Bolivia llora por su máximo líder futbolístico: "Descanse en paz, don César"

La muerte del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, a causa del COVID-19 conmovió en Bolivia, donde hubo reacciones de tristeza, respeto y solidaridad hacia la familia del dirigente desde ámbitos como el deportivo y político.

 

Nacido el 18 de agosto de 1961 en la localidad de Caquiaviri, en el Altiplano de La Paz, Salinas forjó su carrera empresarial primero con una ferretería que abrió junto a su esposa, María Inés Quispe, en la ciudad paceña de El Alto, para luego tener su propia importadora de materiales de construcción.
EL DIRIGENTE 
En octubre de 2014, Salinas llegó a la presidencia del The Strongest "en un momento complicado" para ese club, según recordó en Facebook el histórico excapitán atigrado Pablo 'Pájaro' Escobar. 
Salinas "puso el hombro y ordenó todo" en 'el Tigre' "para luego asumir un gran desafío en la FBF y con su selección", recordó Escobar, quien agradeció a Salinas "por todo" y envió "mucha fuerza" a su familia. 

El dirigente dio el salto a la federación en abril de 2018, en una gestión que debía extenderse hasta 2022 y que tenía la meta de llevar a Bolivia al Mundial de fútbol que se celebrará ese año en Catar.

Entre sus primeras acciones estuvo la gestión para que el venezolano César Farías, con quien había trabajado en el The Strongest, sea el seleccionador de Bolivia, algo que finalmente se pudo concretar en 2019. 
Farías aún no se ha pronunciado sobre la muerte de Salinas, pero sí escribió hace dos días un mensaje deseando la "franca y pronta recuperación" del dirigente, tras conocerse que su estado de salud se complicó por la COVID-19

DESPEDIDAS DESDE EL FÚTBOL Y LA POLÍTICA 
La FBF informó esta tarde sobre el fallecimiento de su presidente, a quien recordó como un "extraordinario dirigente deportivo nacional" que será recordado por su entrega en beneficio de su club y el "legado de compromiso" que dejó con el fútbol. 

Pese a las rivalidades y diferencias entre los clubes, el fútbol boliviano en pleno ha expresado su pesar por la muerte de Salinas, con sendos mensajes difundidos en Facebook y Twitter. 

"El fútbol boliviano está de luto. ¡Descanse en paz, don César!", fue el mensaje del club Blooming de Santa Cruz, mientras que el Real Potosí lamentó la partida de Salinas y consideró que "la vida ahora se siente tan frágil".
Además de estos mensajes, clubes como el Bolívar, el rival tradicional de los atigrados, el Always Ready, el Guabirá, el Nacional Potosí y el mismo The Strongest colocaron los escudos de cada institución en blanco y negro en sus cuentas oficiales en las redes sociales, en símbolo de luto. 
También se manifestó el técnico del The Strongest, Alberto Illanes, quien recordó a Salinas como "un hombre íntegro, dedicado a su familia y a su gran pasión, el fútbol, incomprendido, pero seguro en sus convicciones". 
El capitán del Bolívar, Juan Carlos 'Conejo' Arce, y el portero de la selección boliviana y el Always Ready Carlos Lampe expresaron por separado sus condolencias a la familia Salinas, al igual que el Comité Olímpico Boliviano. 
Desde la política, también hubo expresiones de solidaridad, como la de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, quien ofreció su apoyo a los familiares del dirigente "en estos duros momentos". 

Otros políticos que expresaron su pesar fueron el expresidente e historiador Carlos Mesa, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, y el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

El último reporte oficial de COVID-19 en Bolivia, país con once millones y medio de habitantes, da cuenta de 2.106 fallecidos y 58.138 contagios. 
El ámbito deportivo no se ha librado de la enfermedad, pues se han conocido los casos positivos de numerosos futbolistas, dirigentes y exjugadores, entre ellos la esposa de Salinas, el portero Lampe, el exmundialista William Ramallo y el exseleccionador Julio César Baldivieso.