Los espectáculos del Etna

De entre el sinfín de espectáculos que dan cuenta del enorme poder en la naturaleza, las que ofrece de manera periódica el volcán Etna, situado en la isla italiana de Sicilia, es sin duda uno de los más llamativos. Las sorprendentes explosiones incandescentes, emisiones de cenizas y coladas de lava son únicas.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de la ciudad siciliana Catania mantiene un control exhaustivo de toda la actividad que genera el volcán. La última se inició el pasado 23 de enero y fue intensificándose de manera gradual hasta que los temblores volcánicos alcanzan sus niveles más elevados y se pueden ver fuentes de lava brotando hacia el cielo que suelen superar varios cientos de metros de altura.  También se aprecian explosiones de fuego y una colada de lava.

Estos fenómenos no suelen constituir un peligro para las personas, aunque los habitantes de las localidades más cercanas, Zafferana y Linguaglossa, suelen notar una modesta lluvia de cenizas y suele ser necesario cerrar las carreteras cercanas y hasta el aeropuerto de Catania.  El Etna tiene 3.322 metros de altura y está situado en la parte oriental de la isla de Sicilia, entre las provincias de Mesina y Catania