El mes de julio abre la puerta al inicio de la recuperación turística

La Consejería de Turismo prevé para los meses de julio, agosto y septiembre el desarrollo de una actividad turística interinsular y, en el mejor escenario, la posible llegada de turismo exterior (nacional y extranjero) siempre con medidas de control tanto en origen como en destino.

Este hecho, señala una nota de la Consejería en la que se informa de la reunión del Consejo regional de Turismo, por volumen no permitiría una apertura del total de establecimientos, sino solo de parte de ellos, pero en cualquier caso, los que decidan abrir deberán estar preparados para ofertar garantías sanitarias.

Asimismo, las previsiones con las que se trabaja apuntan que en octubre habrá ya un control europeo de la epidemia y una mejora importante en la accesibilidad a test de verificación de contagio y anticuerpos, por lo que, a partir de esa fecha sería posible entrar en una etapa de cierta “normalidad” para el arranque de la temporada de invierno de forma gradual, indica la Consejería.

En la nota se recuerda, según las estimaciones de este departamento, con el peso que tiene el turismo en Canarias (35% del PIB y 40% de empleo) cada día que el sector está cerrado las arcas públicas dejan de percibir casi 7 millones de euros al día, una situación que, añade, a medida que se prolongue conduce al Archipiélago a la bancarrota regional.

Respecto a la reunión de los miembros del Consejo Canario de Turismo, sus miembros han acordado este miércoles trabajar de forma unificada en la preparación del destino Islas Canarias de cara a adelantar su reapertura en condiciones de seguridad frente a la pandemia global por el Covid-19.

El Consejo Canario de Turismo es un órgano asesor del Gobierno de Canarias en materia turística y en el que están representadas las principales organizaciones empresariales, sindicales y profesionales del sector, así como los siete cabildos insulares y la Federación Canaria de Municipios (Fecam), la estrategia para la recuperación urgente del sector turístico.

Cada día que el sector está cerrado las arcas públicas dejan de percibir casi 7 millones de euros al día, una situación que, añade, a medida que se prolongue conduce al Archipiélago a la bancarrota regional.

La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, ha aseverado en el comunicado de su departamento que no existe otra fuente productiva semejante que asegure el sostenimiento de las condiciones actuales de vida a corto y medio plazo, por lo que es vital para las islas la recuperación urgente del sector turístico.

La estrategia del Gobierno regional compartida hoy con el sector pasa por convertir a Canarias en un laboratorio de rediseño de procesos de toda la cadena de valor de la actividad turística, creando y verificando protocolos para cada servicio y minimizando cualquier riesgo con el fin de transmitir seguridad sanitaria.

Según la estrategia de Turismo, paralelamente será imprescindible la mutualización de los riesgos mediante un adecuado control previo en origen y un seguimiento en destino, es decir, por medio de la realización de test a todos los viajeros antes de subir a un avión y aplicando sistemas y tecnología de trazabilidad de los mismos.

El proyecto de laboratorio que lidera la Consejería de Turismo y para cuya dirección se cuenta con Cristina del Río, se llevará a cabo a través de un equipo multidisciplinar que abarque todos los procesos de la cadena de servicios turísticos y conformado por hasta 18 grupos de trabajo distintos, correspondientes a cada una de las actividades involucradas en el sector.

#SOCIEDAD | Fernando Simón recuerda que no todo el mundo puede usar #mascarillas y se ha referido a las personas con problemas respiratorios, los deportistas e incluso los niños. https://t.co/e8DojhM6L6

Estos equipos tendrán como cometido analizar las propuestas de medidas de instituciones internacionales y nacionales y crear los protocolos que falten para su aplicación en las distintas actividades bajo la premisa de criterios comunes sanitarios, de forma que se compatibilice la seguridad con la experiencia vacacional.

Turismo prevé en este sentido tener diseñados los distintos protocolos en mayo y su aplicación en junio próximo.

Además, para la revisión y propuesta de todos estos procesos se contará con la validación de un equipo profesional de epidemiólogos para avalar su eficacia, sugerir medidas adicionales o aconsejar sobre el uso de los productos adecuados.

Bajo la premisa compartida hoy por el Consejo Canario de Turismo de no forzar la apertura de la actividad turística sin garantías sanitarias tanto en los países de origen como en el destino, el calendario de trabajo propuesto por la Consejería de Turismo, con el que se prevé adelantar lo más posible la reanudación de la actividad turística, contempla para junio próximo retomar parte de su actividad en cada ámbito insular aisladamente e iniciar el movimiento interregional gradualmente.

Para ello, demanda que “la vigilancia sobre las fronteras debe ser estricta y rigurosa ya que no podemos arriesgarnos a otro rebrote y empezar de cero una nueva cuarentena que nos terminaría de hundir económicamente y a largo plazo”, según Yaiza Castilla.