El sector vitivinícola de Canarias bajo el prisma de cuatro expertos

El formato online volvía a convertirse este fin de semana en aliciente para que cuatro expertos del sector vitivinícola dejaran apuntes para aclarar el panorama generado por la Covid-19 en estas áreas productivas y específicas del viñedo y la elaboración del vino.

La marca de comunicación Canarias Gourmet, con José Garavito como moderador y Leonor Mederos y su equipo en el 'backstage', reunió gracias a las conexiones a través de internet a grandes conocedores del mundo del vino canario, que abordaron aspectos esenciales. El panel de expertos estuvo conformado por Jonathan García Lima, Bodegas Suertes del Marqués; Edgar Sabina, Técnico del sector primario de Canarias; Gabriel Morales Francés, viticultor y enólogo, y David Noel Ghosn, presidente de los sumilleres canarios y profesor de Hostelería.

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/30/13/5GM76IC9PD3DEUR41FQO7NBK7KNK0P8I/DP7J02VAW3EZORTH.jpg

Para Gabriel Morales, “los agricultores estamos siempre en la incertidumbre y el Covid ha formado parte de esto que siempre manejamos en el campo; ha frenado las ventas, cierto, pero a mi juicio buena parte de las bodegas están vacías y se puede colocar la uva, que hay que decir que la cosecha tampoco viene demasiado cargada. Hasta que no empecemos en la vendimia –agregó– no sabemos qué va a pasar”.

Morales apuntó que “hay stock pero no en exceso. Otra cosa es que se tenga liquidez para adquirir la uva. Llevamos años en los que se están abandonando los viñedos y por varios factores, pero veo con cierto optimismo el hecho de que se va a poder colocar esa uva”.

Acerca de las ayudas a los sectores, “no sé de planes específicos pero sí se han presentado solicitudes al Gobierno canario y los Cabildos; la liquidez se podría solventar con subvenciones con intereses bajitos. El caso es que el viticultor es la siempre la parte más débil de la cadena y se le debería defender también con precios justos”.

A cuenta de la profesionalización, reconoció que “tiene que subir el nivel y es que, además, si no hay una superficie mínima para que la producción sea rentable no merece la pena. Hay que buscar soluciones y llegar a acuerdos con otros propietarios y agricultores aunque sabemos que es complicado. Tenemos que estar unidos para que tengamos más luz en el sector”.

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/30/13/5GM76IC9PD3DEUR41FQO7NBK7KNK0P8I/ZUUU2XVPMQLX217H.jpg

Los contertulios y el moderador en un momento de la conexión | FB

“¿Por qué no unificar un consejo regulador potente que unifique los once existentes para que se refuerce el sector? –se preguntó–. Esto, insisto, es complicado. ¿Quién cede primero?”

“La clave es, sin duda, apostar por la calidad y buscar nuevas vías de comercialización. El formato online puede ser una solución para pequeñas bodegas y hay que mejorar, al final, las plataformas logísticas. Llegar a los sitios de forma más ágil y eficaz.”

A las preguntas de Garavito, Jonathan García advirtió que “ciertas ayudas que tenemos todos los años en junio vienen con un 80 por ciento menos de cuantía de lo que suele ser un año normal, un hecho que no deja de ser curioso. En Lanzarote, por ejemplo, sí sé que tienen más stock que en Tenerife”.

"¿El canario y su vino?" –cuestiona el moderador–. "Deberíamos basarnos mucho en el conocimiento y formación, y saber de perfiles de consumidores canarios-as que no están familiarizados con ciertas variedades autóctonas. Tampoco es que tengamos tanta amplitud y especialización de sumillería en Canarias.”

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/30/13/5GM76IC9PD3DEUR41FQO7NBK7KNK0P8I/JJKGS010G74GSRL8.jpg

Los invitados abogaron por una mayor unión, pero creen que por ahora es una utopía | FB

Acerca de la exportación, “a mí me va a dar una vía interesante porque hay países en los que se van a reactivar los pedidos. Ahora los vinos canarios son conocidos internacionalmente en contraste con un mercado local que está muy delimitado; hay países como Estados Unidos o los Países Nórdicos que dan muchos balones de oxígeno a bodegas como es el caso de Suertes del Marqués”.

Para García Lima, “está claro que la unión daría mucho a nuestro sector, pero ¿quién coge el mando de eso?" "¿Y quién le pone el cascabel el gato?”, hizo hincapié Garavito.

David Ghosn afirmó que, con experiencia, “son unos treinta sumilleres en Canarias pero todo está cambiando y vamos de la mano con otras asociaciones. Nuestras elaboraciones son buenas y hay que saberlas ofrecer. Por otro lado, hay cursos de formación por el Instituto Canario de Empleo y profesionales que salen y se preparan… incluso durante el confinamiento han abundado conexiones especializadas por internet”.

“He visto detalles de cómo sumilleres en restaurantes de Madrid defienden nuestros vinos o que estén presentes en catas a ciegas de importancia. Eso da mucho orgullo.”.

“Siempre pensamos en los profesionales pero también hay que centrarnos en la formación de base, en esos alumnos que son el futuro o el presente inmediato. También concienciar a los empresarios, ya que también están mejorando las propuestas temáticas de restaurantes dentro de los hoteles, y por eso tenemos que seducir a los visitantes con una mejor exposición del vino canario.”

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/30/13/5GM76IC9PD3DEUR41FQO7NBK7KNK0P8I/8NDL5CESHXUW1CG1.jpg

Formación y otras claves de comercialización fueron tratados en la conversación on line | FB

Ghosn afirmó que “es importante tener en cuenta, en toda su amplitud, proyectos globales de la restauración canaria. Los Cabildos han sido los que han tirado del carro, pero tenemos que saber algo fundamental: unión es igual a compromiso, y hay bodegueros y personas de los sectores que piensan que les va mejor ir por libre. También los encuentros feriales, los Saborea de cada isla… van favoreciendo más amplias prestaciones del vino canario”.

“Abogo –subrayó– por seguir apostando por el consumidor final en casa, y el formato de entrega online ha funcionado durante la pandemia. Vamos a tener más presencia y reuniones en casa, y comidas, y ahí radica una fortaleza a tener en cuenta en estos tiempos digamos ‘diferentes’ que se avecinan”.

“También sería interesante abrir otras vías (cosmética, etc.) y estas claves: embellecimiento de las bodegas (enoturismo), posicionamiento en buscadores (google) y optimización de los mensajes y comunicación a través de las redes sociales.

Edgar Sabina se mostró convencido de que “ya se están gestionando ayudas a bodegas en distintos proyectos y, por lo general, me consta que se va a recoger la uva a los viticultores con los precios establecidos del pasado año. Por ejemplo, las bodegas han reaccionado con presencia en Alimentación y en Horeca”.

“El canal online ha dado también otro espaldarazo –afirmó Sabina– para repartir en Canarias o para que sus distribuidores lo lleven al domicilio. En principio no es un panorama tan negativo.”

“¿Podría haber desapariciones de bodegas?" Quizá pero las que son profesionales van a aguantar bien y van llevar razonablemente la cadena desde la uva a la elaboración y la comercialización final.

“Unidos, por supuesto, seríamos más fuertes. Pero sinceramente me parece que, hoy por hoy, es una utopía. Se intentó en algún momento pero no se consiguió, pero en cualquier caso necesitamos que el sector se profesionalice, tanto en la bodega como en la sala”, hizo hincapié.

Edgar Sabina aclaró, finalmente, que “la Alimentación se va a convertir en un desahogo para que algunos bodegueros puedan optar a ingresos. ¿Pero los precios de los canarios frente a otros peninsulares?”...

Aún falta camino por recorrer.