El Cheshire continúa con altas temperaturas en sus bodegas

El buque carguero británico MV Cheshire, que sigue remolcado a unas 28 millas náuticas -51,8 kilómetros- al suroeste de Gran Canaria, mantiene aún elevadas temperaturas en sus bodegas, en la que continúan algunos puntos calientes, aunque no hay presencia de humo.

Así lo ha confirmado hoy a Efe Sheena Campbell Royle, portavoz de la compañía propietaria del barco, Bibby Line Limited, quien ha agregado que en resto del Cheshire está a una temperatura ambiente, que es seguro el acceso a la cubierta principal y, asimismo, no se ha encontrado gas en el área de las dependencias.

Los tres técnicos de la empresa norteamericana de rescate de barcos Resolve Marine que en la jornada de ayer pudieron acceder al carguero -una grúa del helicóptero contratado por el armador los bajó a la cubierta- también han informado de que la sala de máquinas está en buenas condiciones y no hay agua en su interior.

Además, la inspección determinó que el cable que une al buque con el remolcador VH Hispania está en buenas condiciones.

Todo ello permitirá que durante esta jornada el equipo de salvamento contratado para recuperar el MV Cheshire intente subir a bordo otra vez.

Una vez que el buque esté asegurado, subirán al carguero británico los técnicos de Capitanía Marítima de Las Palmas, que también lo inspeccionarán antes de pronunciarse sobre si el barco reúne las condiciones de seguridad suficientes para que sea conducido a algún puerto canario para ser reparado.

La compañía propietaria trata de rescatar el MV Cheshire desde que el pasado 14 de agosto quedara a la deriva, tras ser evacuados sus 24 tripulantes por el riesgo que corrían a causa de un incendio declarado en su carga de fertilizantes dos días antes, el 12 de agosto, cuando navegaba a unas 60 millas de Gran Canaria.