Un grupo de españoles viaja a Madrid en el sexto operativo de repatriación desde Lima

Un grupo de 280 personas, españoles en su gran mayoría, regresan este sábado a Madrid, procedentes de Lima, en el sexto operativo organizado por la embajada de España en Perú, después del cierre de fronteras aéreas por la emergencia sanitaria decretada en el país para combatir la pandemia del COVID-19.

Los españoles y otros ciudadanos de la Unión Europea se congregaron en los exteriores del consulado español en Lima para abordar una decena de buses, que los condujeron al aeropuerto militar para abordar su vuelo con la aerolínea Iberia
Si bien este es el último vuelo programado de regreso para España, no se descarta que en las próximas semanas se habiliten más servicios de este tipo para continuar con las repatriaciones. La nave despegó a las 13.30 horas de Lima (18.30 GMT) y llegó a Madrid en la mañana del domingo 19.

Entre los viajeros hay familias completas, con niños e incluso mascotas, mujeres embarazadas, adultos mayores con algunos problemas de salud, estudiantes, turistas y peruanos con doble nacionalidad que pasaban una temporada con sus familiares.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria en Perú a mediados de marzo, la embajada ha repatriado a 1.200 españoles, con lo cual sube hoy a unos 1.500 los retornados a su país en las últimas semanas, tal y como indicó un portavoz del consulado. 

DIVERSOS CASOS DE TRASLADO

La española Marcia Ruiz, de 39 años, regresa a Tenerife, en las Islas Canarias, con su hija de cinco años, después de perder el vuelo que tenía comprado para retornar a España el 5 de abril. "Estábamos visitando a familia que tengo aquí, pero ha sido realmente una odisea poder conseguir información para conseguir el espacio en el vuelo", declaró a Efe mientras hacía la cola para subir a los buses. 
Por su parte, María de Bilbao, llegó en diciembre último a Perú y "en principio me iba a quedar hasta junio, pero en vista a esta situación, me voy ahora porque no quiero quedarme más y después no me pueda ir". El marido de María pudo viajar antes del cierre de fronteras y ella se quedó sola con sus dos mascotas en Lima y comentó que le costó "un poco" registrarse en el vuelo "porque no me dejaban por los perros".
El estudiante de Derecho Álvaro Gómez, de 32 años, procedente de Pamplona, llegó a Lima en marzo para hacer un intercambio en la Pontificia Universidad Católica del Perú durante un semestre en su último año de estudios. No obstante, la pandemia cambió por completo sus planes.
"En vista de las opciones, han cerrado la universidad y los cursos se van a realizar de manera online, así que nos han aconsejado volver a nuestros países", contó Gómez a Efe.El joven de Navarra vivía con doce estudiantes europeos en una casa, donde la mitad ya volvió a su país de origen.
La pandemia también encontró en viaje de trabajo al sacerdote italiano Mateo, de 30 años, que llegó de Valencia al puerto de El Callao, vecino a Lima, acompañado por una religiosa para impartir clases durante dos semanas.
"Había venido aquí con una religiosa, yo soy sacerdote, durante dos semanas teníamos que dar un curso a claustros de profesores del Callao y nos ha pillado aquí la pandemia, entonces nos han borrado los billetes de vuelta a España", relató.
El cura de la Congregación de Cooperadores de la Verdad prefirió tomar con entusiasmo esta situación, después de lograr registrarse en el vuelo organizado por la embajada española.
Según la Cancillería de Perú, más de 28.000 extranjeros han retornado a sus países de origen en vuelos de Estado, entre el 17 de marzo y el 16 de abril, mientras que el país ya tiene 300 fallecidos por el Covid-19 y más de 13.489 contagios.