Canarias pide poder controlar las entradas y restricciones desde el 9 de mayo

Tubigú

Canarias aspira a poder controlar, con la exigencia de una PCR negativa, las entradas al archipiélago por puertos y aeropuertos y tener margen para fijar aforos máximos y límites a la movilidad, si se requirieran, a partir del 9 de mayo, cuando es previsible que decaiga el estado de alarma.

Así lo reiteró el viernes el presidente canario, Ángel Víctor Torres, tras recibir al CV Guaguas por su reciente proclamación como campeón de la Superliga masculina de voleibol 2020-2021, al ser preguntado por la situación que generará el fin de este régimen excepcional en el que está sumido el país por la propagación de la covid-19.

Torres ha recalcado que la supresión o prórroga de este estado de alarma dependerá de la evolución que la pandemia registre en los próximos días, si bien ha admitido que la voluntad del Gobierno de España es poner fin a esta excepcionalidad.

Ante esa posibilidad, Canarias ha comunicado al Estado que pedirá que se "busque una solución desde el punto de vista jurídico para que se puedan mantener los controles en puertos y aeropuertos porque eso funcionó desde que se instauró por primera vez la obligatoriedad de presentar una PCR negativa para entrar a las islas".

Controlar los grupos

Además, el Ejecutivo regional también quiere “poder controlar los grupos si en un momento determinado se precisa reducir los aforos máximos en reuniones públicas o privadas”, además de que “haya criterio sobre la movilidad y que se puedan tomar decisiones al respecto, en lugar de que sean exclusivamente recomendaciones”, ha explicado.

Ángel Víctor Torres ha recordado que el objetivo es “que la comunidad autónoma y la Presidencia del Gobierno de Canarias puedan tomar decisiones sobre restricciones ante el aumento del número de positivos”.

Pero, si fuera necesario aprobar una prórroga del vigente estado de alarma, el presidente canario ha solicitado a las formaciones políticas con representación en las islas que "tengan responsabilidad de Estado” ante esa votación.

Cuestionado por si las restricciones adoptadas por el Gobierno de Canarias han dado sus frutos, Torres ha considerado que sí lo han hecho y ha recordado que ya no hay ninguna isla en nivel 4 y que sólo queda una en nivel 3, Tenerife, que se espera que baje también a nivel 2 la próxima semana.

“La sociedad canaria se ha comportado. Cuando tenemos mayor tiempo de esparcimiento y ocio, como en verano o en Navidad, es cuando se producen los aumentos en los contagios”, ha recordado Torres tras considerar también que las medidas tomadas en Semana Santa también resultaron efectivas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...