Al menos 58 fallecidos, entre ellos 11 niños, en un supuesto bombardeo químico en el norte de Siria

Al menos 58 personas, entre ellas once menores, han muerto y más de medio centenar resultaron heridas este martes en un supuesto bombardeo químico en la ciudad de Jan Shijún, en el sur de la provincia septentrional siria de Idleb, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Muchos de los heridos se encuentran en estado grave, por lo que no se descarta que aumente el número de fallecidos en las próximas horas.

La organización no gubernamental, que se basa en fuentes médicas y activistas, ha apuntado que algunos de los heridos en el ataque perpetrado por aviones no identificados presentaban síntomas de asfixia, vómitos y dificultades para respirar.

Gases
La rama de la Defensa Civil Siria en Idleb, integrada por voluntarios que prestan labores de rescate en áreas fuera del control del Gobierno, ha informado de que por el momento los médicos no han podido identificar el tipo de gases con los que se atacó Jan Shijún. Los escasos datos que se conocen por el momento señalan que algunos de los heridos presentaban espasmos y echaban espuma por la boca.

El director del opositor Centro de Información de Idleb, Obeida Fadel, acusó a aviones de guerra de las fuerzas gubernamentales sirias de perpetrar el ataque en Jan Shijún. En declaraciones telefónicas a Efe, Fadel ha afirmado que los aparatos eran aviones de tipo Sukhoi 22 y que bombardearon barrios residenciales de Jan Shijún con proyectiles que contenían gas sarín.

"Poco después del ataque, comenzó a expandirse un olor a gas por la ciudad", añadió.

El activista indicó que Jan Shijún es una ciudad de 75.000 habitantes, muchos de ellos desplazados procedentes de la vecina provincia de Hama, que está bajo el control del Ejército Libre Sirio (ELS).

El opositor Consejo Local de Jan Shijún publicó en su página de Facebook fotografías de varios afectados por el ataque, algunos menores de edad, que no se sabe si estaban muertos o heridos, tendidos en el suelo de una calle tras el ataque. En los últimos días se han registrado varios supuestos bombardeos con gases en el norte de Siria.