Presidente de Jóvenes Empresarios de Canarias, Agoney Melián | CEDIDA

Agoney Melián: "Tenemos que diversificar pero no abandonar el turismo"

Tubigú

En menos de 15 años el mundo se ha enfrentado a dos grandes crisis que han herido las economías de la gran mayoría de las naciones. Los datos de destrucción de empresas o de desempleo podrían desilusionar a quiénes tienen pensado empezar la aventura de emprender, pero el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Canarias (AJE), Agoney Melián, lo tiene claro: si tu idea es buena, emprende. Melián, que dirige también la empresa de formación Valtia y la empresa de comunicación UEBOS, se define como un hombre optimista. Y ese optimismo es el que le lleva a animar a los jóvenes con ideas innovadoras a emprender sus proyectos, a instar a la Administración a modernizarse y a imaginar un futuro empresarial de Canarias diversificado, sin dejar de lado al turismo.

Durante la pandemia se destruyeron miles de empresas, de las que la gran mayoría eran PYMES, ¿Cómo se anima a emprender a los jóvenes con estos datos?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que emprender es algo voluntario. Siempre pienso que el emprendedor en España debe ser quien tiene una idea novedosa que sirva para diversificar la economía, para generar ideas de valor. Emprender nunca, nunca, nunca, debe ser un medio para conseguir un trabajo solamente, que es una de las cosas que más me preocupan como presidente de AJE Canarias. Que muchísimas veces, en situaciones de crisis, animamos, sobre todo a la gente joven, a emprender con el objetivo de darles una salida laboral y muchas veces lo que hacemos es empujarlos a un precipicio, porque piden ayudas como el paro único u otras ayudas que dan al inicio de la actividad, pero luego si no estás abierto durante los años consecutivos tienes que devolver el dinero, con lo cual muchísima gente se queda con una deuda. El mayor incentivo para animar a la gente a emprender es decirles: oye no emprendas si no estás totalmente convencido o si solamente es una opción para autoempleo y sí emprende en caso de que tengas una idea novedosa y, sobre todo, asesórate y déjate acompañar por aquellas personas que estamos en activo y que te queremos ayudar.

¿Cuáles fueron las principales cuestiones que les trasladaban los empresarios durante la pandemia?

Jóvenes Empresarios es una organización compuesta por gente que factura 40 millones de euros y gente que casi no llegan a final de mes, con lo cuál las preocupaciones han sido muchas y muy variadas. La preocupación más destacable de los empresarios/as de Canarias es la inestabilidad, la incertidumbre, el no saber cuándo se acaba. Quizás ese ha sido el principal enemigo de aquellas personas que han podido mantenerse en pie. Pero la juventud empresaria está pasando un momento complicado, porque a pesar de vivir en resiliencia, todas aquellas personas que están abriendo sus negocios o que los abrieron en los últimos 10 años no son negocios consolidados, con lo cual el golpe de esta pandemia ha sido terrible. Hay gente que venía de hacer inversiones millonarias en negocios que eran rentables antes de la pandemia y que ahora están en una situación verdaderamente comprometida. Yo no sé cómo poderte enumerar las preocupaciones pero sí que creo que la mayor es la incertidumbre. Al final los jóvenes empresarios y cualquier empresario o empresaria no queremos si siquiera que nos ayuden económicamente, que siempre se habla mucho de las ayudas, lo que sí queremos es que nos den certidumbre y que entendamos cuáles son las reglas del juego para tomar las decisiones correctas para poder vivir hasta que la nueva normalidad se dé.

Yo creo que a la administración le ha faltado reinventarse. Le ha faltado entender que las reglas que hasta ahora habían funcionado no eran útiles para una situación de estas características

 

¿Qué le parecen las ayudas a PYMES por parte de los diferentes gobiernos?

Siempre intento ser prudente a la hora de decir si las ayudas han sido buenas o malas. Viendo la cantidad de empresas que están cerrando, probablemente, desde nuestro punto de vista, son insuficientes. Porque al final, no olvidemos que las ayudas tienen que conseguir mantener el empleo. No estamos diciendo que se salven a las empresas porque sí, el objetivo final de las ayudas es que las empresas puedan seguir sosteniendo al país y el empleo. Sin decir que me hayan parecido bien o mal, porque no considero que tenga las capacidades para hacerlo, sí que hay un reclamo que hago: En esta situación tan anormal, las empresas nos hemos tenido que reinventar, lo establecido ya no nos servía. Yo creo que a la administración le ha faltado reinventarse. Le ha faltado entender que las reglas que hasta ahora habían funcionado no eran útiles para una situación de estas características y esto no solamente tiene que ver con las ayudas. Quizás, más que ayudas, lo que tenemos que reclamarle a la administración es que tiene que ser valiente, tiene que digitalizarse y por supuesto, tiene que estar a la altura de esta nueva situación que es para todos adversa.

 

El golpe de la pandemia en Canarias ha sido realmente fuerte por la importancia del turismo en la economía de las islas, ¿cree que habría que modificar el modelo económico y optar por la diversificación?

Sería muy osado por mi parte decir que hay que cambiar el modelo. Nadie esperaba que hubiera una crisis de estas características; sanitaria y mundial. El turismo es un sector que además en Canarias está muy bien valorado, que tiene muchísimas familias viviendo de él o indirectamente de él y creo que lo que tenemos que hacer es diversificar pero no abandonar el turismo. El turismo tiene que seguir tirando de la economía de Canarias, que lo hacemos muy bien, y aquellas cosas que se hacen bien no hay que dejar de hacerlas. Lo que sí tendríamos que hacer es crear más modelos productivos, tenemos que pensar en cómo explotar nuestra posición geoestratégica cercana a África, que está en vías de desarrollo. Y lo que sí tendríamos que hacer es aprovechar y trabajar más la economía naranja, esa que habla del conocimiento, sobre todo de aquellas cosas intangibles que nosotros podemos hacer y que con las conexiones que tenemos a día de hoy con el mundo absolutamente podríamos ser punteros en este tipo de economía y por supuesto, tendríamos que reforzar nuestra economía azul, toda la que tiene que ver con los mares.

Lo que sí tendríamos que hacer es crear más modelos productivos, tenemos que pensar en cómo explotar nuestra posición geoestratégica cercana a África

 

¿Cuándo cree que será un buen momento para empezar a emprender?

Yo creo que ya. Al final emprender es una circunstancia que tiene que ser inherente a una idea que solucione algo. Si hay alguien que tiene una idea que funciona y no tiene que ver con los sectores tradicionales- por ejemplo si alguien va a abrir un bar este no es el momento adecuado- sino que tenga la capacidad de generar esa diversificación de la economía generando ese tipo de economías, como puede ser la naranja o la azul, creo que este es el momento. Y al igual que en cualquier circunstancia que no tenga que ver con la pandemia cada persona tiene que emprender en el momento óptimo que se encuentra. Si alguien me pregunta si es un buen momento para emprender o no la respuesta sería la misma que si no hubiera pandemia. Si tu negocio en este momento tiene cabida o crees que tiene cabida es el mejor momento para emprender. Creo que no existe un momento óptimo para emprender sino una idea que en este momento funciona o no funciona. Lo que sí estoy convencido, soy un hombre optimista, es que las crisis agudizan el ingenio y seguro que hay muchísima gente con ideas brillantes que este sería el mejor momento para emprender y desde aquí quiero animarles a que lo hagan.

¿Qué proyectos están actualmente en marcha en AJE?

AJE Canarias en este momento ha puesto en marcha lo que yo denomino el proyecto más ambicioso que haya tenido la asociación, que es el Punto Amigo. Este es un espacio para cualquier persona que tenga la intención de emprender o que tenga alguna duda o algún proyecto que no sabe cómo ejecutarlo. Desde AJE hemos puesto en marcha un servicio de asesoramiento para acompañar a todas estas personas con ideas buenas en algo que no existía antes de que nosotros lo pusiéramos en marcha que es ese acompañamiento humano. Cuando una persona quiere emprender pasa de ventanilla en ventanilla, aquí lo que hemos decidido es que en base a la experiencia que tenemos ayudar a aquellas personas que tienen buenas ideas y acompañarlos durante todo el proceso sin dejarles ni un solo instante. Y recientemente hemos puesto en marcha un proyecto con Aval Canarias, que es la Sociedad de Capital Recíproco del Gobierno de Canarias, para que cualquier persona que tenga una idea, que ya haya emprendido o que tenga su empresa y necesite financiación, podamos ejercer de oficina de tramitación de esta financiación de alguna manera. Cuando yo empecé mi presidencia hace escasos meses sí que quería que la organización fuese útil y que todas aquellas personas que se asociasen viesen revertida su cuota en un apoyo humano, una ayuda en la financiación, una ayuda en las subvenciones, además de todo lo que tiene que ver con hacer networking con compañeros/as y de prestarnos apoyo mutuo.

¿Y qué tipo de propuestas le llegan al punto Amigo?

La verdad es que debo confesar que las propuestas son muy muy variadas. Te pongo el ejemplo de un chico que se acercó esta semana para poner en marcha una escuela deportiva y la parte más innovadora es que quería crear dentro de la escuela deportiva un canal de ojeadores para que esa escuela fuera pionera o que tuviese un hilo con los equipos de fútbol de diferentes categorías. Esta es una cosa que, a priori, me parece original, y son cosas que se están creando en época de covid. Ha venido gente que quiere abrir una clínica estética, que quiere crear un supermercado virtual. La verdad es que las propuestas son tan variadas y tan originales que a veces me asombra en positivo la creatividad que tiene la gente.

¿Qué visión tiene del futuro empresarial de las islas?

Tengo que ser optimista, si no no estaría dentro de la organización, pero sí que creo que el futuro empresarial de Canarias es algo que tenemos que empezar a construir desde hoy. Vivimos en una región donde, estructuralmente, desde hace más de 20 años, hay un 40 % de paro juvenil. Nosotros creemos que el motivo fundamental por el que la gente está en situación de desempleo es porque no hay empresas que contraten. Todos nos tenemos que poner a una para potenciar el emprendimiento y ayudar a aquellas empresas que ya existen y que generan empleo, riqueza y valor para que se modernicen y que puedan aportar valor a la tierra en la que vivimos. Con lo cual, el futuro empresarial, yo me atrevería a decir optimistamente, que si le ponemos mucha ilusión, muchas ganas y aprendemos de esta situación en la que nos hemos visto en este último año es un futuro esperanzador, pero para ello vamos a tener que trabajar mucho, vamos a ponerle mucha ilusión, horas y constancia para que las cosas sucedan. Sin ningún tipo de dudas solo podremos solucionar problemas estructurales como el desempleo si el futuro empresarial de Canarias es un futuro empresarial consolidado, consistente, amplio, con valores y capaz de resolver este problema tan grave de devolver la esperanza a la juventud por tener un proyecto de vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...