Carmen Suárez durante su entrevista en el set de grabación de AtlánticoHoy | AH

Carmen Suárez: "La ocupación ilegal es uno de los grandes problemas que tenemos ahora mismo"

AdminsitradoresFincasSC

Este 19 de noviembre, Carmen Suárez cede la batuta de la presidencia del Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife tras más de seis años al frente de la misma y con multitud de retos alcanzados.

Entre sus principales logros, que presume haber conseguido codo con codo junto a sus compañeros del CAF, destaca la unidad y la puesta en valor de la marca del administrador de fincas colegiado. "En ese camino vamos y por ahí vamos a seguir siempre", asegura en esta entrevista al medio digital canario AtlánticoHoy.

En la misma, Carmen Suárez, que desde este jueves ocupará la vicepresidencia primera del CAF, aborda las cuestiones que más preocupan a los profesionales del sector así como a los propietarios de viviendas en esta época marcada por la Covid-19, en la que los administradores de fincas han tenido que dar lo mejor de sí para atender las numerosas demandas de la ciudadanía y solventar cuestiones muchas veces sin precedentes.

Puedes ver la entrevista al completo aquí:

Entrevista a Carmen Suárez | AH

 

- Desde este 19 de noviembre va a dejar la presidencia del Ilustre Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Tenerife. ¿Por qué se plantea este cambio?

En realidad no la dejo, porque voy a continuar siempre dentro del mismo equipo de Junta de Gobierno. Lo que vamos a hacer es cambiarnos de sillas, por así decirlo. La presidencia pasa a otro compañero, que ha tenido a bien acatar este cargo, y así yo me voy a quedar como vicepresidenta primera del Colegio. No es ese cambio drástico que suele ocurrir en otros colegios o colectivos. En nuestros estatutos está determinado que los cargos sean renovados cada cuatro años. En este caso, a mí esta convocatoria no me tocaba. Llevo ahora mismo seis años y medio en el cargo, pero noto que deberíamos hacer este cambio, que el timón lo lleve otro compañero porque, quieras o no, siempre los cambios son buenos. Me va a encantar la forma en que lo va a llevar Luis García, seguro que estupendamente, porque va a estar arropado por las mismas personas. Creo que ese cambio nos hace falta en el Colegio y así puedo destinar parte de mi tiempo a otras cuestiones, porque es un cargo que, no voy a decir que me quita mucho tiempo, aunque es verdad que he invertido tiempo y he aprendido muchísimo, pero son etapas de la vida. Unas terminan y otras empiezan.

 

- ¿Y qué destacaría de Luis García, el próximo presidente del CAF?

Lo conozco como compañero desde hace ya muchos años. Nos metimos en este proyecto juntos, con el resto del equipo, y ahí es donde más lo he conocido. Es una persona que siempre está al 120 %, lo da todo, es muy tecnológico y amigable, siempre te escucha... Creo que va a ser la persona perfecta para la continuidad del Colegio de Administradores de Fincas. Lo que no queremos es perder ese impulso que cogimos hace seis años. Hemos hecho muchos cambios y queremos que no haya una frenada.

 

- ¿Podría hacernos un breve balance de su gestión al frente del CAF, de los logros más importantes?

Los grandes logros desde que nosotros nos pusimos al frente de este proyecto del Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife son, principalmente, un colectivo más actual, más acorde con los tiempos, y con mucha formación. Quien entra a formar parte de nuestro colectivo no se ve solo o desamparado. Tiene un Colegio al que acudir. Nos hemos centrado muchísimo en la formación, uno de los pilares más fundamentales que tiene un colegio profesional. Todos los nuevos compañeros que han entrado se han visto apoyados por todo ese tipo de formaciones que ofrecemos dos veces al mes. Estamos al nivel de otros colegios de España, muy por encima por la cantidad de formación que damos. Ese ha sido nuestro empeño y lo hemos sacado adelante.

Anteriormente se hacían muy poquitos cursos de formación porque la asistencia era escasa. Nosotros nos hemos centrado en ellos y hemos conseguido que la asistencia a los mismos esté en los niveles que queremos. Por supuesto, deseamos que asistan aún más personas, pero estamos contentos con el nivel de asistencia. Creo que lo agradecen. Cuando hacemos un curso no siempre acuden las mismas personas, vemos movimiento, y es muy importante que las personas que trabajen con los administradores de fincas estén formados y sepan darle una buena respuesta a los clientes.

"Luis García es una persona que siempre está al 120 %, lo da todo, es muy tecnológico y amigable, escucha... Creo que va a ser la persona perfecta para la continuidad del Colegio de Administradores de Fincas"

 

- Como este año ha sido atípico por la irrupción del coronavirus, ¿hay alguna iniciativa que se haya quedado, a su juicio, en el tintero, que le hubiera gustado abordar o solucionar?

Muchas. Estábamos a las puertas de celebrar el Santo Patrón de los administradores de fincas en Santo Domingo de La Calzada (La Rioja). Se había encomendado a nuestro Colegio la organización de la celebración. Era a mitad de abril, así que imagínate. Lo tuvimos que dejar por el coronavirus. Teníamos también previsto para finales de octubre el Encuentro en Canarias de Administradores de Fincas, que también se pospuso. Esperemos que no sea por un largo tiempo. Sacamos un vídeo para no desanimar a los compañeros, recordando todos nuestros encuentros, que es otra de las cuestiones de las que estamos bastante orgullosos, pues antes no se hacían este tipo de celebraciones.

También vamos a celebrar el IV Encuentro de Administradores de Fincas en Canarias, pero a nivel de todos los compañeros de España, que somos 15.500 administradores. Es algo que hemos puesto en marcha. Lo teníamos previsto a finales de octubre. Hemos dejado un tiempo de espera. Además, teníamos pendiente la Feria de Comunidades, que hemos celebrado en el parque García Sanabria y en la que el Ayuntamiento siempre nos ha apoyado muchísimo. La Feria de Comunidades es muy importante para nosotros pues queremos dar a conocer al ciudadano todos los servicios que ofrece el Administrador de Fincas y que tengan a mano, en esos stands, a fontaneros, albañiles, empresas reparadoras de puertas de garaje, electricistas, mantenimientos de bombas de aguas, ascensoristas y un largo etcétera de proveedores con los que trabajamos y que son necesarios en el día a día de las comunidades. La Feria implicaba acercar un poco a las comunidades de propietarios este tipo de servicios y que conozcan el que ofrece el administrador de fincas en general, pues muchas veces solo se quedan con aquello de que emitimos el recibo al mes y vamos una vez al año a las juntas de propietarios, y no es eso. Nuestra labor es bastante más amplia y por eso queremos hacer llegar ese conocimiento a los ciudadanos. Por ello también hacíamos ponencias relacionadas, evidentemente, con las comunidades propietarios, a las que podían acudir ellos mismos tanto si pasaban por el parque o estaban invitados por los administradores. Era una iniciativa muy bonita y este año también se ha postergado.

 

Carmen Suárez durante su entrevista en el set de grabación de AtlánticoHoy | AH

- No cabe duda de que ustedes son uno de los sectores que más se ha tenido que adaptar al día a día tras la irrupción de la pandemia. Tras todo lo vivido, ¿qué ha aprendido que podría aplicar en próximos confinamientos o situaciones de crisis?

Tengo clarísimo que el tipo de vivienda adecuada ha cambiado después de la pandemia. Existen muchísimas viviendas interiores, pequeñas, que antes no se tenían en cuenta porque, quieras o no, somos españoles, vivimos mucho en la calle y solo ibas a dormir y pasar muy pocas horas en tu vivienda, pero a raíz del confinamiento ese concepto ha cambiado muchísimo y los ciudadanos están buscando otro tipo de viviendas, comodidades, e ir adaptando las viviendas a estas situaciones. Esto a nivel de ciudadana. Como administradora de fincas, la verdad es que los cambios no creo que sean muy grandes, salvo implementar más servicios como limpieza y mantenimientos de comunidades en estos tiempos y seguir con la marcha normal del edificio.

 

- ¿Cómo actúa un administrador de fincas a la hora de recomendar determinadas actuaciones ante aspectos normativos no resueltos adecuadamente? ¿Existen muchos anacronismos actualmente en la normativa?

Afortunadamente, con la tecnología hemos estado más unidos que nunca. Contamos también con el apoyo de magistrados que nos iban asesorando día a día, porque cierto es que el Gobierno en todo este tiempo se ha olvidado de las comunidades de propietarios. Todo lo hemos tenido que hacer por analogías, pues las comunidades de propietarios no se nombran en ningún sitio, que es algo que no tiene ningún sentido cuando el 80% de los españoles vivimos en edificios. No sé si es porque ellos viven en viviendas unifamiliares, se olvidan de este pequeño gran matiz, pero es algo que no entendemos.

Cada sábado, cuando salía la normativa nueva, teníamos que intentar adaptarla. Aquí estamos en una isla y las comunidades de propietarios son relativamente pequeñas, pero los compañeros de la Península nos decían que las zonas comunes de sus edificios son de 2.500 metros cuadrados, e incluso tenían parques dentro de las comunidades, canchas, zonas verdes... No se entendía que no pudieras bajar. ¿Puedes salir a la calle, pero no a las zonas comunes de tu edificio? No te digo que sea una caja de escaleras, porque evidentemente te ibas a encontrar con otros vecinos. Ha sido un poco disparate y hemos tenido que ir sondeando, ayudándonos, apoyándonos en todo lo que iba saliendo y por analogías.

"El Gobierno en todo este tiempo se ha olvidado de las comunidades de propietarios. Todo lo hemos tenido que hacer por analogías, pues las comunidades de propietarios no se nombran en ningún sitio, algo que no tiene ningún sentido cuando el 80% de los españoles vivimos en edificios"

 

- Actualmente, ¿qué preocupaciones son las que más comparten con ustedes los propietarios de viviendas?

Lo que más preocupa, aunque todavía no se dice mucho, es el tema económico. Se ha regulado bastante. En las pocas juntas que se han podido celebrar ya los propietarios venían con unos proyectos, unos impulsos que se han frenado porque no se sabe lo que viene. Los presupuestos anuales se han frenado y tampoco se han subido las cuotas porque todo es una incertidumbre y más vale ser precavidos, porque no sabemos lo que va a pasar. Todos pensamos lo que viene, pero no sabemos la intensidad con la que viene.

 

- ¿Cómo valoraría actualmente el nivel de ocupación ilegal que tenemos?

Creo que es uno de los grandes problemas que tenemos ahora mismo en las comunidades de propietarios. Hay zonas que están más castigadas, otras que menos. La zona Sur está muy castigada con este problema. Tenemos compañeros que dicen que prácticamente tienen un okupa en cada una de las comunidades que llevan. Esto se va a incrementar, evidentemente. Hay unas zonas donde el problema todavía no es tan acusado y otras donde más o menos sí lo está, como es Santa Cruz. No te puedo decir que en cada comunidad haya un okupa, pero sí hay muchas comunidades donde los tienen, sobre todo en aquellos edificios donde los bancos se han quedado con las viviendas. Allí ellos saben dónde tienen que meterse a vivir. Eso sí que es un grave problema porque, normalmente, se los acarrea al resto de vecinos. Son viviendas que carecen de suministro eléctrico y muchas, también de suministro de agua. Intentan conectarse al contador de otro vecino o al de la comunidad, lo que puede ser una bomba de relojería en un edificio. No voy a decir robar, pero quitar agua a las zonas zonas comunes es un disparate porque no puedes vivir tampoco en unas condiciones óptimas, y quieras o no, el problema de la sociedad se le traslada a esa comunidad de propietarios y al propietario de la finca, evidentemente, y es muy injusto. Sí que nos hemos encontrado con que las comunidades en las que esas propiedades son de bancos es muy difícil ponernos en contacto. Solamente tienes un mail, no tienes una persona con la que hablar. Ese email se lo pasan a cinco, y ellos a otra área de gestión, donde te dicen que no, que es la otra, y al final no encuentras la solución.

 

- ¿Se permiten muchas temeridades en nuestros edificios por desconocimiento de su gravedad?

Creo que donde hay un administrador de fincas colegiado no se pueden permitir y no lo estamos permitiendo. Desde que algún vecino nos avisa que se está cometiendo alguna obra ilegal llamamos a la Autoridad y esa obra se paraliza. Tenemos que tener el apoyo del resto de vecinos para que nos avisen de lo que está pasando, pero siempre que hay una obra ilegal se comunica a la Policía, a Gerencia de Urbanismo o quien corresponda y se paraliza.

 

- ¿Qué opina acerca del estado de salud de nuestros edificios a nivel general? ¿Cómo luchar contra la desidia en la falta de mantenimiento de los inmuebles?

Depende de las zonas. Si nos centramos en la capital, creo que la salud no es buena. Estamos hablando de que nuestro parque de viviendas, la gran mayoría, son de los años 70 u 80, cuando hubo un boom de la construcción. No se ha hecho mantenimiento porque no es obligatorio. Los administradores de fincas intentamos concienciar en todas y cada una de las juntas de propietarios anuales sobre ese deber de conservación que tienen los mismos propietarios, para que no lo olviden nunca. Hacemos ese listado de prioridades de los mantenimientos necesarios en los edificios, como el arreglo de la fachada, si hay algún problema con la posible caída de un cascote, las filtraciones de agua de la cubierta, los casetones de los ascensores, que los mismos pasen la revisión cada 4 años que le corresponde, llevar un orden de todo lo que es el mantenimiento de las comunidades...

Sí que nos gustaría dar un paso más, que se hiciera ese mantenimiento preventivo, pero llegar a ese punto, si no tenemos el respaldo de los Ayuntamientos, que ellos también digan que esos mantenimientos son necesarios, es muy difícil concienciar a los propietarios de que, aparte del mantenimiento, hay que ir un poco más allá, hacer más derramas, crear más fondos, para que no nos pillen las filtraciones de agua, sino ser previsores y esos mantenimientos hacerlos antes. Todo lo que te estoy comentando, en estos tiempos que estamos viviendo ahora, es totalmente absurdo porque nadie piensa en el mantenimiento de los edificios, sino en la crisis económica que se avecina.

 

- ¿Cómo va a ser el 2021 para los administradores de fincas?

Lo que espero es que sigamos bastante unidos, que nos apoyemos mucho, que la profesión siga saliendo a la luz como la estamos sacando desde esta esta Junta de Gobierno. La marca del administrador de fincas colegiado, que la hemos repetido por todos los sitios, que siga para delante. Que un ciudadano identifique cuándo su comunidad está administrada por un administrador de fincas colegiado y cuándo no, creo que eso es algo muy importante. En ese camino vamos y por ahí vamos a seguir siempre.

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Banner Encuentro Atlanticohoy AAFF