Un taxi en la isla de Tenerife | ARCHIVO

A punto de reventar...

AdminsitradoresFincasSC

El Sector del Taxi está a punto de reventar. Otro daño colateral más que añadir a la larga lista. Y no son diferentes al resto de los mortales, para nada, todo el mundo está sufriendo. Pero estos, están además casi en silencio, porque yo no los he oído apenas maullar. Ayer tuve que pillar uno y el taxista no hacia más que lamentarse y suspirar de desidia. Llegué a pensar que era porque mi “carrera” era corta, pero no...

Le pregunté con serenidad: “¿Le pasa algo hombre...está disgustado porque vayamos cerca?”. El hombre tardó un momento en reaccionar y pedir disculpas. “No es usted, perdone señor...es que este día a día me esta matando”. Y se explicó: están trabajando solo 15 días al mes, por decreto, pero tienen que pagar sus impuestos completos de mes entero, como siempre. ¿Lo ven normal? ¿Se imaginan ustedes, que trabajaran el mes completo y les pagaran la mitad del sueldo? Pues eso. Así estaba el hombre.

Los taxistas, como tantos otros autónomos, están siendo de los grandes perjudicados por la crisis económica del Virus. “Se han olvidado totalmente de nosotros”, me contaba apesadumbrado el hombre, con un nudo en la garganta. Para llevar un sueldo a casa, decía, a trabajar el doble. “Casi hace tres días que no veo a mi mujer y a los niños, no me llega, y hago 15 horas diarias”.

Me cuentan que Ayuntamientos como SCTFE o La Laguna, negocian ya ayudas para paliar el desastre. Si no, muchos taxis se quedarán en breve en el garaje. Y es verdad que ellos mismos reconocen que hay muchas “licencias” trabajando. Que son demasiados. Pero eso no se arregla en dos días, y los pagos a Hacienda no esperan. Para pedir créditos de empresa, una odisea. Para recaudar, puntuales como un reloj suizo con pistola en la mano.

Los autónomos, y en este caso los taxistas, están sufriendo lo indecible. Parecen unos desgraciados más en la cola de la miseria. En países como Dinamarca o Alemania, fueron los primeros en ser reflotados por los Estados, porque las PYMES (no hace falta ser Premio Nobel para intuirlo), son el gran músculo económico de un país. Aquí, a trabajar más y a pagar los mismos impuestos. Todo un ejercicio de Economía Aplicada.

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Banner-Campaña-1300x200