Una buena alimentación: Lo que no te cuentan

Tuvigú

Mantener una buena salud es una de las prioridades, si no la que más, del ser humano desde que nace. Llevar una vida saludable responde al compromiso de cada uno consigo mismo y son varios los factores que pueden ayudarte a conseguir que a medida que pasen los años, siempre te mantengas sano.

El deporte, la limitación o eliminación de los excesos y, sobre todo, la alimentación son las claves para conseguir este objetivo de una vida saludable.

Según informa la Organización Mundial de la Salud, una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebro vasculares y el cáncer.

Y esta definición es válida para todos, pero más aún para los más pequeños de la casa. Y es que una alimentación saludable es la que cubre las necesidades nutricionales y fisiológicas de los niños para asegurar un correcto crecimiento y desarrollo.

Dentro del mensaje claro de lo que necesita una dieta nutricional para el ser humano, hay dudas sobre qué dietas son mejores. No hay unanimidad entre los profesionales para decidir cuál es la más efectiva, aunque sí hay unas directrices claras a seguir que se podrían resumir en los siguientes consejos que conformarían un plato saludable:

- La mayoría de las comidas debe tener de protagonista a verduras y frutas.

- Incluir algo de cereales integrales.

- No puede faltar proteína, como el pescado, el pollo, huevos, legumbres o las nueces.

- Aceites de plantas saludables: de oliva, soja, maíz, girasol...

- Suprimir las bebidas azucaradas y beber mucha agua.

Para los pequeños también hay una serie de recomendaciones que, más allá de mantenerles sanos, les ayudarán a un desarrollo físico mucho más saludable:

- Cinco o seis comidas diarias.

- El desayuno, imprescindible.

- Frutas y verduras, que no falten en su menú del día.

- El pescado también debe estar en su dieta: proteínas, minerales, vitamina y omega-3.

- Consumir alimentos ricos en fibra.

- Deben limitar solo a ocasiones especiales los zumos envasados, bebidas gaseosas, bollería, patatas chips y las comidas rápidas.

- Los productos deben ser cocinados con técnicas que generen muy poca grasa, como pueden ser a la plancha o al horno.

- Y por supuesto, como los adultos, mantenerse activos y con más razón en esta edad del desarrollo corporal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre