Xavier Riera y Javier Báez: "Jaxana es un cúmulo de experiencias"

Entrevistamos a Xavier Riera y Javier Báez, quienes están al frente de Jaxana.

 

¿Qué significa Jaxana?
Javier Báez explica que la denominación del restaurante santacrucero viene derivado del acrónimo (la unión de letras o sílabas del principio y el fin de dos o más palabras) de nuestros dos nombres, de los dos socios propietarios, y después de buscar opciones nos pareció pegadizo y atractivo, y al fin y al cabo con cierta connotación asiática. Se da la anécdota de que incluso algunos clientes indagaban en internet para conocer a qué podía corresponder.

 

¿Cuál sería el titular, digamos de impacto, para definir el concepto de Jaxana y qué ofrece?
Xavier Riera considera que Jaxana es un restaurante diferente dentro de la oferta actual existente en la capital tinerfeña, con visos vanguardistas, decoración fantástica, mucho detalle en el mobiliario, la vajilla y la cristalería, la barra y la cocina abierta. Son cuatro espacios diferenciados: la barra de entrada, de coctelería de autor; la cocina abierta donde los cocineros sirven los platos y explican al comensal las elaboraciones; el comedor, con una distribución muy diferenciada y bonita; y un reservado que sirve de apoyo para el comedor, pero también para eventos (cumpleaños y presentaciones de productos, reuniones de empresas,…).

 

JaxanaPlato de Jaxana. Imagen: CEDIDA.

 

¿Cómo ha ido evolucionando el concepto de Jaxana y hacia dónde se dirige?
Xavier Riera subraya que Jaxana emprendió andadura con un concepto más de fusión y abundante muestra de la cocina del sudeste asiático. Sin embargo, hace poco que hemos cambiado de equipo y actualmente el chef ejecutivo es Mitsuru Maeda quien ha aportado una vertiente más purista, más japonesa, sin olvidar esas especialidades que han cautivado a lo largo de los dos años de trayectoria del restaurante. Así pues, los comensales pueden disfrutar de una amplia posibilidad de sushi y bocados fríos, y luego también de productos estrella que no hemos querido quitar de la carta, ya que la gente estaba acostumbrada y quiere seguir disfrutando de ello.

 

"Tenemos en perspectiva muchas novedades –indica Riera-, con una carta de coctelería a la que siempre hemos querido dar salida y habituar al chicharrero a que venga a degustar esos combinados con los que queremos ser referente en la ciudad. Otra puesta en marcha es la de la cocina take-away, para explorar en una iniciativa en la que se ha contado con un packgaging muy en consonancia con la elegancia del establecimiento", indica Báez.

 

Para Báez, es importante destacar las primeras experiencias de llevar catering a inauguraciones y aperturas de establecimientos, cumpleaños en casa o cualquier tipo de reunión de empresa. “Es una parte de mercado en la que podemos explorar y que nos parece muy interesante".

 

JaxanaPlato de Jaxana. Imagen: CEDIDA.

 

¿Qué se puede decir al público que aún no conoce Jaxana para que se animen a acudir y qué se van a encontrar?
Xavier Riera hace hincapié en que Jaxana es un cúmulo de experiencias. Puedes empezar con un cóctel de autor que marida muy bien con esta cocina asiática. Además, con nuestro equipo de Sala, con la sumiller Erika Sanz a la cabeza, en realidad es fácil dejarse llevar por esos consejos para adaptarse a los gustos personales. También en la barrasushi siempre contarán con las indicaciones para adaptar las predilecciones a la hora de elegir entre los crudos, los fritos, los calientes... También se va a poder disfrutar de una extensa carta de vinos.

 

En definitiva, Jaxana reúne cuatro experiencias en una oferta diferenciada. El menú ejecutivo que servimos semanalmente cambia toda la semana y ofrece una agradable cocina asiática; luego, la oferta de comida a la carta con ese carácter japonés sin olvidarnos de los platos que nos han hecho brillar todo este tiempo con esa gastronomía del sudeste asiático. Asimismo, la experiencia del menú gastronómico en el que tocamos productos top (ostras, caviar, cangrejo…) y de gran calidad, y, por último, esa experiencia en barra que no tiene nada que ver con la de sentarte en una mesa. Es una sensación diferente porque son los cocineros los que te guían y aconsejan, y los que están pendientes. Como se puede comprobar, cuatro experiencias diferentes en un mismo local.