Ángel Expósito, "probablemente estemos estropeando lo que nuestros padres y abuelos nos dejaron"

Si algo caracteriza a Ángel Expósito y por lo que es reconocido, dentro de muchas cosas, es por seguir siendo ese chico de barrio y hablar igual con la grabadora en ON como en OFF, estar delante de un micrófono o en una conferencia. Desde hace dos años que dedica su tiempo al periodismo humano, recorre países como Mali, Siria o Egipto, donde como él mismo señala en la entrevista "he llorado mucho". Ha vivido la transformación digital y las numerosas crisis humanitarias y económicas. Ha conocido a mucha gente impresionante. Ahora acaba de volver hace unas semanas de Irak y aterrizó en el mes de junio en Tenerife, pero siempre planificando su próximo viaje.
¿Por qué estudió periodismo?
Pues teniendo 13 o 14 años hacíamos un periódico en el colegio, un colegio de barrio en el centro de Madrid y me gustaba lo de entrevistar y fue una cosa completamente vocacional y personal. No tuvo otra historia, ni mis padres lo fueron.

¿Te acuerdas de tus primeras elecciones? 
Hace 40 años yo tenía 13, así que de las primeras no lo recuerdo mucho. 
¿Cómo has visto los cambios en los medios de comunicación?
Si somos autocríticos, que yo lo soy mucho, cuando ponemos a parir a la clase política diciendo que los políticos de entonces son mucho mejores que los políticos de ahora, que son mucho peor que los de entonces.Yo quiero pensar que en el conjunto de la sociedad pudo haber ocurrido igual. Yo creo que lo que consiguieron nuestros padres y nuestros abuelos, en gran medida lo estamos estropeando y quiero pensar que lo que hicieron los periodistas, que fue pasar de la dictadura a la libertad y a la democracia con un sentido de Estado espectacular, a lo mejor ahora nosotros no lo tenemos.

"Luego probablemente aquellos periodistas eran infinitamente mejores que nosotros".

¿Con qué retos se encuentra ahora un periodista?
Que el próximo viaje o programa sea mejor que el anterior. En nuestro caso intentar consolidar la tarde de COPE como un programa referente y ganar a la competencia,seguir mejorando y aprendiendo
¿Crees que la sociedad española se está deshumanizando?
Yo estaba en Irak hace 48 horas, vi al responsable de la ONU y es un canario de Las Palmas que se llama Ricardo Rodríguez, eso la gente no lo sabe. Allí vi a una enfermera de Galicia que se llama Marta Ribas. Allí vi a un montón de gente extraordinaria soldados españoles y guardias civiles, a 50º grados dándose de tripazos y esa gente es tremendamente humana. Y son tan españoles como nosotros. 
¿Qué problemas crees entonces?
Yo creo que asistimos a tres problemas en paralelo: una crisis económica, una crisis política y una crisis de valores, seguramente la más importante sea la crisis de valores. Aunque en general se puede decir que nos estamos deshumanizando hay un montón de gente acojonante y el problema está en que los periodistas no los sacamos. Los periodistas al final nos fijamos más en Pablo Iglesias, la mujer o si Granados sale de la corrupción, que en esa gente. Así la culpa es nuestra, a la hora de seleccionar, que es el primer trabajo del periodista. 
Para situar al lector, ¿dónde has estado en estos últimos años?
Nosotros en los últimos dos años y medio hemos estado en -se me van a olvidar sitios- Mali, Cuba, Valla de México con Texas, atentados de Bataclan en París, barrios mas depauperados de París o Londres. (Continúa) Tres veces en el Mediterráneo en Sicilia con la Armada, con el ejército y con los refugiados. Hemos estado tres veces en Irak  y en noviembre pasado en Bagdad. Hemos estado en Senegal y no vamos a parar de estar en estos sitios, en Egipto. Me interesa muchísimo más todo eso que lo que hacemos habitualmente.
Tu, junto con tu equipo, fueron de los primeros periodistas en cubrir la crisis de los refugiados, ¿qué se te pasó por la cabeza? 
Yo estoy muy harto de la información política habitual. Me parece que lo que está pasando en el mundo, la crisis humanitaria como las del Mediterráneo, refugiados, etc me parece mucho mas importante que el 90% de lo que hablamos los periodistas. Por lo tanto en cuanto tuve ocasión y lo planteé a mi equipo, que están tan locos como yo, nos fuimos para allá. 
Image
Ángel Expósito desde el hospital del Mosul | IMAGEN DE RED

¿Qué sitio te ha impresionado más?
El último, por ejemplo. Imagina estar a tres kilómetros o menos de las bombas, en un hospital completamente destrozado por el Daesh, con una niña en estado de shock que se quedó con el cerebro paralizado, y mientras le estaban haciendo lo que te puedes imaginar. Pues es lo que más me ha impresionado, el ultimo viaje a Mosúl.
¿Pasaste miedo?
Es una mezcla, una vez que estas dentro tienes la adrenalina a tope. No haces el imbécil. Tu sabes que las bombas están a tres kilómetros pero no te pones a 500 metros. Es una mezcla entre miedo, impresión, emoción, lloras mucho.Creo que lo que mejor puede resumir todo es pasaste congoja. Estas acongojado, estas sobrepasado por todo.
¿Por qué Mosúl?
Hace un año estuvimos, en los campos de refugiados del norte de Irak porque Mosúl esta al caer va a ser reconquistado y decidimos que íbamos a hacer un año después a ver como está aquello. Las circunstancias de que se había conquistado todo el valle del Nínibe nos obligaba a intentar llegar y llegamos. Les dije a mi equipo, tíos ¿montamos un viaje a Irak? Y como están tan pirados como yo nos fuimos para allá. Enrique, Ruben, Juan Carlos y yo.
Aunque acaban de llegar, ¿tienes algún destino ya en mente?
El siguiente Siria. También vamos a hacer las maras en Centro América, el origen de los refugiados 
¿A quién te gustaría entrevistar? 
Me gustaría entrevistar a Donald Trump, a Putting y al Papa, para empezar estos tres
De todas las entrevistas que has hecho, ¿con cuál te quedas?
He entrevistado a mucha gente pero si tuviera que decir dos o tres, Mercedes en Bamako, capital de Mali. Es una mujer que llevaba 50 y tantos años allí, del Ángel de la guarda.
Marta Ribas, la enfermera de orense a la que entreviste el domingo pasado, trabaja en el hospital de Mosul impresionante. Y una sargento legionaria también en Irak.
¿Qué consejo darías y cuál es el que se te ha quedado grabado a ti? 
Daría el mismo.Yo tengo 53, cuando me ficharon de becario yo tenía 20, por ahí, estaba en segundo de carrera. Recuerdo que el señor que me fichó, que era el director de Europapress me dijo que trabajara siempre como si fueras un becario, como si fueras a comer mañana de la información que estás cubriendo hoy. Ese espíritu de becario, y de nuevo, no hay que perderlo nunca.