Un pinchazo telefónico confirma comisiones de hasta el 30 % en el caso Faycán

El pago de sobornos a cargos públicos y técnicos del Ayuntamiento de Telde encausados en el "caso Faycán" ha sido constatado al escuchar una conversación telefónica donde un empresario acordaba con Francisco Gordillo, asesor de una concejal, engordar un 30 % sus facturas como comisión. 

"Tengo que subirle un 30 % de lo tuyo", decía en esa conversación Felipe Ojeda, encargado de una ferretería que ha corroborado a la Audiencia de Las Palmas la autenticidad de esa conversación y también que cobró de la corporación materiales destinados a una reforma de la sede del PP de Telde mediante facturas falsas (Ojeda es uno de los empresarios que al comienzo de la vista se declararon culpables de cohecho, al reconocer que pagaban sobornos).

Aprovechando que en su establecimiento "todos los días entraban pedidos de material del Ayuntamiento", del que la ferretería era un proveedor asiduo, Ojeda ha admitido que acordó con Gordillo suministrar, por ejemplo, rodapiés que eran para las oficinas del partido pero cuyo coste acababa por abonar la corporación a cuenta de consumibles de oficina que en realidad nunca llegaba a recibir.

Con lo cual, las referidas facturas "correspondían a material que realmente nunca se sirvió", en tanto que "lo que sí se sirvió iba para la reforma de la sede del PP", ha resumido el fiscal en una interpelación a ese testigo, que ha asentido a sus palabras.

Felipe Ojeda ha reconocido, así mismo, la veracidad de la grabación de la conversación telefónica mantenida con Francisco Gordillo que se ha podido escuchar en la vista oral del proceso, donde, en tono distendido, hablan sobre el dinero a embolsarse a cuenta de las arcas públicas al negociar la cuantía de distintas facturas.

"Tú ponle un 30 y un 20" por ciento de más, le dice Gordillo al encargado de la ferretería en una ocasión, mientras que en otra le confirma que sus cálculos sobre una cantidad a cobrar del Ayuntamiento son correctos pero apostilla: "...a no ser que tú quieras subirle algo más".

Y, ante otra intervención en la que Ojeda le recuerda que están "hablando de 45.000 euros" de los que "faltan 27.000 euros" por abonarle en una de sus operaciones, le dice: "Tú estáte tranquilo con eso".

El administrador de la ferretería Felipe y Nicolás Ojeda ha precisado, por otra parte, a preguntas de la defensa María del Carmen Castellano, que él no trató directamente con esa política, que era concejal de Desarrollo Local y presidenta del PP de Telde cuando ocurrieron los hechos que se juzgan, en el mandato comprendido entre 2003 y 2007. 

"Yo nunca hablé con ella" al negociar los sobornos, ha declarado el empresario, que, cuestionado sobre si, pese a ello, le constaba si María del Carmen Castellano tenía noticia de esos tratos, ha asegurado que ignora si los conocía o no.

La representante legal de la entonces responsable de Desarrollo Local también ha interrogado sobre si sabía si su defendida "estaba al corriente de las irregularidades" a otro de los implicados en la trama del "caso Faycán" que ha comparecido como testigo, el técnico municipal Jorge Rodríguez, que ha contestado negativamente. 

"Cuando empecé a preparar la defensa con mi abogado vi que (Castellano) había firmado el decreto" que daba vía libre a una de los operaciones investigadas, ha relatado Rodríguez, que ha destacado, además, que ese hecho "le extrañó" porque se trataba de un asunto que no era de su competencia sino de la Concejalía de Contratación, de la que era titular otra de las imputadas, María Antonia Torres, ya fallecida.

Si bien ha aclarado a continuación: "Después me enteré de que estaba de vacaciones la concejal del área" en ese momento, por lo que había delegado sus competencias temporalmente. 
Jorge Rodríguez ha declarado en una sesión en que estaban citados a declarar, además del técnico municipal, cinco de los empresarios que han reconocido que pagaron sobornos en el marco de la trama del "Faycán" pero ha durado apenas una hora, a pesar de haber comparecido todos ellos.

La razón ha sido que se trataba de personas que ya días atrás habían admitido los hechos que se les imputaban, tanto en relación a ellos mismos como a otros acusados, por lo que el Ministerio Fiscal ha renunciado a formularles preguntas, salvo en el caso de Felipe Ojeda, y solo algunos de los abogados defensores presentes han pedido aclarar pequeños detalles a algunos de los comparecientes.

Entre ellos estaba el director de la constructora Mazotti, Alejandro Navarro, acusado en la causa de cohecho y delito contra el mercado, que, en una obra declaración instada por la defensa de otro imputado, el entonces concejal de Ordenación Territorial y secretario general del partido Ciuca Agustín León, ha asegurado que no le conocía y "nunca" trató con él sobre adjudicaciones de obras.

Navarro sí ha detallado cómo pagó en una ocasión una comisión a Francisco Gordillo y cómo luego, según ha relatado, este le llamó y le preguntó "por qué era esa cantidad". "Y yo le dije que porque era la que había considerado", ha añadido.