Una remontada sin precedentes

“Hay que estar tranquilos, porque falta por disputarse media Liga”, “aún hay tiempo de pelear por objetivos importantes”, “todavía quedan sesenta puntos en juego”, “si sumamos de tres en tres, tendremos nuestras opciones”... Los mensajes de confianza transmitidos por los jugadores y técnicos del Tenerife tras la derrota sufrida el sábado en Zaragoza invitan a pensar que el equipo blanquiazul mantiene opciones de disputar los 'playoffs' de ascenso a Primera División. Las matemáticas no dicen lo contrario, pero la historia nos recuerda que no hay precedentes de éxito en una remontada como la que está obligada a afrontar el grupo de Martí.

Ningún equipo ha disputado los 'playoffs' tras recuperar siete puntos en las veinte jornadas finales

 
La clasificación dice que, para disputar las eliminatorias de ascenso, el Tenerife debe remontar siete puntos cuando quedan sesenta por disputar. Y las matemáticas indican que es posible. Sin embargo, la historia nos recuerda que, desde que instauraron los 'playoffs', hace ya siete temporada, nadie lo ha logrado. El Valladolid 10-11, el Alcorcón 11-12 y el Girona 15-16 sí lograron recuperar seis puntos, pero no pudieron subir a Primera División. Sí lo hizo, de forma directa, el Villarreal 12-13, que estaba a siete puntos del ascenso pero a sólo uno del 'playoff'. Y que pudo ir primero a por un objetivo cercano... y luego por el premio gordo. 

Para ello, aquel Villarreal –con Marcelino recién llegado al banquillo– logró trece triunfos, seis empates y sólo una derrota en las veinte jornadas finales. Los casos de los equipos que remontaron seis puntos para ir a los 'playoffs' también incluyeron espectaculares rachas. Así, el Valladolid 10-11, con Abel como técnico, sumó diez victorias y una única derrota en quince jornadas durante la segunda vuelta. Y el Alcorcón 11-12 que dirigía Anquela firmó nueve victorias en once partidos para entrar en el 'playoff'. Finalmente, el Girona 15-16, ya con Machín en el banquillo, sólo sufrió dos derrotas en una segunda vuelta en la que totalizó 41 puntos. 

Image

Estos números parecen palabras mayores para el Tenerife 17-18, que debe remontar siete puntos para entrar en la 'zona de playoffs' y hacerlo desde la undécima plaza. Y eso implica adelantar al menos a cinco adversarios. Además, los antecedentes de Martí en el banquillo blanquiazul no recogen rachas tan exitosas. De hecho, el Tenerife no ha logrado tres victorias ligueras seguidas con el técnico balear. En el curso 15-16, el mejor parcial lo presentó al encadenar diez jornadas sin perder, con cinco victorias y cinco empates. Y la temporada pasada su mejor registro fue similar: once encuentros sin derrotas, con seis triunfos y cinco igualadas. 

Y ahora, ni siquiera una racha así le bastaría al Tenerife 17-18 para meterse en los 'playoffs'. Una misión que las matemáticas insisten en calificar de posible, pero que no tiene precedentes en la historia.