Un obispo estadounidense promueve ayuda a migrantes en la frontera México-EE.UU.

El obispo estadounidense Mark Seitz, participó este jueves en la inauguración del Fondo de Asistencia para Refugiados Fronterizos en la urbe mexicana de Ciudad Juárez, según informó la diócesis de El Paso (Texas, Estados Unidos).

El fondo, que ha sido promovido por el obispo Seitz, ofrecerá ayuda a mujeres migrantes embarazadas en Ciudad Juárez, población del norteño estado mexicano de Chihuahua, en la frontera con El Paso, señaló la diócesis en un comunicado. 
"La situación aquí en la frontera nos ha desafiado a todos a trabajar más unidos, si bien ha cerrado un poco las brechas entre católicos, protestantes y otras comunidades religiosas, pero la gracia también nos ha llevado a trabajar aún más de cerca a través de las fronteras", declaró Seitz durante su visita a Juárez. 

Ciudad Juárez es uno de los puntos más utilizados por los migrantes para entrar a Estados Unidos y en esta población se han presentado problemas los últimos meses por la llegada de migrantes que buscan asilo político en Estados Unidos.

Durante su visita a Juárez, el obispo Seitz se reunió también con algunas organizaciones a las que han apoyado con fondos para tratar de reducir los problemas que la crisis migratoria genera del lado mexicano. 
Seitz, de 66 años de edad y obispo de El Paso desde el 2013, se hizo famoso tras arrodillarse el 1 de junio en protesta por el racismo y la brutalidad policíaca en Estados Unidos tras la muerte del afroamericano George Floyd, ocurrida el 25 de mayo de 2020. 
La muerte de Floyd a manos de un policía de Mineápolis (Minesota) provocó innumerables manifestaciones bajo el movimiento "Black Lives Matter" (las vidas negras importan). 
El Fondo de Asistencia para Refugiados Fronterizos ha convocado durante el último año a reunir fondos de apoyo a las comunidades fronterizas y a los migrantes que esperan en la frontera con México la decisión de asilo estadounidense. 
"Nuestras ciudades hermanas en México enfrentan el desafío sin precedentes de satisfacer las necesidades humanitarias básicas de los refugiados obligados a permanecer en ese país mientras hacen sus solicitudes de asilo", explicó la organización.