De la Mentira...a la Ira

¡Hola! Sr. Municipal (a las puertas del Ayuntamiento de Santa Cruz) soy “Mentira”, me manda por aquí mi prima “Soberbia”. Yo, es que he pedido ver a la concejal Maite Zambudio. Sí, ésa que desobedeció a su partido (Cs), y mintió hace un año para hacer alcaldesa a Doña Patricia Hernández. Trató de esconderlo...pero le digo, por experiencia (Soy Mentira...), que siempre me pillan. Le voy a presentar una Moción de Censura por suplantarme tanto. De verdad, me muero de cansancio bailando en la punta de su lengua...pero es que esta Zambudio lleva tanto bailando...

Doña Maite me ha puesto en evidencia. Soy “Mentira”, y Abraham Lincoln, sí, aquel presidente americano ya me lo dijo una vez: “Mentira, atiende, nadie tiene la memoria suficiente para mentir siempre con éxito. Puedes engañarnos a todos durante algún tiempo; puedes engañar a alguien siempre; pero no puedes engañarnos siempre a todos.”

Además, dicen que transmito una debilidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder. Que le vamos a hacer, mala prensa (periodistas, mala raza...) que tiene una. Oiga, Sr. Agente: “¿Dónde sirven el Champán aquí? Me han dicho que por aquí brindan con eso. Y ya que hablamos de Mentira, ahora que nadie nos lee, le cuento algo que es Verdad...

Mañana, me han dicho, que tienen en este Ayuntamiento el “baile en la calle”, de la Billo’s. Hablen con el Delegado del Gobierno, sí, con el tal Anselmo Pestana (PSOE). Díganle de mi parte, y no es mentira, que otra prima, La “Ira”, viene a darse una vuelta aquí, por la puerta. La han llamado elementos desesperados, agitados, que viven (cuenta “Ira”) escondidos en el inframundo de las Redes. Ya saben como es ella, si ve tenderete, jugará con ellos, son mentes frágiles. Díganle a Pestana que garantice la seguridad. No sea que “Ira” se descontrole y después vengan los remordimientos y las causas penales. Pestana es el máximo responsable, un buen tipo, no tiene necesidad de “pasearse” por el Juzgado.

Bromas aparte, espero que, mañana, quienes se “den una vuelta” por el Ayuntamiento se comporten como personas, y no como macacos. No necesitamos ser la apertura de las noticias a nivel nacional. La Soberbia la soportamos, con la Mentira convivimos, la Ira no por favor, no les demos ese gusto a quienes viven cada día revolcándose en ella, como único remedio para purgar sus frustraciones. Santa Cruz se merece algo mejor... ¿verdad?