Se aproxima septiembre

El verano sigue su curso. Mi mundo de letras se ha marcado un impasse necesario, y al filo de este agosto azotado por la congoja y el fuego trato de mirar al futuro con ilusión. Después de la tormenta siempre vuelve la calma. Mi mundo de letras es siempre el mejor refugio ante las adversidades del día a día, me ayuda a evadirme de todo y a mirar al futuro en positivo. Vuelven mis actividades literarias y con ellas vuelve mi sonrisa.

En este mes he asistido al nacimiento de dos nuevos libros de los socios de ACTE. Carlos Chico presentó su “Poemas a golpe de guitarra” en el pueblo donde tiene sus raíces, El Escobonal, en el transcurso de la semana cultural de las fiestas patronales. Fabio Carreiro Lago vio por fin realizado su deseo de participar en las Colecciones de ACTE y un poemario suyo hizo el nº 4 de la Colección Tigaiga, el pasado 14 de agosto ,en la Sala Cultural MAC de Santa Cruz. Dos momentos mágicos que reunieron en torno a los autores a muchos amigos a pesar de ser un mes en que la gente está muy dispersa.
En los “hornos” de Editorial Cursiva se cuecen ya los futuros libros de ACTE: “Londres no mira al mar”, de Isabel Expósito (poesía, Colección Tigaiga). “En 100 palabras”, de Albertine Orleans (narrativa, Colección Teide). “Cuentos excéntricos”, de Mª Teresa de Vega (narrativa; Colección Teide). Y el libro ganador del Concurso Amparo Walls de biografías y memorias “Espejismos en rosa y amarillo”, de la ganadora Alicia Contreras.
Ahora, comienza la preparación de las actividades de septiembre. Nuevas ilusiones, nuevos sueños por cumplir, nuevos retos y una maravillosa convivencia literaria que tendrá lugar en el mes de octubre. 
Volverán nuestras entrañables Tardes de Aguere, nuestros encuentros aquí y allá, nuestros Clubs de lectura, las Tertulias de Alisios de verso y prosa, nuevos proyectos…
Da gusto retornar a mi Mundo de letras.