Así se leen los resultados de los test del coronavirus

Habrás oído hablar mucho de los test del coronavirus y de si se hace una PCR o si se hace una prueba para conocer la inmunidad de esa persona.
De por sí es algo difícil interpretar estos test ya que existen varios, hay algunas premisas a tener en cuenta y el conjunto de diferentes pruebas es lo que determina, en resumen, que esa persona se ha curado del Covid-19. 
Existen diferentes pruebas para detectar al “bicho” como pueden ser las PCR, detectar los anticuerpos totales o las famosas IgM o IgG.
La PCR, o también llamada reacción en cadena de la polimerasa, es una prueba que permite detectar el material genético de un patógeno, véase el bicho. Cuando se toma una muestra respiratoria (hablando claro, te meten un palo en la nariz) de una persona que puede ser sospechosa y esta prueba de PCR da positivo, se dice que la persona está infectada de coronavirus.
Si la PCR da negativo, no se ha detectado material genético del virus y, por tanto, se entiende que la persona no está infectada. Aunque cuando hay mucha sospecha aun teniendo esa prueba PCR negativa, se asegura más aún con otras pruebas.
La PCR actualmente detecta muy bien el virus, aunque tarda varias horas en dar el resultado y no se puede hacer en el domicilio del paciente dada su complejidad; por eso se habla de los test rápidos (otro tipo de pruebas), cuyos resultados se conocen en 15 minutos y que se realiza con sangre de la persona. 
Estos test rápidos no detectan el material genético, sino que detectan anticuerpos de nuestro sistema inmune contra el virus (las famosas IgG e IgM) y se pueden hacer en el domicilio del paciente. (Como si fuera un test de embarazo.)
Si el test rápido detecta muchos anticuerpos significa que la persona o tiene la enfermedad o la tuvo, por eso hablamos de las IgG e IgM.  
La Inmunoglobulina G (IgG) es el tipo de anticuerpo que más abunda en nuestro cuerpo y está relacionado con que hemos pasado la infección y da protección frente a la misma. Tarda tiempo en aparecer después de la infección y es el resultado de que nos hemos “hecho inmunes frente a algo”. Decimos entonces que “tuvo la enfermedad”
La Inmunoglobulina M (IgM) es el anticuerpo que primero aparece. A grandes rasgos, es el que indica que la infección esta activa en este momento y es el que la combate. Hablamos entonces de que “tiene la enfermedad”.
Cuando la IgM baja es indicativo de que estamos pasando la infección a medida que la IgG sube indicando que desarrollamos la inmunidad tras pasar la infección.
Interpretación de los resultados. Fuente: Ministerio de Sanidad.
Ojito al dato, una prueba no puede reemplazar a la otra. Para combatir rápido la pandemia de COVID-19, ambas son ahora necesarias.
 

Todas estas pruebas deben hacerse bajo control médico (cuidadito con los test del coronavirus que se venden por internet), y un resultado de anticuerpos negativo no puede excluir la existencia de enfermedad. Ten en cuenta de que esta información es un resumen sencillo y que existen diferentes pruebas para el diagnóstico y el cribado del coronavirus.