario de otros de otros hoteles de referencia, entre ellos el hotel Bahía del Duque, calificaba de batacazo sin precedentes la situación que nos está tocando vivir ocasionada por el coronavirus. ¿En qué medida se han visto afectados sus hoteles?
"Este año tendremos entre el 70 y 80 por ciento menos de lo previsto. Son datos que nos hacen entender que es una crisis sin precedentes. No tiene que ver con la crisis 2008. Aprendimos del 2008; aprendimos que es muy importante contar con liquidez para afrontar con solvencia situaciones como ésta, que nos obligará a contar con tesorería no sólo para este año si no para el año próximo. El año 2021 tendrá un descenso en cifras de entre un 30 y un 35%. La solución a esta situación llegará con la vacuna; pero debemos pensar que mientras la vacuna no sea un hecho, la situación no será como antes".

Usted cuenta con cinco hoteles en Alemania, país emisor de turistas para España y concretamente para Canarias. ¿Qué diferencia, si las encuentra, tiene Alemania y España en la gestión de la crisis?
"Sí, es muy diferente. El gobierno alemán era consciente desde el primer momento acerca de las medidas sanitarias que debían tomar; creo que aquí no tenían valorado los efectos de esta enfermedad de la misma forma. 

Alemania ha podido reaccionar con menos exigencias. La consecuencia ha sido que las cifras de muertes e infectados no han sido tan altas como las de España. En Alemania las restricciones han sido menores, la gente no ha tenido que estar confinada en sus casas, como aquí; podían salir de casa hacer deporte y caminar. Sí se han cerrado como aquí los negocios, los hoteles como en España, también los colegios. 

España tuvo que reaccionar drásticamente porque en un momento pareció que se les fue de las manos; y ya entonces no tenían otra forma. Llegados a ese punto menos mal que han tomado esas medidas y restringir la movilidad para poder atajar este problema en todos los sentidos.

Hay una diferencia básica entre Alemania y España a nivel económico. Alemania es un país eminentemente industrial y de negocios. Aquí en España, la economía gira en torno al turismo. Los hoteles en Alemania tuvieron que cerrar, no por razones sanitarias, sino de falta de demanda; son hoteles de ciudad y de negocios, los de mi grupo. Las empresas prohibieron a sus empleados viajar y habilitaron sistemas de teletrabajo. Yo abrí el hotel en Berlín y uno en Munich hace pocas semanas. Nosotros calculamos también en Alemania un descenso del 70% hasta final de año".