vermut de tenerife (1)

Vermut de Tenerife, el nuevo proyecto vitivinícola que apunta alto

Tubigú

Este lunes se ha presentado en la Casa del Vino de El SauzalVermut de Tenerife’, la nueva línea de trabajo del Cabildo de Tenerife, que ha impulsado para fomentar la diversificación de la oferta del sector vitivinícola de la isla.

Los encargados de mostrar el nuevo proyecto han sido el consejero Insular del Área de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, y la responsable de la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo, María Hontoria Fernández.

Además, han estado acompañados de representantes de las tres bodegas que ya tienen en el mercado sus propios productos, como son la Bodega Comarcal del Valle de Güímar, con Brumas de Ayosa; la Bodega Lacasmi-Sociedad Cooperativa Agrícola San Miguel, con Malvillo; y Bodegas Insulares de Tenerife, con la marca Humboldt.

Vermut de Tenerife "es la generación de una línea de producto de calidad"

Javier Parrilla comentó que la diversificación de un producto tan propio “como nuestros vinos” -teniendo por delante el consumo responsable- va a permitir una nueva línea de negocio que puede generar no solo una base o estabilidad a ciertos excedentes que pudiera haber, sino también la “generación de una línea de producto de calidad, puesto que tenemos los vinos bases de estos productos son de altísima calidad”.

Señaló también que la comercialización de los productos de Tenerife “no tiene por qué quedarse en nuestra isla”.  En este sentido, argumentó que tenemos que saber que “Tenerife tiene las dimensiones que tiene y la producción del sector primario es la que es, pero en ningún caso, porque tenemos todos los análisis, desmejora con nada que haya en el mundo, tanto en vino, como en productos vegetales, la pesca o nuestras carnes”.

Las cuatro líneas de trabajo

Por otro lado, María Hontoria explicó las cuatro líneas de trabajo de su Unidad: control de calidad a través del laboratorio insular, la promoción, la experimentación -“de la que surge la idea de un nuevo producto para las bodegas de Tenerife como es el vermut”- y el fomento, “que son todas las acciones que hacemos para ayudar al sector”.

Además, recordó que la idea del proyecto se inició en 2014, cuando vieron la posibilidad de adentrarse “en un proyecto nuevo que consistía a partir de un producto, como es el vino, juntarlo con la otra característica del vermut y hacer un producto de calidad”. En 2016 se asomó públicamente esta “aproximación a un vermut de Tenerife” por primera vez en GastroCanarias, con el objetivo de ser un producto de calidad, “pero diferenciado”.

Para ello, se trabajó con la experimentación de 40 botánicos, “jugando con distintos tiempos de maceración” y resaltando el imprescindible en el vermut: la artemisa. “Nosotros tenemos una artemisa local, que es lo que conocen por incienso canario. Es el que le da ese olor característico y ese sabor más amargo al vermut”.

Los tres Vermut de Tenerife en el mercado

José Luis Hernández, enólogo de Bodega Lacasmi-Sociedad Cooperativa Agrícola San Miguel, presentó el vermut Malvillo. “Es un vermut con una imagen muy fresca, muy joven y muy novedosa. Es un vermut rojo, tiene una base de listán negro y lleva artemisa canariensis y 20 botánicos más en distintas proporciones. En principio, tiene unos 15 grados de alcohol y viene en botella de un litro. Está en venta en la cooperativa San Miguel y en otros establecimientos”, dijo Hernández.

Por su parte, Pedro Lorenzo Díaz, enólogo de la Bodega Comarcal del Valle de Güímar, comentó que su idea “es un vermut blanco y entra en la categoría de los semidulces, porque tiene como 90 gramos de azúcar y 15 grados de alcohol. Tiene 15 botánicos en la que no puede faltar la artemisa canaria. Se puede tomar sin hielo y es un vermut juvenil. Ha tenido buena aceptación y este es el tercer año”, explicó.

Por último, el gerente de Bodegas Insulares, Miguel Sánchez, presentó el vermut Humboldt, hecho con su popular vino del mismo nombre. “Nuestro vino Humboldt es del año 2001, con más de 18 años en barrica. Un vino definido como ‘excelente’. Con ese enfoque, nos fuimos directamente a hacer un vermut Premium, a estar en la gama Premium e intentar coger ese segmento de consumidor”, señaló Sánchez, que también discernió las claves de los aromas de su producto. “El vino se ha aromatizado con botánicos de la isla de Tenerife y mucho de ellos nos los ha facilitados nuestros propios viticultores que tienen en su finca y esa artemisa canaria que le da ese toque final. La nota de cata es un caoba oscuro donde predomina el cardomomo, la canela, tiene toques de chocolates y esa potencia que caracteriza al vino Humboldt”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...