Una treintena de desalojados en Las Palmas al ceder un muro de contención

Los servicios de emergencia de Las Palmas de Gran Canaria han desalojado por precaución de sus viviendas a 29 vecinos tras ceder una estructura de hormigón de contención de la ladera del Paseo de Chil, sin que se hayan producido daños personales, según informa el Ayuntamiento.

El muro afectado se rompió sobre las 2.30 horas de la madrugada. El derrumbe no afectó a la estructura de ningún edificio, pero los técnicos han recomendado, por precaución, desalojar las viviendas situadas encima del muro y a su lado.

La estructura afectada, de propiedad privada, está fabricada con un gunitado de hormigón y acero encima de la tierra que servía de contención a la ladera, precisa el Consistorio, en un comunicado. Los técnicos municipales trasladados a la zona consideran que las lluvias de los últimos días han podido ser la causa de que cediera.

Los servicios de emergencia han acordonado una zona de seguridad en torno al derrumbe que afecta al tramo de Paseo de Chil que va desde la calle Bravo Murillo hasta la calle Capitán Eliseo López Orduña, por lo que se han producido varios desvíos de tráfico.

El alcalde, Augusto Hidalgo, y las concejalas de Seguridad Ciudadana y Fomento, Encarna Galván e Inmaculada Medina, se desplazado al Paseo de Chil desde primera hora para reunirse con los técnicos del plan de municipal de emergencias.

Los servicios municipales han atendido sobre el terreno a los 29 evacuados y finalmente se procedió a realojar a 12 de ellos en un hotel de la ciudad. Los otros 16 desalojados decidieron acudir a casa de sus familiares. Los servicios sociales del Ayuntamiento se van a entrevistar con las personas evacuadas por si necesitan alguna asistencia especial.