Japón acusa a Corea del Norte de "grave provocación" tras el lanzamiento de un misil hacia sus costas

El Gobierno de Japón condenó hoy miércoles el nuevo lanzamiento de un misil balístico desde Corea del Norte en dirección al Mar del Este (Mar de Japón), una prueba que calificó de "clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas". 

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, afirmó en declaraciones a los medios que el lanzamiento supone "una grave provocación desde el punto de vista de la seguridad", y añadió que éste "no puede ser tolerado".

Corea del Norte lanzó hoy un misil balístico de medio alcance desde su costa oriental que recorrió unos 60 kilómetros en dirección al Mar del Este (Mar de Japón) y cayó fuera de la zona económica exclusiva de las aguas territoriales niponas, según el Ejército surcoreano.

Tras el lanzamiento, altos cargos de los ministerios de Defensa de Tokio y Seúl mantuvieron una conferencia telefónica para intercambiar información y coordinar su respuesta, explicó el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga.

"Trabajaremos estrechamente con Estados Unidos, Corea del Sur y otros socios para tomar todas las acciones necesarias con vistas a proteger a nuestra población y nuestros territorios en cualquier situación", dijo el primer ministro nipón.

Tipo de misil
Corea del Norte disparó lo que parece ser un Pukguksong 2 (Estrella polar-2, en coreano) desde Sinpo, en la provincia de Hamgyong del Sur, al Mar del Este (Mar de Japón), a las 06.42 hora de Seúl (21.42 GMT del martes), según confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano. 

Este último lanzamiento se produce la víspera de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reciba en Florida a su homólogo chino, Xi Jingping, en un encuentro que tendrá a Corea del Norte como tema principal.

El régimen de Pyongyang ya lanzó el pasado 6 de marzo cuatro proyectiles balísticos de medio alcance, tres de los cuales cayeron en aguas de la Zona Económica Especial (EEZ) de Japón, a apenas unos 200 kilómetros de la costas del archipiélago, y hace dos semanas realizó otro ensayo de misiles aparentemente fallido.